/ viernes 30 de abril de 2021

Por reforma a Ley de Hidrocarburos Cofece podría ordenar la separación de Pemex

El organismo puede ordenar la venta de algunas partes de la empresa para que no concentre todo el poder

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) podrá dividir a Petróleos Mexicanos (Pemex) en varias empresas para revertir el monopolio que está con las más recientes reformas a la Ley de Hidrocarburos, advierten especialistas consultados por El Sol de México.

El pasado 20 de abril, la comisionada presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios Prieto, advirtió que el organismo a su cargo podrá iniciar investigaciones en contra de la petrolera mexicana por abuso de dominancia.

Esto, después de que el Congreso aprobó una reforma para eliminar las regulaciones asimétricas que limitan el poder dominante de Pemex en la venta de combustibles como las gasolinas, el diésel, el gas doméstico y estacionario.

Las cámaras de Diputados y Senadores aprobaron en nueve días una reforma al artículo 13 de la Ley de Hidrocarburos para regresarle el poder monopólico a Pemex en la venta de gasolina, gas, diésel y petroquímicos en el país.

Paul Sánchez, especialista del sector energético, dijo que la Cofece podría obligar a Pemex, por su poder monopólico, a vender parte de la empresa, para emparejar el mercado si encuentra conductas anticompetitivas.

Abril Moreno, socia directora de Perceptia21, recordó que un caso similar en la industria petrolera fue el de Standard Oil, una empresa estadounidense que dirigía John Rockefeller, a la que se le obligó a desmembrarse, luego de que se acreditó su carácter de monopólico.

Esta disolución provocó el nacimiento de empresas que hoy son líderes en el mercado internacional como Chevron, Exxon, Mobil, BP, entre otras.

“Si apelamos a que realmente existe un marco legal en México, eso deberíamos (su separación)”, acotó Paul Sánchez.

En 2015, la Cofece inició investigaciones contra la empresa ante las denuncias por discriminación de trato, es decir, por no brindar las mismas condiciones de suministro y venta de primera mano de diésel marino especial a distribuidores de este combustible.

Pemex se comprometió a eliminar estas acciones y proteger el proceso de competencia y libre concurrencia y pidió el cierre del expediente de forma anticipada.

Aunque, en 2018, la Cofece le impuso una multa de 418 millones 309 mil pesos por incumplir estos compromisos.

Paul Sánchez, destacó que la reforma está mal fundada y pretende regresarle el monopolio, toda vez que la justificación se basa en una determinación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para determinar que ya no existe un poder dominante de Pemex, cuando es la Cofece la única facultada por ley a determinar la competencia en cualquier mercado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

COMPETENCIA A MEDIAS

En noviembre de 2019, la CRE determinó que había cuatro mil 670 estaciones de servicio con imagen comercial distinta a la de Pemex, lo que demostraba una mayor cantidad de participantes, justificación de la iniciativa.

Según datos de la Cofece aunque hay diversos permisos y operan estaciones de servicio de diversas marcas distintas a Pemex, la paraestatal se mantiene como el principal oferente del mercado mayorista al suministrar 83 por ciento de gasolinas y 73 por ciento del diésel en 2020.

Abril Moreno dijo que Pemex podrá aprovechar su ventaja en el mercado para decidir de manera discrecional a quién le otorga descuentos “de manera tal que afecta la competencia”.

Sánchez Campos agregó que la regulación asimétrica no se creó, en 2014, para perjudicar a Pemex, sino para beneficiar a los consumidores y tener muchos más competidores. “Eso es lo que están deteniendo y lo que está generando atraso en la industria”, abundó.

Añadió que la reforma aprobada en el Senado es la culminación de todo un proceso legislativo para devolverle el monopolio a Pemex, toda vez que la anterior reforma a la Ley de Hidrocarburos, aprobada por el Congreso el 22 de abril, permite limitar y regular el número de competidores de la petrolera mexicana, lo cual se sumará a la regulación del mercado que podrá ejercer Pemex, como la principal abastecedora de gasolinas y diésel.

Especialistas del sector e incluso legisladores federales han advertido que las recientes reformas al sector hidrocarburos y que benefician a Pemex tendrán el mismo fin que la reforma a la industria eléctrica, que a dos días de su publicación oficial fue suspendida por un juez federal, así como que son objeto de juicios Tratado internacional por tratados tratados comerciales como el MéxicoEstados Unidos-Canadá (T-MEC), que en su capítulo 22 establece que no se puede otorgar beneficios a una empresa del Estado frente a competidores privados en un mercado, como la venta de combustibles.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) podrá dividir a Petróleos Mexicanos (Pemex) en varias empresas para revertir el monopolio que está con las más recientes reformas a la Ley de Hidrocarburos, advierten especialistas consultados por El Sol de México.

