/ martes 30 de julio de 2019

El Toque Chamánico

RINCÓN MÍSTICO

El Toque Chamánico

Contacto energético y sagrado para sanar cuerpo, alma y espíritu

¿Qué traumas están marcando tu vida? Un trauma es una herida psíquica que resulta y crece por un episodio dramático en el pasado, se queda ahí; y comienza a lesionar la vida emocional que se hace extensivo a varias esferas. Más allá de la psicología y la psicoterapia, hoy existe una práctica que está generando expedientes sanos. Se trata de la Brujería Chamánica, un arte espiritual de sanar a través de pases energéticos.

“Los chamanes y las brujas fueron las primeras psicotraumatólogas populares, quienes conociendo la sabiduría del cuerpo y las cargas energéticas llevan a cabo masajes, rituales, danzas y trances que permiten liberar el susto y recuperar el espíritu. Cuando la bruja chamánica cura, lo hace a través de múltiples formas, una de ellas es el ‘Toque Chamánico’; masaje que supone el contacto energético y sagrado de ella con el paciente”, afirma el especialista Miguel Ángel Pichardo Reyes.


El ritual y la cura

En el Toque Chamánico la bruja coloca su mano sobre la cabeza del paciente, la mueve en una corriente circular repetitiva que va desplazándose hacia distintas zonas del cuerpo: coronilla, frente, zona occipital, hombros, omóplatos, pecho, abdomen, sacro-lumbar; establece una relación transferencial con su paciente, convirtiéndose en su padre-madre, en la divinidad, o en los antepasados. El masaje extático abarca la totalidad de la persona:

Dimensión física a través del contacto y movimiento.

Dimensión emocional gracias a la reacción transferencial del paciente. Dimensión espiritual mediante el estado de unión extática del trance.

En trance ambos llevan a cabo un viaje hacia otros tiempos, otros mundos y otras realidades. Contactan con su pasado infantil, se encuentran con algún familiar, o maestro ascendido. “El toque chamánico es un trance extático de la sanadora, carga de energía espiritual su cuerpo, y de forma especial su Hara, sus riñones, la columna vertebral, el corazón y las manos, que es por donde se sana”, enfatiza Miguel Ángel, quien a través de toda esta sabiduría infundida por brujas y chamanes, ofrecerá el taller “Masaje Postraumático: La vía chamánica para la liberación del trauma”, el 10 y 11 de agosto en Guadalajara, Jal. CDMX 20 y 21 https://www.facebook.com/altersoma/

La danza curativa

El Toque Chamánico es una danza extática terapéutica entre la bruja y su paciente para viajar a través de las memorias traumáticas bloqueadas y guardadas en el cuerpo del afectado. “El movimiento dirigido hace que él rememore, asocie, procese y libere traumas en una función terapéutica.

El movimiento marca un estado de regresión, incluso a los primeros años de vida, el nacimiento y el estado intrauterino, sin mencionar otras vidas y otros mundos”, finaliza el especialista, quien dirige AlterSoma. Escuela Libre de Psicoterapia Corporal. El Holistic Trauma Center de Guadalajara. Y coordina el diplomado en Holistic Trauma Therapy. Terapia Psicocorporal Postraumática y Masaje Bioenergético Postraumático.

Actualmente atiende a sobrevivientes de abuso sexual, secuestros, desaparición, entre otros traumas. Su terapia integra diferentes técnicas de masaje en el tratamiento psicocorporal del trauma, vinculando las artes curativas chamánicas de México y la Medicina Tradicional China, con las neurociencias, la neuroetología, la psicología social evolutiva.

Ha incorporado, además, las técnicas transpersonales a través el uso del pranayama del Yoga, la meditación Za-zen, la danza extática y el estudio de los estados de conciencia para su uso terapéutico.

