/ martes 23 de noviembre de 2021

Habrá más recursos para fracking, pese a compromiso del Gobierno

El compromiso 75 del Gobierno está rebasado por el trabajo en pozos no convencionales

El Gobierno federal destinará 31 mil 927 millones 325 mil 112 pesos para realizar fracturas hidráulicas (técnica conocida como fracking) en los procesos de exploración y extracción de petróleo y gas durante la primera mitad de la administración.

De acuerdo con la Alianza Mexicana Contra el Fracking esta cantidad es 83.6 por ciento superior a lo que invirtió en la segunda mitad del sexenio anterior. Situación que compromete el compromiso número 75 de 100 del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió desde campaña a no utilizar el fracking dentro de las actividades petroleras del Estado.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking”, se lee en la lista de sus compromisos presidenciales.

En los últimos tres años del gobierno de Enrique Peña Nieto, se destinaron 17 mil 386.1 millones de pesos para realizar estas actividades bajo los Proyectos de Aceite Terciario del Golfo y Aceite y Gas en Lutitas.

Tan sólo en el presupuesto para 2022, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pidió al Congreso federal 15 mil 212.6 millones de pesos a estos mismos dos proyectos de extracción de hidrocarburos que requieren el también conocido fracking en yacimientos no convencionales.

Beatriz Olivera, de la Alianza Mexicana Contra el Fracking, señala que si bien siempre se han presentado subejercicios en los presupuestos asignados para fracking en el Gobierno federal, “nunca se ha ejercido tanto dinero en la exploración de Aceite y Gas en Lutitas como en 2020, inclusive, el ejercicio de recursos en este proyecto ha pasado de 443.1 millones de pesos en 2017, a poco más de 3 mil 346.9 millones para el 2020; es decir, un crecimiento de 655 por ciento”.

En el Congreso también se han registrado intentos para prohibir esta práctica en México, y hasta la fecha se tienen registrados seis proyectos de reforma con este fin, de las cuales una provino del partido en el poder, Morena, y una más del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Las demás iniciativas fueron presentadas por los Partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano, que ha presentado tres iniciativas para prohibir el uso de fracking en proceso extractivos y de exploración de petróleo.

Se tiene registrados 27 pozos no convencionales con recursos prospectivos por 64.2 mil millones de barriles de petróleo y 35.9 millones de barriles de aceite, según los últimos datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos entre enero y junio pasados.

Este fin de semana, la CNH también aprobó la perforación de 18 pozos petroleros en la cuenca de Tampico-Misantla que incluye prácticas de fracturas hidráulicas para su aprovechamiento.

El fracking es un proceso que consiste en la inyección de un fluido especial que es bombeado a una alta presión y a un alto régimen de bombeo, con la finalidad de producir fracturas en las formación que permitan la fácil liberación del hidrocarburo en zonas no convencionales.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

El Gobierno federal destinará 31 mil 927 millones 325 mil 112 pesos para realizar fracturas hidráulicas (técnica conocida como fracking) en los procesos de exploración y extracción de petróleo y gas durante la primera mitad de la administración.

De acuerdo con la Alianza Mexicana Contra el Fracking esta cantidad es 83.6 por ciento superior a lo que invirtió en la segunda mitad del sexenio anterior. Situación que compromete el compromiso número 75 de 100 del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió desde campaña a no utilizar el fracking dentro de las actividades petroleras del Estado.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking”, se lee en la lista de sus compromisos presidenciales.

En los últimos tres años del gobierno de Enrique Peña Nieto, se destinaron 17 mil 386.1 millones de pesos para realizar estas actividades bajo los Proyectos de Aceite Terciario del Golfo y Aceite y Gas en Lutitas.

Tan sólo en el presupuesto para 2022, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pidió al Congreso federal 15 mil 212.6 millones de pesos a estos mismos dos proyectos de extracción de hidrocarburos que requieren el también conocido fracking en yacimientos no convencionales.

Beatriz Olivera, de la Alianza Mexicana Contra el Fracking, señala que si bien siempre se han presentado subejercicios en los presupuestos asignados para fracking en el Gobierno federal, “nunca se ha ejercido tanto dinero en la exploración de Aceite y Gas en Lutitas como en 2020, inclusive, el ejercicio de recursos en este proyecto ha pasado de 443.1 millones de pesos en 2017, a poco más de 3 mil 346.9 millones para el 2020; es decir, un crecimiento de 655 por ciento”.

En el Congreso también se han registrado intentos para prohibir esta práctica en México, y hasta la fecha se tienen registrados seis proyectos de reforma con este fin, de las cuales una provino del partido en el poder, Morena, y una más del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Las demás iniciativas fueron presentadas por los Partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano, que ha presentado tres iniciativas para prohibir el uso de fracking en proceso extractivos y de exploración de petróleo.

Se tiene registrados 27 pozos no convencionales con recursos prospectivos por 64.2 mil millones de barriles de petróleo y 35.9 millones de barriles de aceite, según los últimos datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos entre enero y junio pasados.

Este fin de semana, la CNH también aprobó la perforación de 18 pozos petroleros en la cuenca de Tampico-Misantla que incluye prácticas de fracturas hidráulicas para su aprovechamiento.

El fracking es un proceso que consiste en la inyección de un fluido especial que es bombeado a una alta presión y a un alto régimen de bombeo, con la finalidad de producir fracturas en las formación que permitan la fácil liberación del hidrocarburo en zonas no convencionales.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Archivos Secretos

Caso El Cobrador: Lo encontraron flotando en un río después de un mes de su desaparición

Era un hombre bueno, amante y esposo y tenía un cariño inmenso por el hijito de cinco años; la policía no descansaría hasta descubrir a los salvajes criminales que lo sacrificaron

República

Múltiples ataques armados convirtieron a Ciudad Juárez en un infierno [Video]

La ola de violencia secuestró a los habitantes de la capital de Chihuahua, de manera extraoficial se habla hasta de 11 víctimas.