/ lunes 4 de julio de 2022

"Por fin soy un contribuyente", presume joven con discapacidad

Daniel Robles narró la odisea vivida en el SAT para solicitar su firma electrónica, y en su colaboración para la fundación “Yo También” cuenta que ahora ya tiene una actividad remunerada y que puede emitir una factura por sus servicios

Daniel Robles Haro, un joven de 26 años de edad quien sufre de parálisis cerebral cuadriparesia distónica, caracterizada por ser una discapacidad motora, por lo que utiliza de manera permanente una silla de ruedas, narró hace unas semanas en su cuenta de Twitter la odisea vivida en el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para solicitar su firma electrónica; sin embargo, por fin la obtuvo “y soy, oficialmente, un contribuyente”.

De acuerdo con el portal de la fundación “Yo También”, dedicada a brindar información sobre discapacidad e inclusión y creada por las periodistas Katia D’Artigues y Bárbara Anderson, y en el que colabora Daniel Robles, la gente del SAT se comunicó con el joven para atender su caso.

Daniel Robles colabora en el portal “Yo También”, dedicado a brindar información sobre discapacidad e inclusión y creado por las periodistas Katia D’Artigues y Bárbara Anderson / Foto: Captura de pantalla de @YoTambien

Robles Haro narra que tras contar lo vivido en el SAT se comunicó con él José Miguel Ricaño Hernández, coordinador nacional de Administraciones Desconcentradas de Servicios al Contribuyente, y asegura que le dio la impresión de ser un hombre de mente abierta.

“Escuchó mis razones y se comprometió a hacer los ajustes necesarios para que yo obtuviera mi firma electrónica.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Y no sólo eso, me invitó a participar próximamente en mesas de trabajo para realizar adecuaciones a los reglamentos establecidos, para que sean accesibles a todas las personas”.

Daniel Robles aclara que no sabe si él es el primer caso así en el SAT, pero que está seguro que habrá más, “porque las personas con discapacidad estamos trabajando por ser cada vez más visibles y abriendo caminos de real inclusión”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Daniel Robles Haro, un joven de 26 años de edad quien sufre de parálisis cerebral cuadriparesia distónica, caracterizada por ser una discapacidad motora, por lo que utiliza de manera permanente una silla de ruedas, narró hace unas semanas en su cuenta de Twitter la odisea vivida en el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para solicitar su firma electrónica; sin embargo, por fin la obtuvo “y soy, oficialmente, un contribuyente”.

De acuerdo con el portal de la fundación “Yo También”, dedicada a brindar información sobre discapacidad e inclusión y creada por las periodistas Katia D’Artigues y Bárbara Anderson, y en el que colabora Daniel Robles, la gente del SAT se comunicó con el joven para atender su caso.

Daniel Robles colabora en el portal “Yo También”, dedicado a brindar información sobre discapacidad e inclusión y creado por las periodistas Katia D’Artigues y Bárbara Anderson / Foto: Captura de pantalla de @YoTambien

Robles Haro narra que tras contar lo vivido en el SAT se comunicó con él José Miguel Ricaño Hernández, coordinador nacional de Administraciones Desconcentradas de Servicios al Contribuyente, y asegura que le dio la impresión de ser un hombre de mente abierta.

“Escuchó mis razones y se comprometió a hacer los ajustes necesarios para que yo obtuviera mi firma electrónica.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Y no sólo eso, me invitó a participar próximamente en mesas de trabajo para realizar adecuaciones a los reglamentos establecidos, para que sean accesibles a todas las personas”.

Daniel Robles aclara que no sabe si él es el primer caso así en el SAT, pero que está seguro que habrá más, “porque las personas con discapacidad estamos trabajando por ser cada vez más visibles y abriendo caminos de real inclusión”.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem