Xavier Dolan, prodigio del cine mundial

AFP PHOTO

Xavier Dolan, prodigio del cine mundial

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

AFP
Montreal, Canadá, 26 de Mayo.- El canadiense Xavier Dolan, que este pasado domingo ganó a los 27 años el Gran Premio del Festival de Cannes por “Juste la fin du monde”, es un director superdotado que en diez años se hizo un nombre entre los más grandes del séptimo arte.
“Todo lo que uno hace en la vida es para ser amado, para ser aceptado”, dijo Dolan al recibir el premio, el segundo en importancia en Cannes, donde su película había sin embargo dividido a la crítica. “Haré películas toda mi vida, me quieran o no”, agregó entre lágrimas.
Dolan es un asiduo visitante del festival y sólo se perdió dos ediciones de las últimas ocho, en 2011 y 2013.
Su película “Juste la fin du monde” (Sólo el fin del mundo), rodada en francés, apeló a algunos de los actores de Francia más conocidos: Marion Cotillard, Gaspard Ulliel, Vincent Cassel, Léa Seydoux y Nathalie Baye.
Fue Anne Dorval, su actriz fetiche, quien le dio a leer el guión de la obra de teatro del dramaturgo Jean-Luc Lagarde, un drama familiar en el que el hijo mayor llega para anunciar su muerte próxima.
Aunque no le entusiasmó la primera lectura, tiempo después se sumergió en la adaptación y comenzó a rodar a su regreso del Festival de Cannes de 2015, donde como miembro del jurado dijo que había aprendido mucho viendo tantas películas durante dos semanas.
Luego de abordar las relaciones entre madre e hijo en sus primeras películas, este nuevo filme se propuso tratar según su autor “las tensiones entre hermanos y hermanas, la amargura y las soledades”.
El niño mimado del cine de Quebec, de sensibilidad a flor de piel y respuestas ágiles sin ser agresivas, irradia la seguridad de sus convicciones. Con sus uñas carcomidas, Dolan parece tener un apetito sin límites para asumir nuevos desafíos.
– La próxima contra Hollywood –
Cannes lo descubrió a los 20 años.
Su primer largometraje “Maté a mi madre”, presentado en la Quincena de Realizadores, se llevó tres premios. El año siguiente, recibió el premio Juventud por “Los amores imaginarios” y, en 2012, presenta “Laurence anyways”, difícil abordaje de la temática transgénero protagonizado par Melvil Poupaud, en la sección de Cannes Una Cierta Mirada.
Luego de “Tom en la granja” y un premio de la Mostra de Venecia, Xavier Dolan fue adulado en 2014 por la crítica y el público de la Croisette con “Mommy”, que regresa a la relación madre-hijo y con el cual comparte el premio del Jurado con el reconocido director francés Jean-Luc Godard (“Adieu au langage”).
De la mueca a la sonrisa o al gesto de molestia, el rostro de Dolan pasa en fracciones de segundo por todas las expresiones.
Este joven insaciable con apetito por todas las disciplinas –actor, director, guionista y encargado del montaje– ya está comenzando su séptima película, la primera en lengua inglesa. “The death and live of Jonathan F. Donovan”, con Natalie Portman y Jessica Chastain, se espera para el próximo año.
En este nuevo filme, el canadiense se alejará del universo familiar de sus obras anteriores. Aborda el tema de la cultura estadounidense y denuncia las prácticas de los estudios de Hollywood y “la hegemonía masculina blanca de los treintañeros del cine”.
Hiperactivo, el chico de Montreal realizó el año pasado el videoclip “Hello” de la cantante británica Adele, que ya fue visto 1.500 millones de veces.
/JAS