/ jueves 9 de junio de 2022

Edad y antecedentes familiares, principales causas del cáncer de próstata

El miedo a la revisión para detectar algún tumor maligno es el principal factor de retraso de tratamiento para atender oportunamente el cáncer de próstata

En México, el cáncer de próstata es la primera causa de muerte en hombres por tumores malignos, el 70 por ciento de los casos se detectan en etapas avanzadas y al año 7 mil hombres pierden la vida, de acuerdo con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)[1], por lo que, la revisión periódica es la mejor opción para tener una buena calidad de vida y poder actuar a tiempo.

Este cáncer generalmente no está asociado a un estilo de vida y hábitos poco saludables como el tabaquismo, obesidad o alcoholismo. El principal factor de riesgo lo constituye la edad y los antecedentes familiares de primera línea: padre, hermanos y tíos paternos; especificó la Dra. Gabriela Abundis Mora, Gerente Médica de Nefrología en PiSA® Farmacéutica.

La especialista en PiSA® Farmacéutica explicó que la próstata es una glándula con forma de nuez, ubicada debajo de la vejiga y delante del recto de los hombres. Es la encargada de producir el líquido seminal que nutre y transporta el esperma. Por lo tanto, el cáncer de próstata se va a originar por un crecimiento descontrolado y anormal de las células en estas partes específicas del cuerpo.

Los principales síntomas del cáncer de próstata son: demora para comenzar a orinar, esfuerzos al orinar, disminución de la fuerza de la orina, incremento en la frecuencia al orinar (la vejiga no se vacía por completo), pérdida de peso, disfunción eréctil, presencia de sangre en la orina y el semen, dolor en la cadera, columna vertebral o costillas y debilidad o adormecimiento en las piernas y pies.

Si se tiene alguno de esos síntomas se debe realizar un diagnóstico por parte de un especialista, en este caso un urólogo, a través de un análisis de sangre y orina (laboratorio), así como estudios de ultrasonido y en casos más complejos se podría recomendar una biopsia”.

Es importante resaltar que no solo existe el estudio del tacto, previo a esto los varones se pueden realizar un Antígeno Prostático Específico (PSA), recomendado para mayores de 40 años, el cual se puede realizar de forma preventiva. El cáncer de próstata es curable si se diagnostica a tiempo y para ello es vital acudir una vez al año a revisión de rutina con el especialista. Sobre este estudio, el Dr. Humberto Bautista, especialista en psico – oncología y Coordinador del Servicio de Psico – Oncología en el Hospital de Oncología del Centro Médico Siglo XXI del IMSS, aclaró que hoy en día no hay un consenso acerca del umbral óptimo (niveles) del PSA para recomendar una biopsia de la próstata en hombres de cualquier raza o grupo étnico, pero en general, cuanto más elevada sea la concentración del PSA, mayor será la probabilidad de que presente cáncer de próstata.

El especialista compartió que, de acuerdo con un artículo científico, la mayoría de los hombres con un PSA elevado resultan no tener cáncer de próstata; solo cerca de 25 % de los hombres que tienen una biopsia de la próstata a causa de una concentración elevada del PSA tienen en realidad cáncer de próstata cuando se realiza una biopsia.

Sobre el miedo que puede ocasionar en los hombres realizarse chequeos periódicamente y también enfrentarse a un diagnóstico de cáncer, el especialista en psico – oncología, refirió que, en México, el miedo de padecer una enfermedad crónica es la principal causa del retraso en la atención médica

Al realizar campañas de diagnóstico precoz en las unidades de medicina familiar, la mayoría de los pacientes acudían a revisiones dentales, análisis sanguíneos para revisión de niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos; pero evitaban la revisión Prostática con la principal justificación “No voy porque capaz que me encuentran algo”.

También se manifiesta vergüenza en la población mexicana al realizarse una exploración de cavidades; debido a que este procedimiento consiste en exponer su intimidad a otra persona (personal sanitario); desarrollando mucha vulnerabilidad en las primeras revisiones; que si bien, ante el transcurso de estas comenzará a reducir siempre y cuando sea el mismo profesional que la realiza.

