/ lunes 24 de mayo de 2021

¿Quién gana en la guerra del streaming?

Se trata de un sector de negocios en el que todos quieren estar, pero que hasta el momento es dominado por Netflix y Amazon Prime Video

Ver la televisión en el Siglo XXI ya no es lo mismo. Hoy existen cientos de años de programación bajo demanda que puede ser consumida a cualquier hora, sin comerciales y todo al alcance de un click, en un mercado de streaming de video que incluye plataformas de pago y gratuitas al alcance de cualquier persona en el mundo con acceso a internet.

En el mercado de paga, los suscriptores ya alcanzan 900 millones, según un estudio de OBS Business School, lo que representa una cuarta parte del mercado televisivo mundial.

Este número equivale a siete veces la población de México, estimada en 127 millones de personas, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Este es un mercado en el que todos quieren estar, pero que hasta el momento es dominado por nombres como Netflix, de Reed Hastings, y Amazon Prime Video, del multimillonario Jeff Bezos. Entre las dos compañías tienen 353.7 millones de suscriptores al cierre de 2020, lo que significa casi cuatro de cada 10 suscriptores.

Durante el confinamiento, detalla el estudio Plataformas audiovisuales digitales: las grandes vencedoras de la pandemia, la televisión convencional registró récords de audiencia, especialmente en el género informativo, pero las plataformas digitales experimentaron un incremento del tráfico de hasta 70 por ciento en 2020, principalmente en producciones de ficción.

Foto: Roberto Hernández

En esta guerra nadie se quiere quedar atrás y otras empresas lideradas por nombres tan grandes como Walt Disney, Apple, AT&T y Televisa, y un largo etcétera, están fusionando gigantes del entretenimiento, casas productoras y franquicias para volverse más atractivas que los grandes competidores en una batalla que apenas está comenzando.

“La lucha por el pastel es feroz y aunque el predominio de momento está en manos de Netflix, la pionera, lo cierto es que el peligroso Amazon Prime, patrocinado por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, parece constituir por el momento la opción más seria para desbancarle en el futuro”, apunta el estudio.

Durante la cuarentena, el consumo de estas plataformas aumentó hasta 43 por ciento entre las 11:00 y las 0:00 horas. La hora pico se ubicó entre las 10:00 a.m. y las 5:00 p.m.

Hasta el momento, Netflix parece invencible, al ser la pionera en el mercado, que en un inicio concentró programación de varias cadenas internacionales, aunque con el tiempo, y el surgimiento de nuevos servicios, las opciones del streaming de Red Hastings se concentran en el contenido original.

COMPETIDORES ARMAN ARSENAL

Pero la competencia apenas inicia, especialmente a partir de la llegada de una de las casas productoras más grandes del mundo: Disney+.

Antes de lanzar la plataforma, que incluye todos los clásicos infantiles, más las series que ha producido la empresa californiana desde sus inicios, la compañía compró dos de las franquicias más exitosas y taquilleras de la historia.

En 2009, la compañía compró Marvel Studios por dos mil 800 millones de dólares. La casa productora es creadora de la saga The Avengers, que hasta el momento incluye 22 películas, a las que se suman las series WandaVision, que fue estrenada de forma exclusiva en la plataforma, así como Falcon y el Soldado del Invierno.

Para octubre de 2012, la empresa del ratón, anunció la compra de LucasFilm, de George Lucas, la productora de la saga Star Wars por cuatro mil millones de dólares e inició con la producción de la nueva era de las películas, que incluyen títulos como El despertar de la Fuerza, Los últimos Jedi, El ascenso de Skywalker, así como los spin off, Rogue One, y Han Solo.

Con el lanzamiento de la plataforma, Disney presentó la serie The Mandalorian, un programa que robó la atención casi de inmediato.

Pero la compra más grande y el preámbulo para el lanzamiento de la plataforma, fue la adquisición de Fox, un acuerdo valuado en 71 mil 300 millones de dólares. Antes de lanzar su streaming, Disney invirtió 78 mil 100 millones de dólares en casas productoras de contenido que reforzaran su oferta.

