/ sábado 15 de junio de 2019

México, casi listo para vehículos autónomos

Aunque está entre los 25 países mejor calificados, la infraestructura todavía no es suficiente, dice KPMG

México ocupa el lugar 22 entre las 25 economías mejor calificadas por la consultora KPMG para recibir a los vehículos autónomos, aunque en el ranking del año pasado, el país estaba en el lugar 19 y todavía tiene camino que recorrer.

Ignacio García de Presno, socio líder de Infraestructura de KPMG en México, aseguró que el país tiene una gran ventaja para mejorar sus condiciones para recibir a los vehículos autónomos a través del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), pero los cambios geopolíticos retrasaron el avance de este tipo de autos y de los eléctricos, al tiempo que la infraestructura todavía no alcanza para una circulación masiva de este tipo de unidades.

“Las administraciones locales tienen más posibilidades de emprender la preparación de vehículos autónomos, como el caso de la Ciudad de México, que promete un transporte público mejor y más limpio; sin embargo, aún queda camino por recorrer”, detalla el estudio.

Además, señaló que el mercado de energía debe avanzar a un mayor paso, pues es necesario satisfacer la demanda de electricidad que se generará con las nuevas unidades, misma que debe realizarse con un trabajo conjunto entre el gobierno y el sector privado.

“Hay una gran oportunidad para mejorar nuestra red eléctrica e incrementar el número de participantes en el sector. Somos optimistas de que la iniciativa privada trabajará junto con el gobierno para seguir avanzando. El futuro es autónomo”, concluye García de Presno.

El estudio evaluó la legislación de movilidad, la infraestructura, la tecnología y la percepción de los usuarios.

México ocupa el lugar 22 entre las 25 economías mejor calificadas por la consultora KPMG para recibir a los vehículos autónomos, aunque en el ranking del año pasado, el país estaba en el lugar 19 y todavía tiene camino que recorrer.

Ignacio García de Presno, socio líder de Infraestructura de KPMG en México, aseguró que el país tiene una gran ventaja para mejorar sus condiciones para recibir a los vehículos autónomos a través del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), pero los cambios geopolíticos retrasaron el avance de este tipo de autos y de los eléctricos, al tiempo que la infraestructura todavía no alcanza para una circulación masiva de este tipo de unidades.

“Las administraciones locales tienen más posibilidades de emprender la preparación de vehículos autónomos, como el caso de la Ciudad de México, que promete un transporte público mejor y más limpio; sin embargo, aún queda camino por recorrer”, detalla el estudio.

Además, señaló que el mercado de energía debe avanzar a un mayor paso, pues es necesario satisfacer la demanda de electricidad que se generará con las nuevas unidades, misma que debe realizarse con un trabajo conjunto entre el gobierno y el sector privado.

“Hay una gran oportunidad para mejorar nuestra red eléctrica e incrementar el número de participantes en el sector. Somos optimistas de que la iniciativa privada trabajará junto con el gobierno para seguir avanzando. El futuro es autónomo”, concluye García de Presno.

El estudio evaluó la legislación de movilidad, la infraestructura, la tecnología y la percepción de los usuarios.

Policiaca

Diablero amanece ahorcado en un pasillo de la Central de Abasto

Hasta el momento se desconoce si el occiso se quitó la vida o lo asesinaron