Otro inconveniente que se presenta es la brecha generacional ante el personal sanitario y el paciente; ya que las unidades médicas de la Seguridad Social son unidades escuela y el personal sanitario en su mayoría es mucho más joven que los pacientes receptores de la atención, generando resistencia ante exponer su intimidad”.

El Coordinador del Servicio de Psico – Oncología en el Hospital de Oncología del Centro Médico Siglo XXI del IMSS, compartió un estudio (2016) de la relación mortalidad por cáncer de próstata y el grado de marginación por estado y se encontró que los estados con alta marginación en los últimos años presentaron altos índices y una explicación además de la poca accesibilidad a los centros de salud, puede asociarse con factores culturales o creencias que reducen la aceptación de la atención médica y por tanto retraso en el diagnóstico y que afectará el acceso al tratamiento para el cáncer de próstata; pero en especial sobre el sector de hombres mayores de 65 años.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Por último, cuando un paciente es diagnosticado con cáncer de próstata, debe de conocer diagnóstico completo, es decir: tipo y subtipo de cáncer que presenta, el estadio clínico en el que se encuentra y las vías terapéuticas a seguir; ya que cada cáncer es distinto y por lo tanto la terapéutica a seguir muy diferente.

El Dr. Humberto Bautista enfatizó que, “la diferencia entre un paciente informado y uno que no; de inicio será el proceso de control y ejecución en la toma de decisión, seguido sobre el control de efectos secundarios por el tratamiento y el grado de somatización sobre los mismos; pero será radical ante el nivel de independencia que desarrollará y la libertad que tendrá tanto él como sus familiares durante el tratamiento activo y pasivo de la enfermedad; logrando reducir o eliminar alteraciones mentales, comportamentales y psicoafectivas evitando el desarrollo de trastornos de personalidad; los cuales son muy latentes en la población masculina con cáncer de próstata avanzado”.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En México, el cáncer de próstata es la primera causa de muerte en hombres por tumores malignos, el 70 por ciento de los casos se detectan en etapas avanzadas y al año 7 mil hombres pierden la vida, de acuerdo con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)[1], por lo que, la revisión periódica es la mejor opción para tener una buena calidad de vida y poder actuar a tiempo.

Este cáncer generalmente no está asociado a un estilo de vida y hábitos poco saludables como el tabaquismo, obesidad o alcoholismo. El principal factor de riesgo lo constituye la edad y los antecedentes familiares de primera línea: padre, hermanos y tíos paternos; especificó la Dra. Gabriela Abundis Mora, Gerente Médica de Nefrología en PiSA® Farmacéutica.

La especialista en PiSA® Farmacéutica explicó que la próstata es una glándula con forma de nuez, ubicada debajo de la vejiga y delante del recto de los hombres. Es la encargada de producir el líquido seminal que nutre y transporta el esperma. Por lo tanto, el cáncer de próstata se va a originar por un crecimiento descontrolado y anormal de las células en estas partes específicas del cuerpo.

Los principales síntomas del cáncer de próstata son: demora para comenzar a orinar, esfuerzos al orinar, disminución de la fuerza de la orina, incremento en la frecuencia al orinar (la vejiga no se vacía por completo), pérdida de peso, disfunción eréctil, presencia de sangre en la orina y el semen, dolor en la cadera, columna vertebral o costillas y debilidad o adormecimiento en las piernas y pies.

Si se tiene alguno de esos síntomas se debe realizar un diagnóstico por parte de un especialista, en este caso un urólogo, a través de un análisis de sangre y orina (laboratorio), así como estudios de ultrasonido y en casos más complejos se podría recomendar una biopsia”.

