/ jueves 29 de agosto de 2019

Gas natural vehicular, una oportunidad para mejorar la calidad del aire en las ciudades.

A través de Mutuo Financiera, los transportistas podrán renovar sus flotillas de transporte público.

Especialistas y líderes de opinión en temas de movilidad y transporte, como Jesús Padilla Zenteno y Laura Ballesteros; señalan que, uno de los retos prioritarios de los gobiernos y transportistas, es el de mejorar y renovar el transporte público a fin de que estos sean más eficientes y menos contaminantes.

Con la finalidad de sumarse a las instituciones que brindan apoyo para la renovación y sustentabilidad del transporte público, Mutuo Financiera, una compañía de arrendamiento de vehículos que trabaja con energía limpia, especializada en el transporte sustentable en México, anunció una nueva línea de crédito con capacidad de 100 millones de dólares, que se utilizará para la renovación de flotillas de transporte público a Gas Natural Vehicular (GNV) en todo México.

Si bien, los gobiernos se han dado a la tarea de renovar el transporte público, los apoyos para los transportistas no han sido suficientes; ya que, aún no ha sido posible renovar la totalidad de los vehículos, cuyo periodo de vida ha sido rebasado y quedado fuera de circulación, por lo que buscar una opción de financiamiento con GNV, es una de las soluciones más allá del uso de los esquemas tradicionales de financiamiento.

A través de la sustitución de unidades obsoletas o con otro tipo de combustible, México continuará con sus compromisos para disminuir sus altos índices contaminantes que hoy se reflejan en el cambio climático.

“El mercado de transporte mexicano está evolucionando rápidamente a combustibles más limpios, impulsado por las iniciativas gubernamentales y soluciones que favorecen económicamente a los arrendatarios”- afirmó Antonio Diego González-Karg, CEO de Mutuo.

El GNV, cuya reciente utilización ha cobrado mayor fuerza, es un combustible fósil que se extrae del subsuelo, compuesto fundamentalmente de metano que, comparado con otros hidrocarburos, posee menor relación de hidrógeno-carbón en su composición química; por lo que, su combustión es más limpia y la que menos emisiones contaminantes libera al ambiente.

Para lograr el propósito de la renovación, Mutuo planea crecer en México para mejorar la forma en que se gestiona el transporte de pasajeros en todo el país y ayudar a la transición a fuentes de energía más eficientes, una mejor movilidad urbana y el acceso a servicios financieros que antes parecían inviables.

ADM

Especialistas y líderes de opinión en temas de movilidad y transporte, como Jesús Padilla Zenteno y Laura Ballesteros; señalan que, uno de los retos prioritarios de los gobiernos y transportistas, es el de mejorar y renovar el transporte público a fin de que estos sean más eficientes y menos contaminantes.

Con la finalidad de sumarse a las instituciones que brindan apoyo para la renovación y sustentabilidad del transporte público, Mutuo Financiera, una compañía de arrendamiento de vehículos que trabaja con energía limpia, especializada en el transporte sustentable en México, anunció una nueva línea de crédito con capacidad de 100 millones de dólares, que se utilizará para la renovación de flotillas de transporte público a Gas Natural Vehicular (GNV) en todo México.

Si bien, los gobiernos se han dado a la tarea de renovar el transporte público, los apoyos para los transportistas no han sido suficientes; ya que, aún no ha sido posible renovar la totalidad de los vehículos, cuyo periodo de vida ha sido rebasado y quedado fuera de circulación, por lo que buscar una opción de financiamiento con GNV, es una de las soluciones más allá del uso de los esquemas tradicionales de financiamiento.

A través de la sustitución de unidades obsoletas o con otro tipo de combustible, México continuará con sus compromisos para disminuir sus altos índices contaminantes que hoy se reflejan en el cambio climático.

“El mercado de transporte mexicano está evolucionando rápidamente a combustibles más limpios, impulsado por las iniciativas gubernamentales y soluciones que favorecen económicamente a los arrendatarios”- afirmó Antonio Diego González-Karg, CEO de Mutuo.

El GNV, cuya reciente utilización ha cobrado mayor fuerza, es un combustible fósil que se extrae del subsuelo, compuesto fundamentalmente de metano que, comparado con otros hidrocarburos, posee menor relación de hidrógeno-carbón en su composición química; por lo que, su combustión es más limpia y la que menos emisiones contaminantes libera al ambiente.

Para lograr el propósito de la renovación, Mutuo planea crecer en México para mejorar la forma en que se gestiona el transporte de pasajeros en todo el país y ayudar a la transición a fuentes de energía más eficientes, una mejor movilidad urbana y el acceso a servicios financieros que antes parecían inviables.

ADM