/ martes 27 de agosto de 2019

Tras acuerdo de gasoductos con el gobierno, acciones de IEnova escalan en la Bolsa

Gasoducto Sur de Texas-Tuxpan iniciará operaciones de inmediato, según la CFE

Las acciones de la empresa IENova (Infraestructura Energética Nova) suben más de seis por ciento, una vez que se conoció el acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad respecto a los contratos de transporte de gas natural de dos gasoductos: Guaymas–El Oro y Sur de Texas–Tuxpan, este último desarrollado en sociedad conjunta con TC Energía.

La subsidiaria de la estadounidense Sempra destacó esta mañana en un comunicado que existe el compromiso para iniciar de manera inmediata la operación del gasoducto marino Texas-Tuxpan.

El director de la CFE, Manuel Bartlett, confirmó en Palacio Nacional que el primer gasoducto en entrar en operaciones es el marino Sur de Texas-Tuxpan, con una capacidad de para transportar dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios.

“Se llevará gas a más de 14 céntrales de generación de electricidad”, dijo Bartlett en la conferencia matutina. Ahí estaba, entre otros, Carlos Ruiz Sacristán, el presidente ejecutivo del Consejo de Administración de IEnova.

Este gasoducto, agregó Bartlett, apoyará a la industria nacional con mil 40 millones de pies cúbicos diarios de gas, 40 por ciento del volumen total, para la región del Golfo y el Centro del país, con la posibilidad de llevarlo a la Península de Yucatán.

En la negociación, se acordó además que la CFE proporcionará los apoyos que correspondan para lograr el reinicio de operaciones del gasoducto Guaymas-El Oro.

Esta obra de 331 kilómetros cruza los estados de Sonora y Sinaloa. Con una inversión de 429 millones de dólares inició operaciones en mayo de 2017, pero después fue saboteado por la comunidad yaqui de Loma de Bácum, y dejó de operar en agosto de ese año.

Para el caso de IEnova, el pacto establece una nueva estructura de tarifas y extiende el plazo de los contratos entre IEnova y la CFE por 10 años.

Según se informó esta mañana, el ahorro total para el gobierno federal con las nuevas condiciones acordadas con IEnova y el resto de las empresas transportistas es de cuatro mil 500 millones de dólares.

Las acciones de la empresa IENova (Infraestructura Energética Nova) suben más de seis por ciento, una vez que se conoció el acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad respecto a los contratos de transporte de gas natural de dos gasoductos: Guaymas–El Oro y Sur de Texas–Tuxpan, este último desarrollado en sociedad conjunta con TC Energía.

La subsidiaria de la estadounidense Sempra destacó esta mañana en un comunicado que existe el compromiso para iniciar de manera inmediata la operación del gasoducto marino Texas-Tuxpan.

El director de la CFE, Manuel Bartlett, confirmó en Palacio Nacional que el primer gasoducto en entrar en operaciones es el marino Sur de Texas-Tuxpan, con una capacidad de para transportar dos mil 600 millones de pies cúbicos diarios.

“Se llevará gas a más de 14 céntrales de generación de electricidad”, dijo Bartlett en la conferencia matutina. Ahí estaba, entre otros, Carlos Ruiz Sacristán, el presidente ejecutivo del Consejo de Administración de IEnova.

Este gasoducto, agregó Bartlett, apoyará a la industria nacional con mil 40 millones de pies cúbicos diarios de gas, 40 por ciento del volumen total, para la región del Golfo y el Centro del país, con la posibilidad de llevarlo a la Península de Yucatán.

En la negociación, se acordó además que la CFE proporcionará los apoyos que correspondan para lograr el reinicio de operaciones del gasoducto Guaymas-El Oro.

Esta obra de 331 kilómetros cruza los estados de Sonora y Sinaloa. Con una inversión de 429 millones de dólares inició operaciones en mayo de 2017, pero después fue saboteado por la comunidad yaqui de Loma de Bácum, y dejó de operar en agosto de ese año.

Para el caso de IEnova, el pacto establece una nueva estructura de tarifas y extiende el plazo de los contratos entre IEnova y la CFE por 10 años.

Según se informó esta mañana, el ahorro total para el gobierno federal con las nuevas condiciones acordadas con IEnova y el resto de las empresas transportistas es de cuatro mil 500 millones de dólares.