Jueves de Palomitas

Este jueves te traemos cinco opciones cinematográficas para que te descuelgues al cine este fin de semana…

Oceans 8

La mente maestra delictiva Debbie Ocean (Sandra Bullock) y otras siete ladronas (Cate Blanchett, Helena Bonham, Anne Hathaway, Rihanna, Sarah Paulson y Mindy Kaling) intentan llevar a cabo el atraco del siglo en la Met Gala anual de Nueva York. Su objetivo: un collar que vale más de $150 millones. Es dirigida por Gary Ross.

El Legado del Diablo

Cuando Ellen, la matriarca de los Graham, muere, la familia de su hija, Annie, comienza a desentrañar secretos crípticos y cada vez más terroríficos sobre su ascendencia. Annie, perturbada y afligida, empuja a su familia al borde de la locura y, cuanto más descubren, más se encuentran tratando de escapar del siniestro destino que parecen haber heredado.

Prometo No Enamorarme

Julieta, chelista, casada con un músico clásico; Daniel Abad, siente que su relación se desintegra en medio de los compromisos de su esposo y decide ponerle un ultimátum. Dejarán de lado sus compromisos y se verán en la ciudad de México, lugar en el que él le propuso matrimonio, para tratar de arreglar su relación o separarse. Julieta entonces conoce a Iván, un DJ que graba sonidos para su próxima presentación. Las siguientes 24 horas, Iván y Julieta estarán juntos en las calles de la ciudad de México. Cuando Daniel aparece, Julieta deberá tomar una decisión.

Cada Día

Basado en el aclamado best-seller de David Levithan, Cada día cuenta la historia de Rhiannon, una chica de 16 años que se enamora de un alma misteriosa llamada “A” que habita un cuerpo diferente todos los días. Cuanto más se enamoran los dos, la realidad de amar a alguien que es una persona diferente cada 24 horas toma mayor costo, orillando a Rhiannon y A a enfrentar la decisión más difícil.

CINE DE ARTE

No soy una Bruja

Después de un pequeño accidente en su aldea, Shula, de nueve años es exiliada a un campamento de brujas, donde le dicen que, si se intenta escapar, se convertirá en una cabra. Mientras ella navega a través de su nueva vida, con las demás brujas y un funcionario de gobierno que la desprecia, explotando su inocencia para su propio beneficio, ella debe decidir si aceptar su destino o buscar su libertad.