Es importante resaltar que no solo existe el estudio del tacto, previo a esto los varones se pueden realizar un Antígeno Prostático Específico (PSA), recomendado para mayores de 40 años, el cual se puede realizar de forma preventiva. El cáncer de próstata es curable si se diagnostica a tiempo y para ello es vital acudir una vez al año a revisión de rutina con el especialista. Sobre este estudio, el Dr. Humberto Bautista, especialista en psico – oncología y Coordinador del Servicio de Psico – Oncología en el Hospital de Oncología del Centro Médico Siglo XXI del IMSS, aclaró que hoy en día no hay un consenso acerca del umbral óptimo (niveles) del PSA para recomendar una biopsia de la próstata en hombres de cualquier raza o grupo étnico, pero en general, cuanto más elevada sea la concentración del PSA, mayor será la probabilidad de que presente cáncer de próstata.

El especialista compartió que, de acuerdo con un artículo científico, la mayoría de los hombres con un PSA elevado resultan no tener cáncer de próstata; solo cerca de 25 % de los hombres que tienen una biopsia de la próstata a causa de una concentración elevada del PSA tienen en realidad cáncer de próstata cuando se realiza una biopsia.

Sobre el miedo que puede ocasionar en los hombres realizarse chequeos periódicamente y también enfrentarse a un diagnóstico de cáncer, el especialista en psico – oncología, refirió que, en México, el miedo de padecer una enfermedad crónica es la principal causa del retraso en la atención médica

Al realizar campañas de diagnóstico precoz en las unidades de medicina familiar, la mayoría de los pacientes acudían a revisiones dentales, análisis sanguíneos para revisión de niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos; pero evitaban la revisión Prostática con la principal justificación “No voy porque capaz que me encuentran algo”.

También se manifiesta vergüenza en la población mexicana al realizarse una exploración de cavidades; debido a que este procedimiento consiste en exponer su intimidad a otra persona (personal sanitario); desarrollando mucha vulnerabilidad en las primeras revisiones; que si bien, ante el transcurso de estas comenzará a reducir siempre y cuando sea el mismo profesional que la realiza.

Otro inconveniente que se presenta es la brecha generacional ante el personal sanitario y el paciente; ya que las unidades médicas de la Seguridad Social son unidades escuela y el personal sanitario en su mayoría es mucho más joven que los pacientes receptores de la atención, generando resistencia ante exponer su intimidad”.

El Coordinador del Servicio de Psico – Oncología en el Hospital de Oncología del Centro Médico Siglo XXI del IMSS, compartió un estudio (2016) de la relación mortalidad por cáncer de próstata y el grado de marginación por estado y se encontró que los estados con alta marginación en los últimos años presentaron altos índices y una explicación además de la poca accesibilidad a los centros de salud, puede asociarse con factores culturales o creencias que reducen la aceptación de la atención médica y por tanto retraso en el diagnóstico y que afectará el acceso al tratamiento para el cáncer de próstata; pero en especial sobre el sector de hombres mayores de 65 años.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Por último, cuando un paciente es diagnosticado con cáncer de próstata, debe de conocer diagnóstico completo, es decir: tipo y subtipo de cáncer que presenta, el estadio clínico en el que se encuentra y las vías terapéuticas a seguir; ya que cada cáncer es distinto y por lo tanto la terapéutica a seguir muy diferente.

El Dr. Humberto Bautista enfatizó que, “la diferencia entre un paciente informado y uno que no; de inicio será el proceso de control y ejecución en la toma de decisión, seguido sobre el control de efectos secundarios por el tratamiento y el grado de somatización sobre los mismos; pero será radical ante el nivel de independencia que desarrollará y la libertad que tendrá tanto él como sus familiares durante el tratamiento activo y pasivo de la enfermedad; logrando reducir o eliminar alteraciones mentales, comportamentales y psicoafectivas evitando el desarrollo de trastornos de personalidad; los cuales son muy latentes en la población masculina con cáncer de próstata avanzado”.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Policiaca

Motosicarios matan a dos sujetos frente a capilla en Álvaro Obregón

De acuerdo a los primeros reportes, una persona más fue alcanzada por las balas y se reporta grave en un hospital de la zona

Policiaca

Hallan cadáver de mujer dentro de bolsa de plástico en San Vicente Chicoloapan

Con huellas de tortura los restos de sin vida de una mujer fueron hallados entre la maleza, en una zona peligrosa de este municipio mexiquense