/ viernes 21 de mayo de 2021

¿Los smartwatches son un peligro?

La seguridad al usar un reloj inteligente es un problema tanto para quienes los portan como para quienes los rodean

Se estima que 73,4 millones de personas utilizarán tecnologías portátiles en los Estados Unidos para 2022. Los dispositivos portátiles son dispositivos electrónicos inteligentes que se pueden usar en diferentes partes del cuerpo. El dispositivo inteligente más popular es el reloj inteligente.

Una característica importante de la tecnología portátil es que son fáciles de adquirir y, por lo tanto, se pueden utilizar en casi cualquier lugar. Esta conveniencia y adaptabilidad significa que los relojes inteligentes se utilizan en una variedad de circunstancias, incluso mientras se conduce un automóvil. La seguridad al usar un reloj inteligente es un problema tanto para los usuarios de relojes inteligentes como para quienes los rodean.

Uno de cada seis estadounidenses posee un reloj inteligente que usa al menos una vez al mes. Según International Data Corporation, una empresa de investigación y marketing de tecnología, los relojes inteligentes comprenderán el 70,2 por ciento de toda la tecnología portátil para 2022.

Los tiempos de reacción reducidos y la distracción del conductor contribuyen a los accidentes de tráfico. Investigaciones recientes encontraron que cuando los conductores tenían conversaciones en sus dispositivos, ya fueran de mano o manos libres, los tiempos de reacción aumentaban y la capacidad del conductor para evaluar y reaccionar ante un problema disminuía. En resumen, es peligroso usar un reloj inteligente mientras se conduce.

Transport Canada se refiere a esto como conducción distraída: "Cuando la atención de un conductor se desvía de la tarea de conducir porque está enfocado en otra cosa".

Cuando un conductor se distrae, su desempeño, así como su plena conciencia de los problemas en la carretera, no son óptimos. Los conductores distraídos tardan más en darse cuenta de las preocupaciones de seguridad y comprender cómo resolver el problema y no pueden responder físicamente con rapidez. La capacidad de un conductor distraído para operar un vehículo motorizado de manera segura se ve afectada; es posible que ni siquiera se den cuenta de un problema o que estén distraídos en absoluto.

Las distracciones al conducir no se limitan a problemas fuera de un vehículo motorizado. Transport Canada indica que una distracción puede tomar la forma de enviar mensajes de texto, hablar por teléfono o con los pasajeros, comer o beber o usar un sistema de entretenimiento o navegación. Usar un dispositivo electrónico de manos libres distrae cuatro veces más que hablar con un pasajero adulto.

En Canadá, la conducción distraída contribuyó al 21% de los accidentes con muerte y al 27% de los accidentes con lesiones graves. En los EE. UU., Solo en 2017, 3,166 personas murieron en las carreteras debido a la conducción distraída. Más del 90 por ciento de los accidentes de tráfico ocurren debido a errores humanos; estos accidentes se pueden prevenir.

La mayoría de los estados de EE. UU. Tienen leyes que prohíben la conducción distraída: la mayoría de los estados prohíben que un conductor hable por teléfono móvil o envíe mensajes de texto mientras conduce. Los relojes inteligentes a menudo no forman parte de esta restricción.

Para cambiar las leyes de modo que el uso de relojes inteligentes esté prohibido o restringido, la investigación debe mostrar cómo estas tecnologías distraen a los conductores.

Nuestro equipo de investigación en HEC Montréal Tech3Lab, un laboratorio especializado en el estudio de las interacciones entre personas y tecnologías, analizó qué características particulares de las tecnologías inteligentes y los dispositivos portátiles pueden contribuir a la distracción y los accidentes del conductor.

Comparamos los relojes inteligentes con los teléfonos móviles y analizamos los efectos del envío de mensajes de texto o de voz en las reacciones y la concentración de los conductores. Nuestros hallazgos se publicaron en Accident, Analysis & Prevention.

Establecimos un experimento en un simulador de conducción que midió las respuestas del conductor a diferentes tipos de alertas de un reloj inteligente y un teléfono móvil. Estas distracciones, incluida la asistencia por voz para los conductores, se compararon por la forma en que reaccionaron los conductores.

Nuestro estudio colocó a 31 conductores en una de cuatro posibles situaciones de conducción simuladas. En tres de las cuatro situaciones, los conductores recibieron alertas en un teléfono móvil, reloj inteligente o por altavoz. Los conductores tuvieron que responder a estas alertas verbalmente. La cuarta situación fue ligeramente diferente: los conductores recibieron mensajes de texto escritos por teléfono móvil o reloj inteligente y debían responder usando sus teléfonos para enviar una respuesta por mensaje de texto.

Nuestro estudio ofrece información sobre qué niveles de distracción experimentan los comportamientos específicos de los conductores cuando conducen y usan sus relojes inteligentes. Descubrimos que los relojes inteligentes distraen más a los conductores que los teléfonos móviles, mientras que los asistentes de voz distraen menos. Las miradas de los conductores estaban menos enfocadas mientras conducían cuando recibieron alertas escritas en sus relojes inteligentes que en sus teléfonos móviles.

También descubrimos que las miradas de los conductores estaban menos enfocadas en su conducción cuando se les enviaban alertas escritas en un teléfono móvil que cuando escuchaban la alerta a través de un altavoz. Además, los conductores se distrajeron más con las alertas escritas que con las que se les dieron por voz.

En general, los relojes inteligentes tienen un efecto negativo en la capacidad de una persona para conducir de forma segura. También descubrimos que la forma más segura de enviar y recibir alertas era por voz.

Estos resultados son importantes para el público y los formuladores de políticas. Si bien algunas jurisdicciones pueden considerar el uso de un reloj inteligente mientras se conduce como una conducción distraída, y esto es ilegal en la mayoría de los estados de EE. UU., Los agentes de policía individuales pueden usar su discreción para interpretar las leyes de su estado.

Es necesario que haya más precisión en cómo la ley define la conducción distraída en lo que respecta a los relojes inteligentes y su uso por parte de los conductores. Las compañías de seguros comprenderán mejor las circunstancias que rodean a las reclamaciones cuando se consideren las características específicas del comportamiento de los conductores.

Creemos que se pueden salvar vidas informando al público conductor de los riesgos de usar un reloj inteligente mientras se conduce. Los mensajes de seguridad se pueden subrayar con educación en las escuelas, las redes sociales, los medios tradicionales, el marketing, las alertas de seguridad y el cumplimiento.

Se estima que 73,4 millones de personas utilizarán tecnologías portátiles en los Estados Unidos para 2022. Los dispositivos portátiles son dispositivos electrónicos inteligentes que se pueden usar en diferentes partes del cuerpo. El dispositivo inteligente más popular es el reloj inteligente.

Una característica importante de la tecnología portátil es que son fáciles de adquirir y, por lo tanto, se pueden utilizar en casi cualquier lugar. Esta conveniencia y adaptabilidad significa que los relojes inteligentes se utilizan en una variedad de circunstancias, incluso mientras se conduce un automóvil. La seguridad al usar un reloj inteligente es un problema tanto para los usuarios de relojes inteligentes como para quienes los rodean.

Uno de cada seis estadounidenses posee un reloj inteligente que usa al menos una vez al mes. Según International Data Corporation, una empresa de investigación y marketing de tecnología, los relojes inteligentes comprenderán el 70,2 por ciento de toda la tecnología portátil para 2022.

Los tiempos de reacción reducidos y la distracción del conductor contribuyen a los accidentes de tráfico. Investigaciones recientes encontraron que cuando los conductores tenían conversaciones en sus dispositivos, ya fueran de mano o manos libres, los tiempos de reacción aumentaban y la capacidad del conductor para evaluar y reaccionar ante un problema disminuía. En resumen, es peligroso usar un reloj inteligente mientras se conduce.

Transport Canada se refiere a esto como conducción distraída: "Cuando la atención de un conductor se desvía de la tarea de conducir porque está enfocado en otra cosa".

Cuando un conductor se distrae, su desempeño, así como su plena conciencia de los problemas en la carretera, no son óptimos. Los conductores distraídos tardan más en darse cuenta de las preocupaciones de seguridad y comprender cómo resolver el problema y no pueden responder físicamente con rapidez. La capacidad de un conductor distraído para operar un vehículo motorizado de manera segura se ve afectada; es posible que ni siquiera se den cuenta de un problema o que estén distraídos en absoluto.

Las distracciones al conducir no se limitan a problemas fuera de un vehículo motorizado. Transport Canada indica que una distracción puede tomar la forma de enviar mensajes de texto, hablar por teléfono o con los pasajeros, comer o beber o usar un sistema de entretenimiento o navegación. Usar un dispositivo electrónico de manos libres distrae cuatro veces más que hablar con un pasajero adulto.

En Canadá, la conducción distraída contribuyó al 21% de los accidentes con muerte y al 27% de los accidentes con lesiones graves. En los EE. UU., Solo en 2017, 3,166 personas murieron en las carreteras debido a la conducción distraída. Más del 90 por ciento de los accidentes de tráfico ocurren debido a errores humanos; estos accidentes se pueden prevenir.

