/ viernes 3 de diciembre de 2021

El cielo nocturno más hermoso del año y una lluvia de meteoros ¡todo a simple vista! en diciembre

En diciembre tenemos la oportunidad de observar el cielo nocturno más hermoso del año, además de una nebulosa, un cúmulo estelar y una lluvia de meteoros

En diciembre tenemos la oportunidad de observar el cielo nocturno más hermoso del año, además de una nebulosa, un cúmulo estelar y una lluvia de meteoros ¡todo a simple vista! Sólo necesitamos a las tres estrellas del Cinturón de Orión, las que en México conocemos como los Tres Reyes Magos.

Orión aparece al este u oriente, por donde cada mañana sale el Sol, desde las 8:30 de la noche. Aunque cada día irá apareciendo minutos antes.

Mapa estelar del cielo de Invierno. | Gráfico: Germán Martínez Gordillo

El nombre de las tres estrellas no es Gaspar, Melchor y Baltazar, sino Mintaka, la de arriba, Alnilam en medio, y Alnitak la de abajo. Son 30 veces más grandes que el Sol, a 915, mil 340 y 700 años luz de nosotros.

El año luz es una medida de distancia, no de tiempo. Es la distancia que recorre la luz en un año, viajando a la velocidad de la luz (300 mil km/s), equivale a 9 mil 460 mil 730 millones 472 mil 580.8 km.

Es decir, la luz de Mintaka tardó 915 años en llegar a nuestro planeta, por lo tanto, observamos la luz que partió de la estrella hace 915 años, vemos a la estrella tal y como era y en la posición en la que se encontraba hace 915 años. Por supuesto que 915 años, no es tiempo suficiente para grandes cambios en una estrella. Es por esto, que al observar el cielo nocturno estamos viendo el pasado del Universo.

ORIÓN

Observe que el Cinturón de Orión tiene dos estrellas al norte y dos al sur.

Las del norte son Betelgeuse, la roja y abajo, y Belatrix la de arriba y menor brillo. Mientras que las del sur son: Rigel, la más brillante y arriba, y Saiph la de abajo.

Betelgeuse es 800 veces más grande que el Sol y se ubica a 600 años luz. Mientras que Rigel es 80 veces mayor que el Sol, a 860 años luz.

LA NEBULOSA DE ORIÓN

Del Cinturón de Orión, nada lejos, al sur, sin mover la cabeza y sin rebasar a Rigel y Saiph, brilla una nubecita, es la Nebulosa de Orión (M42). Con binoculares o telescopio tendrá una mejor imagen.

La Nebulosa de Orión se ubica a mil 350 años luz de nosotros y ocupa en área de 24 años luz; ahí están naciendo estrellas.

La Nebulosa de Orion. | Foto: Hubble Space Telescope, NASA / ESA. M. Roberto

SIRIO Y LAS GEMINIDAS

Imaginemos unir a las tres estrellas del Cinturón de Orión con una línea recta. Extendiendo la línea hacia abajo de Orión, nos lleva a la estrella más brillante del cielo, Sirio de la constelación del Can Mayor.

Sirio es 1.7 veces más grande que el Sol, a 8.6 años luz de nosotros. Es una estrella doble, son dos estrellas en lugar de una.

Utilizando el mapa estelar, verá que al norte de Sirio brillan Procyón y Gomeisa del Can Menor y más al norte Castor y Polux de los Gemelos o Gemini (sin la "s").

Ahí, entre el 13 y 14 de diciembre de cada año, son los días de mayor actividad de la lluvia de meteoros Geminidas, con 100 a 120 meteoros por hora. Las lluvias de meteoros se observan a simple vista.

El cúmulo estelar las Pléyades. | Foto: NASA, ESA, AURA, Caltech, Palomar Observatory

LOS CÚMULOS

Ahora, extendamos la línea recta del Cinturón de Orión, hacia arriba de Orión. Pasará cerca de una estrella roja y más arriba llegará a una agrupación de estrellas, el cúmulo estelar más famoso, las Pléyades o M45.

Este cúmulo se observa a simple vista, incluso desde las ciudades, aunque con binoculares o telescopio tendrá una mejor imagen.

Una persona con buena vista verá 7 estrellas, sin embargo, son de entre 500 a mil. Es un cúmulo muy joven, las estrellas son casi bebés, apenas tienen 100 millones de años, nacieron cuando aún caminaban los dinosaurios en la Tierra. Las Pléyades se ubican a 444 años luz de nosotros.

