/ domingo 21 de febrero de 2021

Vence Cruz Azul 3-2 al Toluca; suma su quinto triunfo consecutivo

Se encuentran en segundolugar de la tabla, solo detrás del América

Cruz Azul es una auténtica Máquina de buen futbol. A los cementeros les sale todo, supieron sobreponerse de las pifias arbitrales que permitieron la reacción de Toluca, lograron contener a la mejor ofensiva y al final le pegaron a los Diablos para cosechar su quinto triunfo en fila, que ya los tiene en el liderato del Guard1anes 2021. 3-2 final.

En Cruz Azul empezaron con las rotaciones. Juan Reynoso dejó muy claro que nadie tiene su lugar asegurado como titular y de inicio presentó tres cambios, uno de ellos obligado. El técnico peruano cumplió con su palabra. Julio César Domínguez no fue convocado por un dolor en el abdomen y Pablo Aguilar recuperó su lugar en la zaga cementera junto a Juan Escobar. Ambos defensores, con la misión de detener a la mejor ofensiva y a Alexis Canelo como líder de goleo. Ignacio Rivero tomó el lugar del Shaggy Martínez por la lateral derecha y hubo doble delantera con Santiago Giménez y Jonathan Rodríguez. La base mexicana siguió, con los refuerzos Pol Fernández y Walter Montoya sin un puesto fijo.

Toluca no le movió absolutamente nada. Hernán Cristante no experimentó, tiene bien definido su esquema y escogió la misma alineación que le funcionó en partidos anteriores con Rubens Sambueza como el motor de los escarlatas.

Así comenzó el duelo por la cima.

La Máquina comenzó de gran forma y con el dominio total en el Coloso de Santa Úrsula. La confianza volvió en los capitalinos y muy rápido lo mostraron. El espectáculo dio inicio.

Orbelín Pineda fue el primero en dar aviso. Un largo trazo de Ignacio Rivero terminó en los pies del Maguito, pero definió de la peor forma. Sin embargo, los celestes no se rindieron y con velocidad y precisión hirieron al chamuco rojo.

Rafael Baca recuperó, Santiago Giménez prolongó. El mediocampista, como auténtica bala, no sé detuvo, se combinó perfecto con Jonathan Rodríguez y en dos toques despedazaron a la zaga choricera. Cabecita fue el último en tocarla y con un toque sutil la envió al fondo. El portero Luis García no pudo hacer nada. Cabecita no pudo fallar ante su mejor cliente en el futbol mexicano.

La convicción por el triunfo no bajó en los locales. Y así como festejaron, de inmediato buscaron el segundo tanto de ventaja. Cruz Azul buscó amplitud, tuvo variantes y siempre buscó ofender en su territorio. Con esa determinación no tardó.

Los cementeros aprovecharon los yerros de su rival. Luis Romo alzó la vista y demostró su estupendo toque. El mexicano se la puso como con la mano a Roberto Alvarado. El Piojo la remató de forma poco ortodoxa, con la espinilla, pero eso no fue impedimento. Como toque de billar, el balón pegó en el poste y se metió con drama incluído.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Los Diablos Rojos no reaccionaron, La Máquina bailó al líder y estuvo cerca del tercero, pero el arbitraje se lo quitó de forma inverosímil. Primero fue Luis Romo quien la falló, el rebote le cayó a Cabecita y cuando su doblete estaba cerca, apareció el silbante Oscar Macías para impedirlo. No fue por alguna marcación o falta, el árbitro se atravesó en la trayectoria de la redonda y la envió para afuera, ante los reclamos de los jugadores celestes.

Fue en ese momento cuando Toluca buscó la reacción y la encontró por partida doble. Cuando la visita parecía en la lona, logró el empate en un par de minutos. Sambueza fue quien movió los hilos mexiquenses. Un centro del habilidoso jugador fue rematado por Miguel Barbieri. Instantes después, una falta de Juan Escobar, que parecía fuera del área, fue interpretada como penalti. Canelo se perfiló, el VAR no apareció y el delantero venció a Jesús Corona desde los once pasos.

Lo que pudo ser un 3-0, quedó en 2-2 al medio tiempo.

En el complemento, los de la capital no dejaron de ser peligrosos. Toluca se metió en su área, pero la escuadra azul fue paciente. Pineda supo cómo hacer daño, con un centro encontró a Guillermo Fernández. Pol no la pensó y al estilo ninja puso el tercero en la red. Segundo tanto consecutivo del refuerzo estrella.

