EL ADIVINADOR

  • Prensa OEM
  • en Esoterico

Equilibra tu Chi, a través del pensamiento

Salud física, emocional y espiritual

A todos nos circula una energía interna y vital llamada Chi. Cuando esta fluye libre a través de esas carreteras llamadas meridianos, nuestra salud física, emocional y espiritual discurre con balance. Si este Chi se mueve lento o se estanca por algún trauma del pasado, un mal hábito alimenticio, de vida o pensamiento nefasto, es cuando surge la enfermedad.

“Los puntos meridianos energéticos se distribuyen simétricamente en el cuerpo. A través de ellos se dosifica tu energía vital o Chi por todo el organismo. Cada punto tiene una aplicación específica basada en tres principios: reequilibrar, estimular o sedar el flujo vital. La función de cada meridiano abarca no sólo lo fisiológico, sino también lo emocional y espiritual”, afirma Alejandra Guaderrama, sicóloga y especialista en una terapia llamada Visión Espiritual, a través del Pensamiento o Bioprogramación. “Tu mente es energía activa que mueve emociones, sentimientos, sueños, deseos y salud. Posee un poderoso mecanismo para liberarte de un padecimiento específico. La curación fluye en un lugar donde la mística se cruza con la ciencia, donde lo que piensas son tus medicinas”.

La base de esta terapia, es que el sistema energético es una red de vasos comunicantes y la energía es como el agua que se mueve. Cuando te enfermas es porque el líquido vital se atoró en algún lado; una alteración energética. “Hay que escanear síquicamente, encontrar y alinear cuánticamente esa parte para que vuelva a correr en armonía física, emocional y espiritual; entregar una sanación gradual complementada con cambios de hábitos de las personas”, enfatiza Alejandra, quien el 29 de marzo ofrecerá una Terapia Grupal de Sanación Energética en el Centro Médico Siglo XXI, abordando padecimientos emocionales, espirituales y físicos de los que hoy abundan en nuestro país. (visionespiritual.com)

Curando desde tu interior

“Lo que no resuelves en tu mente, tu cuerpo lo convierte en enfermedad”. Handy Kuautletl

“La medicina convencional tiene un vacío enorme en cuanto al dolor.

Sólo receta antiinflamatorios, por ejemplo, y descanso. Desde el punto de vista teórico, funciona; pero no busca el origen del dolor. En Visión Espiritual tratamos con personas, no con enfermedades. Para nosotros existe una realidad corporal, emocional y espiritual; un todo que integra, que se relaciona entre sí y que influye en el bienestar y la salud de una persona”, apunta nuestra entrevistada.

Estar saludable es el punto de partida para mover tu vida hacia donde tú quieras; si no hay salud, no hay nada, se apaga hasta la luz espiritual que te pertenece. “Para curarte lo que hay que hacer es investigar en tu interior y buscar la causa. Hay que apartar la mirada del síntoma o de la enfermedad y buscar más allá. Ir al origen, ir a la raíz del padecimiento… La enfermedad sólo tiene un fin, ayudarnos a reparar nuestras faltas, errores o carencias internas… La enfermedad, en realidad, es el camino a la curación; saca a flote lo que está escondido… Acude con tu médico, sí, pero también te espero el 29 en un viaje interior hacia tu curación”, afirma Alejandra. (visionespiritual777@gmail.com)