El taller se encuentra dirigido a psicólogas, psicoterapeutas, trabajadoras sociales, educadoras, pedagogas, abogadas, enfermeras, médicos, terapeutas holísticos. @miguelangelpichardoreyes

Mayores informes al 33-3136-4705

El Toque Chamánico

Contacto energético y sagrado para sanar cuerpo, alma y espíritu

¿Qué traumas están marcando tu vida? Un trauma es una herida psíquica que resulta y crece por un episodio dramático en el pasado, se queda ahí; y comienza a lesionar la vida emocional que se hace extensivo a varias esferas. Más allá de la psicología y la psicoterapia, hoy existe una práctica que está generando expedientes sanos. Se trata de la Brujería Chamánica, un arte espiritual de sanar a través de pases energéticos.

“Los chamanes y las brujas fueron las primeras psicotraumatólogas populares, quienes conociendo la sabiduría del cuerpo y las cargas energéticas llevan a cabo masajes, rituales, danzas y trances que permiten liberar el susto y recuperar el espíritu. Cuando la bruja chamánica cura, lo hace a través de múltiples formas, una de ellas es el ‘Toque Chamánico’; masaje que supone el contacto energético y sagrado de ella con el paciente”, afirma el especialista Miguel Ángel Pichardo Reyes.


El ritual y la cura

En el Toque Chamánico la bruja coloca su mano sobre la cabeza del paciente, la mueve en una corriente circular repetitiva que va desplazándose hacia distintas zonas del cuerpo: coronilla, frente, zona occipital, hombros, omóplatos, pecho, abdomen, sacro-lumbar; establece una relación transferencial con su paciente, convirtiéndose en su padre-madre, en la divinidad, o en los antepasados. El masaje extático abarca la totalidad de la persona:

Dimensión física a través del contacto y movimiento.

Dimensión emocional gracias a la reacción transferencial del paciente. Dimensión espiritual mediante el estado de unión extática del trance.

En trance ambos llevan a cabo un viaje hacia otros tiempos, otros mundos y otras realidades. Contactan con su pasado infantil, se encuentran con algún familiar, o maestro ascendido. “El toque chamánico es un trance extático de la sanadora, carga de energía espiritual su cuerpo, y de forma especial su Hara, sus riñones, la columna vertebral, el corazón y las manos, que es por donde se sana”, enfatiza Miguel Ángel, quien a través de toda esta sabiduría infundida por brujas y chamanes, ofrecerá el taller “Masaje Postraumático: La vía chamánica para la liberación del trauma”, el 10 y 11 de agosto en Guadalajara, Jal. CDMX 20 y 21 https://www.facebook.com/altersoma/

La danza curativa

El Toque Chamánico es una danza extática terapéutica entre la bruja y su paciente para viajar a través de las memorias traumáticas bloqueadas y guardadas en el cuerpo del afectado. “El movimiento dirigido hace que él rememore, asocie, procese y libere traumas en una función terapéutica.

El movimiento marca un estado de regresión, incluso a los primeros años de vida, el nacimiento y el estado intrauterino, sin mencionar otras vidas y otros mundos”, finaliza el especialista, quien dirige AlterSoma. Escuela Libre de Psicoterapia Corporal. El Holistic Trauma Center de Guadalajara. Y coordina el diplomado en Holistic Trauma Therapy. Terapia Psicocorporal Postraumática y Masaje Bioenergético Postraumático.

Actualmente atiende a sobrevivientes de abuso sexual, secuestros, desaparición, entre otros traumas. Su terapia integra diferentes técnicas de masaje en el tratamiento psicocorporal del trauma, vinculando las artes curativas chamánicas de México y la Medicina Tradicional China, con las neurociencias, la neuroetología, la psicología social evolutiva.

Ha incorporado, además, las técnicas transpersonales a través el uso del pranayama del Yoga, la meditación Za-zen, la danza extática y el estudio de los estados de conciencia para su uso terapéutico.

El taller se encuentra dirigido a psicólogas, psicoterapeutas, trabajadoras sociales, educadoras, pedagogas, abogadas, enfermeras, médicos, terapeutas holísticos. @miguelangelpichardoreyes

Mayores informes al 33-3136-4705