La línea que nos llevó a las Pléyades, pasó antes cerca de una estrella roja, Aldebarán de la constelación del Toro o Tauro. Aldebarán es 45 veces más grande que el Sol, a 65 años luz. Con binoculares o telescopio verá a su alrededor el cúmulo estelar abierto, las Hyades.

La nebulosa del Cangrejo, M1. | Foto: NASA, ESA, J. Hester and A. Loll (Arizona State University)

CON BINOCULARES

Para lo siguiente necesitará binoculares o telescopio y un lugar con menos contaminación lumínica.

Una vez localizadas las estrellas Procyon y Polux, imagine entre ellas una línea que es la base de un triángulo invertido. La arista se encuentra en la constelación del Cangrejo o Cáncer, de estrellas débiles, ahí brilla el cúmulo M44 del Pesebre.

En el pie del gemelo Cástor se encuentra el cúmulo estelar M35, conocido por algunos astrónomos de México, como el Balón de Cástor, un nombre no oficial.

Abajo a la derecha, la estrella roja Aldebarán y las Hyades. Arriba a la izquierda, las Pléyades. | Foto: Giuseppe Donatiello

Al norte de Orión y arriba de los Gemelos, está la brillante estrella Capela de la constelación del Cochero o Auriga. Abajo brilla Menkalinam y rumbo al Toro, Alnath. Ellas nos ayudarán a ubicar tres cúmulos estelares más: M36, M37 y M38.

Con telescopio, en uno de los cuernos del Toro, cerca de Orión, se encuentra la Nebulosa del Cangrejo, M1, a 6 500 años luz de nosotros. Son los restos de la explosión de una estrella, vista en la Tierra en el año 1054, cuando brilló más.

Con binoculares, observe varios cúmulos del catálogo Messier (M), entre el Can Mayor y el Can Menor.

Aprenda a identificar estas constelaciones y al menos los objetos celestes que se observan a simple vista, y sorprenda a su familia y amigos. Solo necesita unos minutos de contemplación estelar.


german@astropuebla.org

En diciembre tenemos la oportunidad de observar el cielo nocturno más hermoso del año, además de una nebulosa, un cúmulo estelar y una lluvia de meteoros ¡todo a simple vista! Sólo necesitamos a las tres estrellas del Cinturón de Orión, las que en México conocemos como los Tres Reyes Magos.

Orión aparece al este u oriente, por donde cada mañana sale el Sol, desde las 8:30 de la noche. Aunque cada día irá apareciendo minutos antes.

Mapa estelar del cielo de Invierno. | Gráfico: Germán Martínez Gordillo

El nombre de las tres estrellas no es Gaspar, Melchor y Baltazar, sino Mintaka, la de arriba, Alnilam en medio, y Alnitak la de abajo. Son 30 veces más grandes que el Sol, a 915, mil 340 y 700 años luz de nosotros.

El año luz es una medida de distancia, no de tiempo. Es la distancia que recorre la luz en un año, viajando a la velocidad de la luz (300 mil km/s), equivale a 9 mil 460 mil 730 millones 472 mil 580.8 km.

Es decir, la luz de Mintaka tardó 915 años en llegar a nuestro planeta, por lo tanto, observamos la luz que partió de la estrella hace 915 años, vemos a la estrella tal y como era y en la posición en la que se encontraba hace 915 años. Por supuesto que 915 años, no es tiempo suficiente para grandes cambios en una estrella. Es por esto, que al observar el cielo nocturno estamos viendo el pasado del Universo.

ORIÓN

Observe que el Cinturón de Orión tiene dos estrellas al norte y dos al sur.

Las del norte son Betelgeuse, la roja y abajo, y Belatrix la de arriba y menor brillo. Mientras que las del sur son: Rigel, la más brillante y arriba, y Saiph la de abajo.

Betelgeuse es 800 veces más grande que el Sol y se ubica a 600 años luz. Mientras que Rigel es 80 veces mayor que el Sol, a 860 años luz.

LA NEBULOSA DE ORIÓN

Del Cinturón de Orión, nada lejos, al sur, sin mover la cabeza y sin rebasar a Rigel y Saiph, brilla una nubecita, es la Nebulosa de Orión (M42). Con binoculares o telescopio tendrá una mejor imagen.

La Nebulosa de Orión se ubica a mil 350 años luz de nosotros y ocupa en área de 24 años luz; ahí están naciendo estrellas.

