/ lunes 10 de agosto de 2020

Empresarios reviven plan de infraestructura de 300 mil mdp

Afinan la propuesta para presentarla a la Conago ante el estancamiento del acuerdo de 2019

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) elaboró un paquete de 230 proyectos de infraestructura que presentarán a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). El plan de 300 mil millones de pesos llega ante el estancamiento de la propuesta que los empresarios presentaron al gobierno federal hace más de ocho meses.

Eduardo Ramírez Leal, el presidente de la CMIC, adelantó a El Sol de México que los proyectos representan inversiones considerables con las que se busca además hacer frente a las afectaciones económicas que sufrieron las entidades a causa de la pandemia.

➡️ Para reactivar economía, necesario invertir en obra pública y posponer megaproyectos: AMIC

El plan elaborado por la CMIC, como parte de la Comisión de Infraestructura del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), será presentado próximamente al presidente de la Conago, Juan Manuel Carreras, para analizar los mecanismos de inversión, ya sean públicos, privados o una sinergia entre ambos.

El acuerdo de inversión anunciado en noviembre pasado en Palacio Nacional consistía en el desarrollo de 147 proyectos de infraestructura con 859 mil millones de pesos aportados por el sector privado, mientras que el gobierno federal se comprometía a acelerar los trámites para concretar las obras.

En ese paquete anunciado en Palacio Nacional el 26 de noviembre, después de semanas de cabildeo, se incluyeron un segundo piso de Indios Verdes a la caseta de la México-Pachuca; un estadio de Grandes Ligas en Monterrey, que recibiría juegos de la NFL; ampliaciones en nueve aeropuertos, trabajos en dos puertos, un gasoducto y la conclusión y rehabilitación en dos coquizadoras, entre otros proyectos.

Tan sólo para este 2020, el gobierno federal y la iniciativa privada pretendían iniciar 72 obras con un capital de 430 mil millones de pesos.

El acuerdo "no ha caminado", la pandemia ha reorientado las prioridades y se han enfocado en el sector salud, respondió hace unos días a El Sol de México José Manuel Campos, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) y quien estuvo presente en las reuniones entre funcionarios del gobierno federal y representantes del sector privado para concretar el plan original.

Eduardo Ramírez Leal reconoce que si bien la construcción reanudó actividades desde el 1de julio todavía hay cierta intranquilidad "porque no sabemos cuánto tiempo más se prolongarán los efectos de la pandemia" y los recursos públicos se están aplicando lentamente.

Fuente: CMIC

A pesar de ello, dice, es necesario seguir impulsando la infraestructura.

Uno de los proyectos incluido en este nuevo paquete que los constructores proponen a los gobernadores, en particular al mandatario del Estado de México, es la rehabilitación, conservación y mantenimiento de 82 caminos libres de peaje, con una extensión de mil 638 kilómetros, que requieren una inversión de 13 mil 600 millones de dólares a través de una asociación público privada.

Bajo este mismo esquema de inversión, plantean con un capital de cinco mil millones de pesos desarrollar las obras viales para conectar las terminales aéreas Felipe Ángeles, la de la Ciudad de México y la de Toluca, que conforman el Sistema Aeroportuario Metropolitano.

Los proyectos prioritarios se consideraron así con base en la opinión de los propios secretarios de Obra Públicas y Desarrollo Urbano de cada gobierno estatal. "Nosotros no decimos qué se tiene que hacer, lo que estamos es aportando a las necesidades que tienen los estados y que se tienen que incluir en el tema público o buscar un esquema privado", agregó.

Por ello, además de carreteras se incluyeron libramientos ferroviarios, colectores, puentes, hospitales, proyectos para saneamiento de agua y energía, obras viales de conectividad para terminales aéreas, entre otros.

Ramírez Leal aclaró que faltan estudios financieros, sociales y medioambientales para que desde su arranque no presenten anomalías y cuenten con las mejores prácticas regulatorias.

El líder de los constructores reconoció que ya de por sí existe mucho rezago y considerando la situación actual muchos de los proyectos no podrán ejecutarse con recursos públicos, por lo que habrá que avaluar los mecanismos para impulsarlos.

De la relación con la Oficina de la Presidencia, a cargo de Alfonso Romo, y en particular con Víctor González, el encargado de la relación entre el sector público y privado, Eduardo Ramírez admitió que hay planes permanentes.