El partido perdió ritmo, los Diablos ya no pudieron y siguen sin ganar fuera del Infierno. La Máquina está cada vez más aceitada y anda muy endemoniada.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Cruz Azul es una auténtica Máquina de buen futbol. A los cementeros les sale todo, supieron sobreponerse de las pifias arbitrales que permitieron la reacción de Toluca, lograron contener a la mejor ofensiva y al final le pegaron a los Diablos para cosechar su quinto triunfo en fila, que ya los tiene en el liderato del Guard1anes 2021. 3-2 final.

En Cruz Azul empezaron con las rotaciones. Juan Reynoso dejó muy claro que nadie tiene su lugar asegurado como titular y de inicio presentó tres cambios, uno de ellos obligado. El técnico peruano cumplió con su palabra. Julio César Domínguez no fue convocado por un dolor en el abdomen y Pablo Aguilar recuperó su lugar en la zaga cementera junto a Juan Escobar. Ambos defensores, con la misión de detener a la mejor ofensiva y a Alexis Canelo como líder de goleo. Ignacio Rivero tomó el lugar del Shaggy Martínez por la lateral derecha y hubo doble delantera con Santiago Giménez y Jonathan Rodríguez. La base mexicana siguió, con los refuerzos Pol Fernández y Walter Montoya sin un puesto fijo.

Toluca no le movió absolutamente nada. Hernán Cristante no experimentó, tiene bien definido su esquema y escogió la misma alineación que le funcionó en partidos anteriores con Rubens Sambueza como el motor de los escarlatas.

Así comenzó el duelo por la cima.

La Máquina comenzó de gran forma y con el dominio total en el Coloso de Santa Úrsula. La confianza volvió en los capitalinos y muy rápido lo mostraron. El espectáculo dio inicio.

Orbelín Pineda fue el primero en dar aviso. Un largo trazo de Ignacio Rivero terminó en los pies del Maguito, pero definió de la peor forma. Sin embargo, los celestes no se rindieron y con velocidad y precisión hirieron al chamuco rojo.

Rafael Baca recuperó, Santiago Giménez prolongó. El mediocampista, como auténtica bala, no sé detuvo, se combinó perfecto con Jonathan Rodríguez y en dos toques despedazaron a la zaga choricera. Cabecita fue el último en tocarla y con un toque sutil la envió al fondo. El portero Luis García no pudo hacer nada. Cabecita no pudo fallar ante su mejor cliente en el futbol mexicano.

La convicción por el triunfo no bajó en los locales. Y así como festejaron, de inmediato buscaron el segundo tanto de ventaja. Cruz Azul buscó amplitud, tuvo variantes y siempre buscó ofender en su territorio. Con esa determinación no tardó.

Los cementeros aprovecharon los yerros de su rival. Luis Romo alzó la vista y demostró su estupendo toque. El mexicano se la puso como con la mano a Roberto Alvarado. El Piojo la remató de forma poco ortodoxa, con la espinilla, pero eso no fue impedimento. Como toque de billar, el balón pegó en el poste y se metió con drama incluído.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Los Diablos Rojos no reaccionaron, La Máquina bailó al líder y estuvo cerca del tercero, pero el arbitraje se lo quitó de forma inverosímil. Primero fue Luis Romo quien la falló, el rebote le cayó a Cabecita y cuando su doblete estaba cerca, apareció el silbante Oscar Macías para impedirlo. No fue por alguna marcación o falta, el árbitro se atravesó en la trayectoria de la redonda y la envió para afuera, ante los reclamos de los jugadores celestes.

Fue en ese momento cuando Toluca buscó la reacción y la encontró por partida doble. Cuando la visita parecía en la lona, logró el empate en un par de minutos. Sambueza fue quien movió los hilos mexiquenses. Un centro del habilidoso jugador fue rematado por Miguel Barbieri. Instantes después, una falta de Juan Escobar, que parecía fuera del área, fue interpretada como penalti. Canelo se perfiló, el VAR no apareció y el delantero venció a Jesús Corona desde los once pasos.

Lo que pudo ser un 3-0, quedó en 2-2 al medio tiempo.

En el complemento, los de la capital no dejaron de ser peligrosos. Toluca se metió en su área, pero la escuadra azul fue paciente. Pineda supo cómo hacer daño, con un centro encontró a Guillermo Fernández. Pol no la pensó y al estilo ninja puso el tercero en la red. Segundo tanto consecutivo del refuerzo estrella.

El partido perdió ritmo, los Diablos ya no pudieron y siguen sin ganar fuera del Infierno. La Máquina está cada vez más aceitada y anda muy endemoniada.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Metrópoli

Envejece Tlatelolco, el afamado conjunto Habitacional Nonoalco

Sufre abandono de edificios, drenaje, infraestructura y elevadores, y lo acecha la delincuencia