/ miércoles 28 de agosto de 2019

Ni tan sanos. Cigarros electrónicos provocan daño pulmonar

El uso de cigarrillos electrónicos provocó ya una muerte en Estados Unidos; hay 193 casos con problemas respiratorios graves

Washington, 26 ago (EFE).- Los sabores o sustancias añadidas a los cigarrillos electrónicos podrían ser un elemento clave en los crecientes casos de lesiones pulmonares graves relacionados con el vapeo en EE.UU., que han provocado ya una muerte en el país, dijo este viernes a Efe un experto en neumología que estudia el problema.

"Como dicen los chefs, el secreto podría estar en la salsa", aseguró el doctor John E. Parker, profesor de Medicina Pulmonar y Cuidados Críticos en la Universidad de Virginia Occidental (EE.UU.), en una conversación telefónica con Efe.

Alertan por nuevas formas de consumir alcohol y nicotina


En 2015, Parker y su equipo alertaron a la Asociación Estadounidense de Médicos Torácicos sobre el caso de una mujer de 31 años a la que habían atendido en su hospital y cuyos problemas respiratorios agudos -una neumonía lipoidea- acabaron relacionando con el vapeo.

Cuatro años después, los gubernamentales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) han detectado 193 casos de pacientes con problemas respiratorios graves tras haber consumido cigarrillos electrónicos en el país, y el pasado viernes informaron de la primera muerte aparentemente relacionada con ese hábito.

"No creo que el caso que nosotros tratamos fuera el primero en el país, pero sí pensamos que era un evento centinela, lo que significa que si encuentras un caso, es probable que haya más, especialmente cuando la causa es algo tan extendido como vapear", explicó Parker.

Atajar el brote de lesiones relacionadas con el vapeo implicará "entender qué componentes hay en el material que se está inhalando, porque es probable que sea un componente, o una mezcla de componentes, lo que está causando el problema", opinó.


"Los productos disponibles por la vía comercial pueden provocar enfermedades, pero existe la preocupación de que el problema pueda estar en algo que añade el usuario individual", indicó el doctor.

"Algunos aditivos se añaden para dar un sabor distinto (al cigarrillo electrónico). Y también hay gente que ha estado añadiéndole drogas ilícitas o callejeras, como el tetrahidrocannabinol (THC)", el principal componente psicoactivo de la marihuana, agregó Parker.

El director del CDC, Robert Redfield, ya dejó entrever el pasado viernes que una de las líneas de investigación de su agencia a la hora de esclarecer qué provocó la primera muerte por vapeo en EE.UU. tiene que ver con sustancias añadidas o bien por los fabricantes o bien por los usuarios.

"El vapeo expone a sus usuarios a muchas sustancias diferentes sobre cuyos daños asociados tenemos poca información, incluidos los sabores, la nicotina, los 'cannabinoides' y los disolventes", señaló Redfield en un comunicado.

También la Asociación Estadounidense del Vapeo, que defiende las presuntas virtudes de los cigarrillos electrónicos como alternativa al tabaco, apuntó el viernes a la posibilidad de que fueran "cartuchos de tetrahidrocannabinol hechos de forma amateur y obtenidos en el mercado negro" los que provocaron la primera muerte.


"Cada día de esta crisis nos trae más pruebas de que los cartuchos callejeros que contienen THC u otras drogas ilegales son los responsables de estas enfermedades, no los productos de vapeo con nicotina", consideró el presidente de la Asociación, Gregory Conley, en un comunicado.

Parker subrayó que no podrá saberse la causa definitiva de las lesiones pulmonares hasta que concluya la investigación que han lanzado los CDC, y advirtió de que es "posible que haya otra muerte, debido a la toxicidad relacionada con el vapeo" y a la necesidad de "máquinas y cuidados intensivos" para reanimar a los pacientes.

Washington, 26 ago (EFE).- Los sabores o sustancias añadidas a los cigarrillos electrónicos podrían ser un elemento clave en los crecientes casos de lesiones pulmonares graves relacionados con el vapeo en EE.UU., que han provocado ya una muerte en el país, dijo este viernes a Efe un experto en neumología que estudia el problema.

"Como dicen los chefs, el secreto podría estar en la salsa", aseguró el doctor John E. Parker, profesor de Medicina Pulmonar y Cuidados Críticos en la Universidad de Virginia Occidental (EE.UU.), en una conversación telefónica con Efe.

Alertan por nuevas formas de consumir alcohol y nicotina


En 2015, Parker y su equipo alertaron a la Asociación Estadounidense de Médicos Torácicos sobre el caso de una mujer de 31 años a la que habían atendido en su hospital y cuyos problemas respiratorios agudos -una neumonía lipoidea- acabaron relacionando con el vapeo.

Cuatro años después, los gubernamentales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés) han detectado 193 casos de pacientes con problemas respiratorios graves tras haber consumido cigarrillos electrónicos en el país, y el pasado viernes informaron de la primera muerte aparentemente relacionada con ese hábito.

"No creo que el caso que nosotros tratamos fuera el primero en el país, pero sí pensamos que era un evento centinela, lo que significa que si encuentras un caso, es probable que haya más, especialmente cuando la causa es algo tan extendido como vapear", explicó Parker.

Atajar el brote de lesiones relacionadas con el vapeo implicará "entender qué componentes hay en el material que se está inhalando, porque es probable que sea un componente, o una mezcla de componentes, lo que está causando el problema", opinó.


"Los productos disponibles por la vía comercial pueden provocar enfermedades, pero existe la preocupación de que el problema pueda estar en algo que añade el usuario individual", indicó el doctor.

"Algunos aditivos se añaden para dar un sabor distinto (al cigarrillo electrónico). Y también hay gente que ha estado añadiéndole drogas ilícitas o callejeras, como el tetrahidrocannabinol (THC)", el principal componente psicoactivo de la marihuana, agregó Parker.

El director del CDC, Robert Redfield, ya dejó entrever el pasado viernes que una de las líneas de investigación de su agencia a la hora de esclarecer qué provocó la primera muerte por vapeo en EE.UU. tiene que ver con sustancias añadidas o bien por los fabricantes o bien por los usuarios.

"El vapeo expone a sus usuarios a muchas sustancias diferentes sobre cuyos daños asociados tenemos poca información, incluidos los sabores, la nicotina, los 'cannabinoides' y los disolventes", señaló Redfield en un comunicado.

También la Asociación Estadounidense del Vapeo, que defiende las presuntas virtudes de los cigarrillos electrónicos como alternativa al tabaco, apuntó el viernes a la posibilidad de que fueran "cartuchos de tetrahidrocannabinol hechos de forma amateur y obtenidos en el mercado negro" los que provocaron la primera muerte.


"Cada día de esta crisis nos trae más pruebas de que los cartuchos callejeros que contienen THC u otras drogas ilegales son los responsables de estas enfermedades, no los productos de vapeo con nicotina", consideró el presidente de la Asociación, Gregory Conley, en un comunicado.

Parker subrayó que no podrá saberse la causa definitiva de las lesiones pulmonares hasta que concluya la investigación que han lanzado los CDC, y advirtió de que es "posible que haya otra muerte, debido a la toxicidad relacionada con el vapeo" y a la necesidad de "máquinas y cuidados intensivos" para reanimar a los pacientes.