"No tenemos más que seguir buscando alternativas para más inversión", dijo y confió en que haya resultados mejores y "que no sea nada más discurso".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) elaboró un paquete de 230 proyectos de infraestructura que presentarán a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). El plan de 300 mil millones de pesos llega ante el estancamiento de la propuesta que los empresarios presentaron al gobierno federal hace más de ocho meses.

Eduardo Ramírez Leal, el presidente de la CMIC, adelantó a El Sol de México que los proyectos representan inversiones considerables con las que se busca además hacer frente a las afectaciones económicas que sufrieron las entidades a causa de la pandemia.

➡️ Para reactivar economía, necesario invertir en obra pública y posponer megaproyectos: AMIC

El plan elaborado por la CMIC, como parte de la Comisión de Infraestructura del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), será presentado próximamente al presidente de la Conago, Juan Manuel Carreras, para analizar los mecanismos de inversión, ya sean públicos, privados o una sinergia entre ambos.

El acuerdo de inversión anunciado en noviembre pasado en Palacio Nacional consistía en el desarrollo de 147 proyectos de infraestructura con 859 mil millones de pesos aportados por el sector privado, mientras que el gobierno federal se comprometía a acelerar los trámites para concretar las obras.

En ese paquete anunciado en Palacio Nacional el 26 de noviembre, después de semanas de cabildeo, se incluyeron un segundo piso de Indios Verdes a la caseta de la México-Pachuca; un estadio de Grandes Ligas en Monterrey, que recibiría juegos de la NFL; ampliaciones en nueve aeropuertos, trabajos en dos puertos, un gasoducto y la conclusión y rehabilitación en dos coquizadoras, entre otros proyectos.

Tan sólo para este 2020, el gobierno federal y la iniciativa privada pretendían iniciar 72 obras con un capital de 430 mil millones de pesos.

El acuerdo "no ha caminado", la pandemia ha reorientado las prioridades y se han enfocado en el sector salud, respondió hace unos días a El Sol de México José Manuel Campos, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) y quien estuvo presente en las reuniones entre funcionarios del gobierno federal y representantes del sector privado para concretar el plan original.

Eduardo Ramírez Leal reconoce que si bien la construcción reanudó actividades desde el 1de julio todavía hay cierta intranquilidad "porque no sabemos cuánto tiempo más se prolongarán los efectos de la pandemia" y los recursos públicos se están aplicando lentamente.

Fuente: CMIC

A pesar de ello, dice, es necesario seguir impulsando la infraestructura.

Uno de los proyectos incluido en este nuevo paquete que los constructores proponen a los gobernadores, en particular al mandatario del Estado de México, es la rehabilitación, conservación y mantenimiento de 82 caminos libres de peaje, con una extensión de mil 638 kilómetros, que requieren una inversión de 13 mil 600 millones de dólares a través de una asociación público privada.

Bajo este mismo esquema de inversión, plantean con un capital de cinco mil millones de pesos desarrollar las obras viales para conectar las terminales aéreas Felipe Ángeles, la de la Ciudad de México y la de Toluca, que conforman el Sistema Aeroportuario Metropolitano.

Los proyectos prioritarios se consideraron así con base en la opinión de los propios secretarios de Obra Públicas y Desarrollo Urbano de cada gobierno estatal. "Nosotros no decimos qué se tiene que hacer, lo que estamos es aportando a las necesidades que tienen los estados y que se tienen que incluir en el tema público o buscar un esquema privado", agregó.

Por ello, además de carreteras se incluyeron libramientos ferroviarios, colectores, puentes, hospitales, proyectos para saneamiento de agua y energía, obras viales de conectividad para terminales aéreas, entre otros.

Ramírez Leal aclaró que faltan estudios financieros, sociales y medioambientales para que desde su arranque no presenten anomalías y cuenten con las mejores prácticas regulatorias.

El líder de los constructores reconoció que ya de por sí existe mucho rezago y considerando la situación actual muchos de los proyectos no podrán ejecutarse con recursos públicos, por lo que habrá que avaluar los mecanismos para impulsarlos.

De la relación con la Oficina de la Presidencia, a cargo de Alfonso Romo, y en particular con Víctor González, el encargado de la relación entre el sector público y privado, Eduardo Ramírez admitió que hay planes permanentes.

"No tenemos más que seguir buscando alternativas para más inversión", dijo y confió en que haya resultados mejores y "que no sea nada más discurso".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast