/ martes 26 de mayo de 2020

Afuera de hospital, perro espera por meses a su dueño, quien murió por Covid-19

El noble can aguarda a ser adoptado por una nueva familia, debido a que los pacientes del hospital han comenzado a presentar quejas

En febrero de este año, un hombre fue ingresado a un hospital ubicado en Wuhan, China, luego de presentar síntomas característicos del Covid-19. Lo enternecedor de esta historia es que su mejor amigo, un perro mestizo de siete años, permaneció a las afueras de las instalaciones médicas a la espera de la recuperación de su dueño.

De acuerdo con el diario diario New York Post, días más tarde, el diagnóstico de la enfermedad fue confirmado y el estado de salud del paciente se consideraba grave, hasta que tiempo después perdió la batalla contra el virus que ha causado una pandemia y falleció a causa de una neumonía provocada por la enfermedad.

Pese al trágico deceso, el pequeño de cuatro patas continuó frente a las puertas del hospital durante tres meses e incluso, según relata el personal médico, llegó a ingresar a las instalaciones en busca de su amo.

Los médicos y enfermeros lo llamaron Xiaobao, que significa pequeño tesoro, gracias a su lealtad inquebrantable que tanto lo caracterizaba.

El caso del pequeño can ahora es conocido gracias a Wu Cuifen, una mujer encargada de una tienda cercana a la clínica que regresó a laborar después de que el gobierno del país asiático levantara las restricciones de movilidad en la ciudad. La joven decidió contar la enternecedora historia al diario New York Post.

La Cuifen destacó para el medio la increíble lealtad de Xiaobao, pues a pesar de que pasaron tres meses, siempre permaneció a la espera de su dueño. Asimismo, detalló que el perro pasaba el día en su tienda cercana al hospital, pero que jamás dejó de esperar.

"Primero me familiaricé con el perro y después lo traje a la tienda. Cada mañana, cuando abría, Xiaobao estaba allí esperándome, lo alimentaba hasta que me despedía al final de cada día", señaló la mujer.

Gracias a ello, ahora navega en internet una foto del noble perro, quien espera ser adoptado por una nueva familia, debido a que los pacientes del hospital han comenzado a presentar quejas por su presencia. Por ello, las autoridades de la clínica tomaron la decisión de contactar con una protectora de animales para buscarle un buen futuro.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

En febrero de este año, un hombre fue ingresado a un hospital ubicado en Wuhan, China, luego de presentar síntomas característicos del Covid-19. Lo enternecedor de esta historia es que su mejor amigo, un perro mestizo de siete años, permaneció a las afueras de las instalaciones médicas a la espera de la recuperación de su dueño.

De acuerdo con el diario diario New York Post, días más tarde, el diagnóstico de la enfermedad fue confirmado y el estado de salud del paciente se consideraba grave, hasta que tiempo después perdió la batalla contra el virus que ha causado una pandemia y falleció a causa de una neumonía provocada por la enfermedad.

Pese al trágico deceso, el pequeño de cuatro patas continuó frente a las puertas del hospital durante tres meses e incluso, según relata el personal médico, llegó a ingresar a las instalaciones en busca de su amo.

Los médicos y enfermeros lo llamaron Xiaobao, que significa pequeño tesoro, gracias a su lealtad inquebrantable que tanto lo caracterizaba.

El caso del pequeño can ahora es conocido gracias a Wu Cuifen, una mujer encargada de una tienda cercana a la clínica que regresó a laborar después de que el gobierno del país asiático levantara las restricciones de movilidad en la ciudad. La joven decidió contar la enternecedora historia al diario New York Post.

La Cuifen destacó para el medio la increíble lealtad de Xiaobao, pues a pesar de que pasaron tres meses, siempre permaneció a la espera de su dueño. Asimismo, detalló que el perro pasaba el día en su tienda cercana al hospital, pero que jamás dejó de esperar.

"Primero me familiaricé con el perro y después lo traje a la tienda. Cada mañana, cuando abría, Xiaobao estaba allí esperándome, lo alimentaba hasta que me despedía al final de cada día", señaló la mujer.

Gracias a ello, ahora navega en internet una foto del noble perro, quien espera ser adoptado por una nueva familia, debido a que los pacientes del hospital han comenzado a presentar quejas por su presencia. Por ello, las autoridades de la clínica tomaron la decisión de contactar con una protectora de animales para buscarle un buen futuro.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Policiaca

No lo vio y chocó contra camioneta estacionada en la Miguel Hidalgo

Testigos solicitaron la ambulancia para que fuera atendido este hombre