“Guaruras” aseguran que Johnny Depp siempre fue el agredido

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Si hace dos días eran las exmujeres de Johnny Depp y su hija las que tomaban partido en el polémico asunto de la presunta agresión del autor a su mujer, Amber Heard, asegurando que el intérprete no es un maltratador, la polémica sigue viva con el testimonio de los guardias de seguridad de la pareja, que todavía da un vuelco más surrealista a la historia.
Jerry Judge y Sean Bett, testigos de la convivencia de la pareja desde antes de su matrimonio, aseguran que cuando se produjo la discusión, el pasado sábado, había una distancia de más de cinco metros entre los actores. Según TMZ, los dos testigos del desencuentro mantienen que ambos se encontraban de pie en la entrada del apartamento, cuando empezaron a oír gritar a la intérprete de 30 años de edad. Judge y Bett sostienen que en cuestión de un segundo alcanzaron el salón y vieron a la estrella cinematográfica de 52 años de edad en la cocina y a su mujer, en la sala de estar, pero nunca hubo queja de ella de haber sido golpeada por un objeto lanzado por Depp.
Los vigilantes, que podrían testificar el próximo mes durante el juicio por la orden de alejamiento, dicen que en los 15 meses de matrimonio era ella la que entraba en cólera, gritándole, lanzándole botellas y cargando contra el guitarrista. Asimismo, admiten que con mayor frecuencia tenían que meterse en medio de ambos porque ella era la que siempre atacaba a su esposo.