Brujería con tu ropa

  • Prensa OEM
  • en Esoterico

“Hay mucha gente que no cree en nada, pero que tiene miedo de todo”. Freud

 

¿Regalaste un suéter o foto tuya? Si desea hacerte daño, esa persona llevará ese objeto a un brujo que en cuatro pasos lo hará:

  1. Hace un diagnóstico para saber si es posible lo que el cliente pide.
  2. Si procede, hace un muñeco parecido a ti y lo viste con suetercitos o calzoncitos cosidos con tela de tus prendas. Para afianzar el mal añade cabellos, uñas o fluidos de tu cuerpo; pues atrapa tu esencia más íntima.
  3. Entona cánticos de ceremonia vudú, y baña el fetiche en azúcar o miel, o sal y chile.
  4. Debido a que las diferentes horas del día están regidas por espíritus benignos o malignos, el hechizo se realiza a medianoche (negativos). Con esto se asegura la mitad del “trabajo”.

 

Muñeco

Algunos muñecos de vudú se elaboran para separar o “salar”. Vistes al fetiche de la persona, lo rocías con tierra de panteón, lo velas a medianoche y le rezas a la Santa Muerte, intercalando lo que deseas. Metes la figurilla en una maceta y la entierras en un panteón.

 

Te han hecho brujería si repentinamente…

Dolor de cabeza, de leve a intenso, mareos, cansancio físico y mental, zumbido de oídos, desorientación.

Tu vida entra en un bache de problemas, enfermedades, peleas, deudas. No avanzas en ningún aspecto y te frustras.

¿Cómo es posible esto?

Porque tu cuerpo crea, almacena y emite energía personal.

“No hay dos frecuencias iguales; son como las huellas dactilares: únicas. Todo aquello que esté en contacto contigo como tu ropa, cepillos, peines, muebles, toallas, trastos, almohadas, terminan siendo parte de ti; y tú de ellos en un vínculo especial”, asegura Huber Lira, perito en estas artes.

Este tipo de magia también se usa para…

-Curar algo leve.

-Fortalecer la relación sentimental o realizar un “amarre” amoroso.

-Influenciarte positivamente.

 

Más vale prevenir…

-No regales fotos ni prendas, sobre todo si acabas de quitártelas.

-Carga en tu bolso un cuarzo cristal, éste absorberá la mala energía a la que estás expuesto durante el día.

-Si es posible lava tu ropa o déjala en agua luego que te la quites. Cuando la enjabones echa un chorrito de éter, esto bloquea el mal si acaso las prestas, regalas o roban.

-En la foto del recuerdo, di mentalmente: “Cierro mi aura y mis puertas astrales a toda energía que no sea para mi bien”. El poder del decreto.