A esto se suma la cadena deportiva ESPN, que tiene su propio streaming en Estados Unidos. Sin embargo, Disney no ha sido la única empresa que ha destinado miles de millones de dólares para crear un streaming.

AT&T, la empresa de telecomunicaciones inició su estrategia de ampliarse a los medios de comunicación en 2015, con la compra de DirecTV, por 48 mil 500 millones de dólares. A esta operación, siguió la adquisición de Warner, una transacción que le costó 86 mil millones de dólares, y que integra marcas como HBO, TNT, TBS y la empresa de noticias CNN.

Hasta ese momento, el contenido de Time Warner, ahora en manos de AT&T incluía toda la programación de Warner, a lo que se suman las películas de DC Comics y de Harry Potter, y series del tamaño de Game of Thrones.

Foto: Cortesía

Pero las compras realizadas en esos años llevaron a la compañía a cerrar 2019 como la empresa más endeudada del mundo, con un pasivo superior a 180 mil millones de dólares, es decir 3.6 billones de pesos, lo que representa dos terceras partes del presupuesto que gastará este año el gobierno federal.

AT&T no se limitó a estas compras, pues apenas la semana pasada, la compañía anunció la fusión de Time Warner con Discovery. Cuando el acuerdo se concrete, AT&T recibirá 43 mil millones de dólares y sus accionistas pasarán a tener 71 por ciento de la nueva compañía, mientras que los accionistas de Discovery tendrán 29 por ciento.

En un comunicado conjunto, la fusión fue descrita como la creación de "uno de los mayores actores globales del streaming". El acuerdo combina "el entretenimiento premium y los productos deportivos y noticiosos de WarnerMedia, con el liderazgo de Discovery en entretenimiento internacional y de no ficción, así como con sus negocios deportivos, para crear una compañía global de entretenimiento líder y autónoma", señaló el comunicado.

La fusión creará un competidor de los líderes del mercado, Netflix y Disney+, así como Amazon Prime Video y Apple TV, que han visto sus números de suscriptores aumentar durante la pandemia. Sin embargo, el streaming de AT&T no ha llegado a México y, hasta el momento, no tiene fecha para su arribo.

Por su parte, la oferta de Amazon Prime Video, de Jeff Bezos, se enfoca más en la variedad de canales, además de la plataforma. A través del streaming del hombre más rico del mundo se pueden contratar otros canales, como Paramount+, Starz Play, entre muchos otros, todos ellos, con costo adicional.

También la semana anterior, Amazon entabló pláticas para adquirir los estudios MGM que podrían impulsar sus ambiciones de hacerse más fuerte en el mercado de streaming de videos, reportaron este martes medios estadounidenses. El acuerdo podría valorar a Metro Goldwyn Mayer entre cinco mil y 10 mil millones de dólares, según el diario The New York Times.

Con la compra, Prime Video tendría un catálogo adicional de cuatro mil títulos de la productora del León, que incluye títulos como James Bond o la Pantera Rosa.

EL MERCADO MEXICANO

Sólo en el mercado mexicano existen 35 plataformas de diferentes tipos de contenido, donde todavía faltan grandes competidores como HBO Max y AT&T, con Time Warner.

Este mercado, detalla The Competitive Intelligence Unit, tiene una dinámica acelerada de crecimiento ante la llegada de nuevos jugadores, una mayor conectividad en los hogares, así como la profundización en la preferencia por estas alternativas de entretenimiento en el hogar.

Al cuarto trimestre de 2020, en México había 11.1 millones de suscriptores, un crecimiento anual de 18.2 por ciento. El año pasado, el alza de clientes se duplicó en relación con 2019.

La consultora añade que desde la llegada de Disney+ en noviembre de 2020, se ha desembocado una oleada de nuevos esfuerzos y estrategias para participar y llevarse una porción de este mercado en franco crecimiento, tanto en ingresos como en suscripciones.

