/ lunes 4 de mayo de 2020

Por emergencia sanitaria, limitan a casas de empeño

Debido a la pandemia se prevé un incremento en el número de personas que recurran a las casas de empeño

Las casas de empeño se mantienen abiertas en medio de la crisis sanitaria, sin embargo sus operaciones no podrán incluir la venta de artículo como joyas y relojes, sólo podrán comercializar equipos de telecomunicaciones, necesarios para el trabajo o actividades escolares.

Durante la presente contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, las casas de empeño solo podrán vender ciertos bienes considerados como esenciales, de acuerdo con un proyecto de acuerdo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Dichos bienes consisten en aparatos electrónicos y tecnológicos esenciales para desarrollar actividades laborales y escolares durante el confinamiento, como son pantallas, computadoras o teléfonos celulares, así como electrodomésticos y herramientas necesarias para labores en los hogares.

De esta forma, se excluye la venta de artículos como joyería o relojes, entre otros.

El proyecto que publicó la Profeco en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) indica que estos negocios sólo podrán funcionar durante la contingencia para la atención de empeño, refrendo y desempeño de las prendas.

El organismo considera que estos servicios son una fuente de financiamiento que permite a la población que no tiene acceso a los servicios financieros, obtener recursos inmediatos para solventar sus necesidades económicas.

"La presente pandemia ha obligado al confinamiento de las personas en sus domicilios, sumado a la larga duración de dicha medida de prevención de contagio, ello invariablemente afectará a la economía de los consumidores y en consecuencia, en probable que se produzca un incremento en la contratación de servicios de mutuo con interés y garantía prendaria", señala el acuerdo.

La Profeco también prohibió incrementar injustificadamente los intereses, costos y comisiones en los empeños.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Las casas de empeño se mantienen abiertas en medio de la crisis sanitaria, sin embargo sus operaciones no podrán incluir la venta de artículo como joyas y relojes, sólo podrán comercializar equipos de telecomunicaciones, necesarios para el trabajo o actividades escolares.

Durante la presente contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19, las casas de empeño solo podrán vender ciertos bienes considerados como esenciales, de acuerdo con un proyecto de acuerdo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Dichos bienes consisten en aparatos electrónicos y tecnológicos esenciales para desarrollar actividades laborales y escolares durante el confinamiento, como son pantallas, computadoras o teléfonos celulares, así como electrodomésticos y herramientas necesarias para labores en los hogares.

De esta forma, se excluye la venta de artículos como joyería o relojes, entre otros.

El proyecto que publicó la Profeco en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) indica que estos negocios sólo podrán funcionar durante la contingencia para la atención de empeño, refrendo y desempeño de las prendas.

El organismo considera que estos servicios son una fuente de financiamiento que permite a la población que no tiene acceso a los servicios financieros, obtener recursos inmediatos para solventar sus necesidades económicas.

"La presente pandemia ha obligado al confinamiento de las personas en sus domicilios, sumado a la larga duración de dicha medida de prevención de contagio, ello invariablemente afectará a la economía de los consumidores y en consecuencia, en probable que se produzca un incremento en la contratación de servicios de mutuo con interés y garantía prendaria", señala el acuerdo.

La Profeco también prohibió incrementar injustificadamente los intereses, costos y comisiones en los empeños.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

República

Son detenidas tras decomisarles billetes falsos en Aguascalientes

Pretendían pagar su estancia en el hotel con billetes apócrifos