Infieles una bomba de tiempo

Foto: Ilustrativa

Infieles una bomba de tiempo

Por Doctora corazón

Las últimas tres semanas les hable de temas cursis, rosas y bonitos para la lectura, pero, hoy vamos a hablar sobre temas escabrosos, infieles.

Cuando estaba en mis años universitarios, tenía un firme grupo de amigos, cada quién tenía a su peor es nada o de plano vivíamos las mieles de la soltería, sin embargo, dos de nosotros se enamoraron, así es, él tenía una linda novia y ella estaba sin compromiso, el problema fue que la novia de él se iba un año de la ciudad por motivos de trabajo y ella se sentía sola.

La historia comenzó cuando después de una tremenda borrachera, la idea de besarnos entre todos (hombres con mujeres) nos pareció súper divertida y lo fue, pero, nunca contamos con que las cosas se saldrían de control y mis amigos tuvieran el año más intenso en sus vidas.

Cuando la euforia del momento pasó yo hablé por separado con mis dos amigos, me comentaron que después de besarse, una chispa se había encendido y todo el fin de semana habían hablado por whats app en modo romántico, quiero aclarar mi amigo seguía con su relación a distancia y mi amiga dejó de ver a otros hombres, tenían una relación con todas las de la ley, pero la disfrazaban bajo la cortina de “mejores amigos”

El trato era terminarlo todo cuando la novia “oficial” viniera de vacaciones, sin embargo, no pudieron, la pasión los tenía cegados y cada uno vivía su locura, el no soportaba ver a nuestra amiga con alguien más y ella, aunque estaba consciente de que no era la novia seria, no podía evitar sentir celos.

Una noche mi amigo me habló llorando, me pidió entre llantos consolar a nuestra amiga habían peleado y él le informó que seguiría con su relación y que ya no podían seguir con la aventura.

Aunque este trato nunca se hizo válido, ambos se enamoraron, las cosas se pusieron feas, porque cada vez que peleaban nosotros (los amigos), quedábamos entre la espada y la pared.

La cereza que remató el plato fue cuando él cortó a la noviecita, y le aseguró a ella que todo sería serio entre los dos, hasta se ofreció a hablar con los papás de ella para dejar todo en claro.  Obviamente las cosas no sucedieron así, mi amiga esperaba emocionada que él se le declarara y pudieran vivir una relación de ensueño.

Una tarde de septiembre, antes del sismo, él se presentó en su casa, ella pensó que por fin consolidarían su amor, pero no sólo fue a pedirle tiempo, le manejó el cuento que necesitaba aclarar la situación de su reciente ruptura y que le era “imposible” estar con ella, por supuesto quedó destrozada.

Tras el sismo y no hablar por un buen tiempo, el internet hizo de las suyas y la noticia de que él había vuelto con la linda noviecita corrió como pólvora y ella se enteró.

No le dio coraje porque lo peor ya había pasado, las noches de llanto y el mal de amores, atrás habían quedado, él solo recibió una mentada y un bloqueo de whats app.

Ellos dejaron de tener contacto alguno y él sigue feliz con la linda noviecita.