A un mes y medio de su entrada al mercado mexicano, Disney+ superó a plataformas que llevan cuatro años atendiendo a las audiencias, como HBO Go, Blim o Claro Video, mientras que se acerca peligrosamente a Prime Video.

Pero el mercado mexicano no se limitará a estas plataformas, pues el próximo mes se espera la llegada de HBO Max, propiedad de AT&T que integra un nuevo catálogo de contenidos originales locales e internacionales, con la posibilidad de ver la programación lineal que ofrece este conglomerado de medios.

Ese mismo mes llegará Star+, que también pertenece a Disney, pero que concentra los contenidos de 21th Century Studios, Searchlight, ABC, Freeform, FX y Hulu para audiencias maduras, es decir, la programación completa de Fox.

Al mismo tiempo, Disney+ complementará la oferta de contenidos, al sumar el contenido de ESPN, con deportes en vivo y bajo demanda.

Además, todavía existe un mercado potencial de internautas que no se han subido al mercado de las plataformas, pues al menos nueve por ciento de ellos están interesados en sumarse a este mercado.

“Ante la proliferación y diversificación de plataformas de contenidos audiovisuales vía streaming, el gran ganador es el consumidor mexicano quien tendrá al alcance una creciente diversidad de alternativas para atender la cada vez más compleja pluralidad de sus preferencias e integración a diferentes segmentos del mercado”, añade la consultora.

Ver la televisión en el Siglo XXI ya no es lo mismo. Hoy existen cientos de años de programación bajo demanda que puede ser consumida a cualquier hora, sin comerciales y todo al alcance de un click, en un mercado de streaming de video que incluye plataformas de pago y gratuitas al alcance de cualquier persona en el mundo con acceso a internet.

En el mercado de paga, los suscriptores ya alcanzan 900 millones, según un estudio de OBS Business School, lo que representa una cuarta parte del mercado televisivo mundial.

Este número equivale a siete veces la población de México, estimada en 127 millones de personas, según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Este es un mercado en el que todos quieren estar, pero que hasta el momento es dominado por nombres como Netflix, de Reed Hastings, y Amazon Prime Video, del multimillonario Jeff Bezos. Entre las dos compañías tienen 353.7 millones de suscriptores al cierre de 2020, lo que significa casi cuatro de cada 10 suscriptores.

Durante el confinamiento, detalla el estudio Plataformas audiovisuales digitales: las grandes vencedoras de la pandemia, la televisión convencional registró récords de audiencia, especialmente en el género informativo, pero las plataformas digitales experimentaron un incremento del tráfico de hasta 70 por ciento en 2020, principalmente en producciones de ficción.

Foto: Roberto Hernández

En esta guerra nadie se quiere quedar atrás y otras empresas lideradas por nombres tan grandes como Walt Disney, Apple, AT&T y Televisa, y un largo etcétera, están fusionando gigantes del entretenimiento, casas productoras y franquicias para volverse más atractivas que los grandes competidores en una batalla que apenas está comenzando.

“La lucha por el pastel es feroz y aunque el predominio de momento está en manos de Netflix, la pionera, lo cierto es que el peligroso Amazon Prime, patrocinado por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, parece constituir por el momento la opción más seria para desbancarle en el futuro”, apunta el estudio.

Durante la cuarentena, el consumo de estas plataformas aumentó hasta 43 por ciento entre las 11:00 y las 0:00 horas. La hora pico se ubicó entre las 10:00 a.m. y las 5:00 p.m.

Hasta el momento, Netflix parece invencible, al ser la pionera en el mercado, que en un inicio concentró programación de varias cadenas internacionales, aunque con el tiempo, y el surgimiento de nuevos servicios, las opciones del streaming de Red Hastings se concentran en el contenido original.

COMPETIDORES ARMAN ARSENAL

Pero la competencia apenas inicia, especialmente a partir de la llegada de una de las casas productoras más grandes del mundo: Disney+.

Antes de lanzar la plataforma, que incluye todos los clásicos infantiles, más las series que ha producido la empresa californiana desde sus inicios, la compañía compró dos de las franquicias más exitosas y taquilleras de la historia.