El pasado 20 de abril, la comisionada presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios Prieto, advirtió que el organismo a su cargo podrá iniciar investigaciones en contra de la petrolera mexicana por abuso de dominancia.

Esto, después de que el Congreso aprobó una reforma para eliminar las regulaciones asimétricas que limitan el poder dominante de Pemex en la venta de combustibles como las gasolinas, el diésel, el gas doméstico y estacionario.

Las cámaras de Diputados y Senadores aprobaron en nueve días una reforma al artículo 13 de la Ley de Hidrocarburos para regresarle el poder monopólico a Pemex en la venta de gasolina, gas, diésel y petroquímicos en el país.

Paul Sánchez, especialista del sector energético, dijo que la Cofece podría obligar a Pemex, por su poder monopólico, a vender parte de la empresa, para emparejar el mercado si encuentra conductas anticompetitivas.

Abril Moreno, socia directora de Perceptia21, recordó que un caso similar en la industria petrolera fue el de Standard Oil, una empresa estadounidense que dirigía John Rockefeller, a la que se le obligó a desmembrarse, luego de que se acreditó su carácter de monopólico.

Esta disolución provocó el nacimiento de empresas que hoy son líderes en el mercado internacional como Chevron, Exxon, Mobil, BP, entre otras.

“Si apelamos a que realmente existe un marco legal en México, eso deberíamos (su separación)”, acotó Paul Sánchez.

En 2015, la Cofece inició investigaciones contra la empresa ante las denuncias por discriminación de trato, es decir, por no brindar las mismas condiciones de suministro y venta de primera mano de diésel marino especial a distribuidores de este combustible.

Pemex se comprometió a eliminar estas acciones y proteger el proceso de competencia y libre concurrencia y pidió el cierre del expediente de forma anticipada.

Aunque, en 2018, la Cofece le impuso una multa de 418 millones 309 mil pesos por incumplir estos compromisos.

Paul Sánchez, destacó que la reforma está mal fundada y pretende regresarle el monopolio, toda vez que la justificación se basa en una determinación de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para determinar que ya no existe un poder dominante de Pemex, cuando es la Cofece la única facultada por ley a determinar la competencia en cualquier mercado.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

COMPETENCIA A MEDIAS

En noviembre de 2019, la CRE determinó que había cuatro mil 670 estaciones de servicio con imagen comercial distinta a la de Pemex, lo que demostraba una mayor cantidad de participantes, justificación de la iniciativa.

Según datos de la Cofece aunque hay diversos permisos y operan estaciones de servicio de diversas marcas distintas a Pemex, la paraestatal se mantiene como el principal oferente del mercado mayorista al suministrar 83 por ciento de gasolinas y 73 por ciento del diésel en 2020.

Abril Moreno dijo que Pemex podrá aprovechar su ventaja en el mercado para decidir de manera discrecional a quién le otorga descuentos “de manera tal que afecta la competencia”.

Sánchez Campos agregó que la regulación asimétrica no se creó, en 2014, para perjudicar a Pemex, sino para beneficiar a los consumidores y tener muchos más competidores. “Eso es lo que están deteniendo y lo que está generando atraso en la industria”, abundó.

Añadió que la reforma aprobada en el Senado es la culminación de todo un proceso legislativo para devolverle el monopolio a Pemex, toda vez que la anterior reforma a la Ley de Hidrocarburos, aprobada por el Congreso el 22 de abril, permite limitar y regular el número de competidores de la petrolera mexicana, lo cual se sumará a la regulación del mercado que podrá ejercer Pemex, como la principal abastecedora de gasolinas y diésel.

Especialistas del sector e incluso legisladores federales han advertido que las recientes reformas al sector hidrocarburos y que benefician a Pemex tendrán el mismo fin que la reforma a la industria eléctrica, que a dos días de su publicación oficial fue suspendida por un juez federal, así como que son objeto de juicios Tratado internacional por tratados tratados comerciales como el MéxicoEstados Unidos-Canadá (T-MEC), que en su capítulo 22 establece que no se puede otorgar beneficios a una empresa del Estado frente a competidores privados en un mercado, como la venta de combustibles.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem