“Madonna, una persona horrible y mala”

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

“Madonna es una persona horrible y mala”, afirmó el hermano de la Reina del Pop, a pesar de que ambos se reconciliaron recientemente, tras una década de estar separados.
Diez años atrás, luego de escribir un bestseller sobre la vida íntima de Verónica Ciccone -conocida por el mundo como Madonna-, Christopher Ciccone volvió a hablar de su hermana, y la acusó de haberlo excluido del mundo de Hollywood, a pesar de haber trabajado para ella durante muchos años.
Después de la publicación de “Life with my Sister Madonna”, que terminó por destruir la relación entre ambos hermanos, Christopher, de 56 años, aseguró en una nueva entrevista que podría escribir otro libro con todo lo que tiene para decir de la cantante de “Like a Virgin”.
“Podría haber escrito otro libro, un libro sobre lo horrible que es o que puede llegar a ser, pero no escribí ese libro”, destacó Ciccone, quien durante años trabajó para Madonna como uno de sus diseñadores de las giras. “Sólo estaba buscando un poco de reconocimiento por el trabajo que he hecho durante 20 años con ella, que no era una sola persona”.
En su libro de 2008, Ciccone reveló que su hermana mayor (ahora de 58 años) era mandona, sudorosa, malhumorada y, sobre todo, “mala persona”.
Marcados profundamente desde la niñez por la muerte de su madre en 1963, Madonna llevó a su hermano a Nueva York y le dio empleo. Pero según él, lo humilló, le pagaba poco e incluso reveló en televisión que él es gay.
Tras una pelea fuerte entre ambos, por la publicación del bestseller, Christopher sufrió las consecuencias.
“Cuando volví a Los Ángeles, resulta que mis 500 conocidos de repente resultaron ser cuatro amigos. Ella es muy poderosa en Los Ángeles, en la industria”, recordó con tristeza. “Yo estaba trabajando en la industria haciendo videos musicales y tours y era difícil conseguir trabajo, cuando no imposible”.
El hermano menor de la cantante asegura que Madonna está perdido sin él, porque ella ahora perdió de vista lo que sus fanáticos quieren.
“Su actuación perdió teatralidad para mí, y perdió su conexión con la audiencia. Es decepcionante. ¿Cuántos tours hizo desde 1994? ¿Cinco? Es difícil verlos porque sé de lo que es capaz. Son todas pantallas y proyecciones, y la cábala y todas esas otras cosas con las que la audiencia no se conecta”, agregó.