En 2009, la compañía compró Marvel Studios por dos mil 800 millones de dólares. La casa productora es creadora de la saga The Avengers, que hasta el momento incluye 22 películas, a las que se suman las series WandaVision, que fue estrenada de forma exclusiva en la plataforma, así como Falcon y el Soldado del Invierno.

Para octubre de 2012, la empresa del ratón, anunció la compra de LucasFilm, de George Lucas, la productora de la saga Star Wars por cuatro mil millones de dólares e inició con la producción de la nueva era de las películas, que incluyen títulos como El despertar de la Fuerza, Los últimos Jedi, El ascenso de Skywalker, así como los spin off, Rogue One, y Han Solo.

Con el lanzamiento de la plataforma, Disney presentó la serie The Mandalorian, un programa que robó la atención casi de inmediato.

Pero la compra más grande y el preámbulo para el lanzamiento de la plataforma, fue la adquisición de Fox, un acuerdo valuado en 71 mil 300 millones de dólares. Antes de lanzar su streaming, Disney invirtió 78 mil 100 millones de dólares en casas productoras de contenido que reforzaran su oferta.

A esto se suma la cadena deportiva ESPN, que tiene su propio streaming en Estados Unidos. Sin embargo, Disney no ha sido la única empresa que ha destinado miles de millones de dólares para crear un streaming.

AT&T, la empresa de telecomunicaciones inició su estrategia de ampliarse a los medios de comunicación en 2015, con la compra de DirecTV, por 48 mil 500 millones de dólares. A esta operación, siguió la adquisición de Warner, una transacción que le costó 86 mil millones de dólares, y que integra marcas como HBO, TNT, TBS y la empresa de noticias CNN.

Hasta ese momento, el contenido de Time Warner, ahora en manos de AT&T incluía toda la programación de Warner, a lo que se suman las películas de DC Comics y de Harry Potter, y series del tamaño de Game of Thrones.

Foto: Cortesía

Pero las compras realizadas en esos años llevaron a la compañía a cerrar 2019 como la empresa más endeudada del mundo, con un pasivo superior a 180 mil millones de dólares, es decir 3.6 billones de pesos, lo que representa dos terceras partes del presupuesto que gastará este año el gobierno federal.

AT&T no se limitó a estas compras, pues apenas la semana pasada, la compañía anunció la fusión de Time Warner con Discovery. Cuando el acuerdo se concrete, AT&T recibirá 43 mil millones de dólares y sus accionistas pasarán a tener 71 por ciento de la nueva compañía, mientras que los accionistas de Discovery tendrán 29 por ciento.

En un comunicado conjunto, la fusión fue descrita como la creación de "uno de los mayores actores globales del streaming". El acuerdo combina "el entretenimiento premium y los productos deportivos y noticiosos de WarnerMedia, con el liderazgo de Discovery en entretenimiento internacional y de no ficción, así como con sus negocios deportivos, para crear una compañía global de entretenimiento líder y autónoma", señaló el comunicado.

La fusión creará un competidor de los líderes del mercado, Netflix y Disney+, así como Amazon Prime Video y Apple TV, que han visto sus números de suscriptores aumentar durante la pandemia. Sin embargo, el streaming de AT&T no ha llegado a México y, hasta el momento, no tiene fecha para su arribo.

Por su parte, la oferta de Amazon Prime Video, de Jeff Bezos, se enfoca más en la variedad de canales, además de la plataforma. A través del streaming del hombre más rico del mundo se pueden contratar otros canales, como Paramount+, Starz Play, entre muchos otros, todos ellos, con costo adicional.

También la semana anterior, Amazon entabló pláticas para adquirir los estudios MGM que podrían impulsar sus ambiciones de hacerse más fuerte en el mercado de streaming de videos, reportaron este martes medios estadounidenses. El acuerdo podría valorar a Metro Goldwyn Mayer entre cinco mil y 10 mil millones de dólares, según el diario The New York Times.