La Nebulosa de Orion. | Foto: Hubble Space Telescope, NASA / ESA. M. Roberto

SIRIO Y LAS GEMINIDAS

Imaginemos unir a las tres estrellas del Cinturón de Orión con una línea recta. Extendiendo la línea hacia abajo de Orión, nos lleva a la estrella más brillante del cielo, Sirio de la constelación del Can Mayor.

Sirio es 1.7 veces más grande que el Sol, a 8.6 años luz de nosotros. Es una estrella doble, son dos estrellas en lugar de una.

Utilizando el mapa estelar, verá que al norte de Sirio brillan Procyón y Gomeisa del Can Menor y más al norte Castor y Polux de los Gemelos o Gemini (sin la "s").

Ahí, entre el 13 y 14 de diciembre de cada año, son los días de mayor actividad de la lluvia de meteoros Geminidas, con 100 a 120 meteoros por hora. Las lluvias de meteoros se observan a simple vista.

El cúmulo estelar las Pléyades. | Foto: NASA, ESA, AURA, Caltech, Palomar Observatory

LOS CÚMULOS

Ahora, extendamos la línea recta del Cinturón de Orión, hacia arriba de Orión. Pasará cerca de una estrella roja y más arriba llegará a una agrupación de estrellas, el cúmulo estelar más famoso, las Pléyades o M45.

Este cúmulo se observa a simple vista, incluso desde las ciudades, aunque con binoculares o telescopio tendrá una mejor imagen.

Una persona con buena vista verá 7 estrellas, sin embargo, son de entre 500 a mil. Es un cúmulo muy joven, las estrellas son casi bebés, apenas tienen 100 millones de años, nacieron cuando aún caminaban los dinosaurios en la Tierra. Las Pléyades se ubican a 444 años luz de nosotros.

La línea que nos llevó a las Pléyades, pasó antes cerca de una estrella roja, Aldebarán de la constelación del Toro o Tauro. Aldebarán es 45 veces más grande que el Sol, a 65 años luz. Con binoculares o telescopio verá a su alrededor el cúmulo estelar abierto, las Hyades.

La nebulosa del Cangrejo, M1. | Foto: NASA, ESA, J. Hester and A. Loll (Arizona State University)

CON BINOCULARES

Para lo siguiente necesitará binoculares o telescopio y un lugar con menos contaminación lumínica.

Una vez localizadas las estrellas Procyon y Polux, imagine entre ellas una línea que es la base de un triángulo invertido. La arista se encuentra en la constelación del Cangrejo o Cáncer, de estrellas débiles, ahí brilla el cúmulo M44 del Pesebre.

En el pie del gemelo Cástor se encuentra el cúmulo estelar M35, conocido por algunos astrónomos de México, como el Balón de Cástor, un nombre no oficial.

Abajo a la derecha, la estrella roja Aldebarán y las Hyades. Arriba a la izquierda, las Pléyades. | Foto: Giuseppe Donatiello

Al norte de Orión y arriba de los Gemelos, está la brillante estrella Capela de la constelación del Cochero o Auriga. Abajo brilla Menkalinam y rumbo al Toro, Alnath. Ellas nos ayudarán a ubicar tres cúmulos estelares más: M36, M37 y M38.

Con telescopio, en uno de los cuernos del Toro, cerca de Orión, se encuentra la Nebulosa del Cangrejo, M1, a 6 500 años luz de nosotros. Son los restos de la explosión de una estrella, vista en la Tierra en el año 1054, cuando brilló más.

Con binoculares, observe varios cúmulos del catálogo Messier (M), entre el Can Mayor y el Can Menor.

Aprenda a identificar estas constelaciones y al menos los objetos celestes que se observan a simple vista, y sorprenda a su familia y amigos. Solo necesita unos minutos de contemplación estelar.


german@astropuebla.org

Mundo

Casi mil combatientes ucranianos en Azovstal se entregaron prisioneros, afirma Rusia

Amnistía Internacional pidió a Rusia que se respeten los derechos de los prisioneros ucranianos

Política

México listo para nuevo diálogo entre oposición y gobierno de Venezuela: Ebrard

Estados Unidos anunció este martes el levantamiento de algunas de sus sanciones económicas contra Venezuela para tratar de reactivar dicho diálogo

Cultura

Eduardo Matos Moctezuma, emblema de la cultura viva de México

El arqueólogo dirigió el equipo que descubrió el Templo Mayor en la Ciudad de México, y en la excavación de la Pirámide del Sol en Teotihuacán