La mayoría de los estados de EE. UU. Tienen leyes que prohíben la conducción distraída: la mayoría de los estados prohíben que un conductor hable por teléfono móvil o envíe mensajes de texto mientras conduce. Los relojes inteligentes a menudo no forman parte de esta restricción.

Para cambiar las leyes de modo que el uso de relojes inteligentes esté prohibido o restringido, la investigación debe mostrar cómo estas tecnologías distraen a los conductores.

Nuestro equipo de investigación en HEC Montréal Tech3Lab, un laboratorio especializado en el estudio de las interacciones entre personas y tecnologías, analizó qué características particulares de las tecnologías inteligentes y los dispositivos portátiles pueden contribuir a la distracción y los accidentes del conductor.

Comparamos los relojes inteligentes con los teléfonos móviles y analizamos los efectos del envío de mensajes de texto o de voz en las reacciones y la concentración de los conductores. Nuestros hallazgos se publicaron en Accident, Analysis & Prevention.

Establecimos un experimento en un simulador de conducción que midió las respuestas del conductor a diferentes tipos de alertas de un reloj inteligente y un teléfono móvil. Estas distracciones, incluida la asistencia por voz para los conductores, se compararon por la forma en que reaccionaron los conductores.

Nuestro estudio colocó a 31 conductores en una de cuatro posibles situaciones de conducción simuladas. En tres de las cuatro situaciones, los conductores recibieron alertas en un teléfono móvil, reloj inteligente o por altavoz. Los conductores tuvieron que responder a estas alertas verbalmente. La cuarta situación fue ligeramente diferente: los conductores recibieron mensajes de texto escritos por teléfono móvil o reloj inteligente y debían responder usando sus teléfonos para enviar una respuesta por mensaje de texto.

Nuestro estudio ofrece información sobre qué niveles de distracción experimentan los comportamientos específicos de los conductores cuando conducen y usan sus relojes inteligentes. Descubrimos que los relojes inteligentes distraen más a los conductores que los teléfonos móviles, mientras que los asistentes de voz distraen menos. Las miradas de los conductores estaban menos enfocadas mientras conducían cuando recibieron alertas escritas en sus relojes inteligentes que en sus teléfonos móviles.

También descubrimos que las miradas de los conductores estaban menos enfocadas en su conducción cuando se les enviaban alertas escritas en un teléfono móvil que cuando escuchaban la alerta a través de un altavoz. Además, los conductores se distrajeron más con las alertas escritas que con las que se les dieron por voz.

En general, los relojes inteligentes tienen un efecto negativo en la capacidad de una persona para conducir de forma segura. También descubrimos que la forma más segura de enviar y recibir alertas era por voz.

Estos resultados son importantes para el público y los formuladores de políticas. Si bien algunas jurisdicciones pueden considerar el uso de un reloj inteligente mientras se conduce como una conducción distraída, y esto es ilegal en la mayoría de los estados de EE. UU., Los agentes de policía individuales pueden usar su discreción para interpretar las leyes de su estado.

Es necesario que haya más precisión en cómo la ley define la conducción distraída en lo que respecta a los relojes inteligentes y su uso por parte de los conductores. Las compañías de seguros comprenderán mejor las circunstancias que rodean a las reclamaciones cuando se consideren las características específicas del comportamiento de los conductores.

Creemos que se pueden salvar vidas informando al público conductor de los riesgos de usar un reloj inteligente mientras se conduce. Los mensajes de seguridad se pueden subrayar con educación en las escuelas, las redes sociales, los medios tradicionales, el marketing, las alertas de seguridad y el cumplimiento.

Policiaca

Mueren dos hombres durante balacera en cancha de futbol de Tlalnepantla

Una de las víctimas trató de impedir el ataque pero fue asesinado, ambos eran familiares y esperaban el inicio de un partido de futbol femenil

Política

La Cuatroté ya tiene su bendita red social

El administrador de la plataforma pidió recursos a Presidencia de la República para sostener el portal

Finanzas

México registra importaciones récord en granos por caída de producción

La disminución de la producción de frijol, sorgo, maíz y trigo en el país impulsa las compras del exterior

Sociedad

Primaria poblana que ganó rifa de avión presidencial aún no recibe su premio

Una escuela de la Mixteca poblana no ha visto un peso de los 20 millones que logró hace 9 meses

Finanzas

Bancos registran 10 intentos de ciberataque en primera mitad del año

La mayor parte de los ataques de este año se registran en cajeros, señala el Banco de México