Con la compra, Prime Video tendría un catálogo adicional de cuatro mil títulos de la productora del León, que incluye títulos como James Bond o la Pantera Rosa.

EL MERCADO MEXICANO

Sólo en el mercado mexicano existen 35 plataformas de diferentes tipos de contenido, donde todavía faltan grandes competidores como HBO Max y AT&T, con Time Warner.

Este mercado, detalla The Competitive Intelligence Unit, tiene una dinámica acelerada de crecimiento ante la llegada de nuevos jugadores, una mayor conectividad en los hogares, así como la profundización en la preferencia por estas alternativas de entretenimiento en el hogar.

Al cuarto trimestre de 2020, en México había 11.1 millones de suscriptores, un crecimiento anual de 18.2 por ciento. El año pasado, el alza de clientes se duplicó en relación con 2019.

La consultora añade que desde la llegada de Disney+ en noviembre de 2020, se ha desembocado una oleada de nuevos esfuerzos y estrategias para participar y llevarse una porción de este mercado en franco crecimiento, tanto en ingresos como en suscripciones.

A un mes y medio de su entrada al mercado mexicano, Disney+ superó a plataformas que llevan cuatro años atendiendo a las audiencias, como HBO Go, Blim o Claro Video, mientras que se acerca peligrosamente a Prime Video.

Pero el mercado mexicano no se limitará a estas plataformas, pues el próximo mes se espera la llegada de HBO Max, propiedad de AT&T que integra un nuevo catálogo de contenidos originales locales e internacionales, con la posibilidad de ver la programación lineal que ofrece este conglomerado de medios.

Ese mismo mes llegará Star+, que también pertenece a Disney, pero que concentra los contenidos de 21th Century Studios, Searchlight, ABC, Freeform, FX y Hulu para audiencias maduras, es decir, la programación completa de Fox.

Al mismo tiempo, Disney+ complementará la oferta de contenidos, al sumar el contenido de ESPN, con deportes en vivo y bajo demanda.

Además, todavía existe un mercado potencial de internautas que no se han subido al mercado de las plataformas, pues al menos nueve por ciento de ellos están interesados en sumarse a este mercado.

“Ante la proliferación y diversificación de plataformas de contenidos audiovisuales vía streaming, el gran ganador es el consumidor mexicano quien tendrá al alcance una creciente diversidad de alternativas para atender la cada vez más compleja pluralidad de sus preferencias e integración a diferentes segmentos del mercado”, añade la consultora.

Archivos Secretos

Septiembre de 1985: El terror se apoderó de todos en la ciudad tras el temblor

Una estela de muerte y destrucción dejó el sismo más intenso registrado en el siglo XX; cientos de edificios derrumbados, incendios por doquier, personas atrapadas... ¡Todo se vino abajo!

Metrópoli

Popocatépetl registra nueva explosión que genera una columna de vapor y gases

Protección Civil indicó que el semáforo de alerta se mantiene en amarillo fase dos y exhorta a la población no acercarse al lugar

Gossip

Alicia Keys cuenta su historia en la serie Noted

Alicia Keys recién celebraba los 20 años del lanzamiento de su álbum debut Songs in A minor

Gossip

Belén Cuturi, de Uruguay para el mundo, presenta Importa

La cantante uruguaya presenta en su nuevo sencillo, Importa, una lista de cosas que marcan rumbo en su vida y que quedarán plasmadas en su tercer disco 

Cultura

Mextrópoli 2021 reflexiona sobre el daño ambiental

Esta edición, el encuentro ingresó al formato híbrido, que incluye 19 instalaciones sobre las crisis urbanas

Gossip

Clint Eastwood replantea estereotipos en Cry Macho

En Cry macho, Clint Eastwood dirige a un elenco encabezado por actores mexicanos 

Gossip

Nea Agostini: Dos chilenos con sabor italiano

Mezclando elementos del indie-pop con sonidos electrónicos, el dueto de hermanos busca abrirse camino con su sencillo MDMA