/ lunes 2 de diciembre de 2019

Santos sufrió la maldición del líder y quedó fuera de semifinal

Quedó eliminado por Monterrey

TORREÓN, Coahuila, 1o. de diciembre (OEM, Informex).- La maldición del súper líder la sufrió el Santos Laguna, al quedar eliminado por el número 8.

Simple y sencillamente, el Santos no pudo lograr la hazaña, al empatar 1-1 con Rayados de Monterrey, global (6-3), los de La Comarca Lagunera quedaron eliminados en los cuartos de final y así se esfumó la posibilidad de pelear por la séptima estrella.

Con goles de Brian Lozano, al minuto 19 del primer tiempo y un gol del jugador holandés, Vincent Janssen, lo que todo mundo deseaba no se logró. Santos murió en el intento; el sueño quedará reservado para el siguiente torneo de volver a trascender en el afán de buscar un trofeo de monarca para los Guerreros.

Fue evidente que no se pudo, pese a los deseos y el ímpetu de los Guerreros del Santos Laguna, ya que Rayados de Monterrey fraguó de manera exitosa su planteamiento de partido, meter un gol en el Estadio Corona y así apagar las aspiraciones de los locales.

LOZANO ILUSIONÓ

Desde el silbatazo del árbitro, Santos se volcó hacia el frente y se encontró dos bloques de cuatro jugadores de Rayados para establecer una muralla de ocho defendiendo el arco de Marceo Barovero. La primera aproximación seria y de peligro, vino al minuto 18 del primer tiempo, pero sin éxito.

Al minuto 19, Brian Lozano se acordó de lo que sabe hacer con sus botines, luego de una jugada individual donde él solo se abrió el espacio, dribló a dos y sacó un trallazo que dejó impávido a Marcelo Barovero, quien no metió las manos y así el jugador charrúa puso las cosas 1-0 en el marcador, global 5-3 favor Monterrey.

El partido ya estaba dibujado como aconteció hasta el minuto 35, con un Rayados echado atrás y con muchas imprecisiones en cada una de sus líneas; ni Pabón, ni Janssen aparecieron en los primeros 45 minutos del encuentro. La táctica y método de juego, que de acuerdo con lo que dijo Mohamed, hasta el momento brillaban por su ausencia.

DE HOLANDA A LA LAGUNA

En el arranque de la segunda mitad, Monterrey salió con una cara distinta y con una mejor propuesta de juego, a menos, adelantó líneas. Vicent Janssen se encargó de dar el primer aviso y tras una jugada en conjunto logró sacar un disparo fuerte que se fue desviado del arco de Jonathan Orozco, corría el minuto 48.

Tremendo susto se llevó la afición tras una descolgada de Rayados, en los pies de Dorlan Pabón, éste se la sirvió a Vincent Janssen, quien solo se limitó a empujarla, pero la jugada tuvo que ser revisada por el VAR, el cual decretó el gol de Rayados y así poner las cosas 1-1, global 6-3.

Santos quería, pero no podía generar más opciones de gol, el parado de equipo que mandó Antonio Mohamed detuvo el vendaval lagunero, al menos, hasta el minuto 31 del segundo tiempo los de casa daban muestra de que el gol que logró Rayados apagó el ímpetu e intensidad de los Guerreros durante la mitad del segundo tiempo.

Pese a que Santos mostró insistencia y deseos de hacer daño al arco de Barovero, no fue la noche de los atacantes albiverdes, al menos la hegemonía de peligrosidad no la volvió a manifestar en los últimos minutos del partido.

HM

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

TORREÓN, Coahuila, 1o. de diciembre (OEM, Informex).- La maldición del súper líder la sufrió el Santos Laguna, al quedar eliminado por el número 8.

Simple y sencillamente, el Santos no pudo lograr la hazaña, al empatar 1-1 con Rayados de Monterrey, global (6-3), los de La Comarca Lagunera quedaron eliminados en los cuartos de final y así se esfumó la posibilidad de pelear por la séptima estrella.

Con goles de Brian Lozano, al minuto 19 del primer tiempo y un gol del jugador holandés, Vincent Janssen, lo que todo mundo deseaba no se logró. Santos murió en el intento; el sueño quedará reservado para el siguiente torneo de volver a trascender en el afán de buscar un trofeo de monarca para los Guerreros.

Fue evidente que no se pudo, pese a los deseos y el ímpetu de los Guerreros del Santos Laguna, ya que Rayados de Monterrey fraguó de manera exitosa su planteamiento de partido, meter un gol en el Estadio Corona y así apagar las aspiraciones de los locales.

LOZANO ILUSIONÓ

Desde el silbatazo del árbitro, Santos se volcó hacia el frente y se encontró dos bloques de cuatro jugadores de Rayados para establecer una muralla de ocho defendiendo el arco de Marceo Barovero. La primera aproximación seria y de peligro, vino al minuto 18 del primer tiempo, pero sin éxito.

Al minuto 19, Brian Lozano se acordó de lo que sabe hacer con sus botines, luego de una jugada individual donde él solo se abrió el espacio, dribló a dos y sacó un trallazo que dejó impávido a Marcelo Barovero, quien no metió las manos y así el jugador charrúa puso las cosas 1-0 en el marcador, global 5-3 favor Monterrey.

El partido ya estaba dibujado como aconteció hasta el minuto 35, con un Rayados echado atrás y con muchas imprecisiones en cada una de sus líneas; ni Pabón, ni Janssen aparecieron en los primeros 45 minutos del encuentro. La táctica y método de juego, que de acuerdo con lo que dijo Mohamed, hasta el momento brillaban por su ausencia.

DE HOLANDA A LA LAGUNA

En el arranque de la segunda mitad, Monterrey salió con una cara distinta y con una mejor propuesta de juego, a menos, adelantó líneas. Vicent Janssen se encargó de dar el primer aviso y tras una jugada en conjunto logró sacar un disparo fuerte que se fue desviado del arco de Jonathan Orozco, corría el minuto 48.

Tremendo susto se llevó la afición tras una descolgada de Rayados, en los pies de Dorlan Pabón, éste se la sirvió a Vincent Janssen, quien solo se limitó a empujarla, pero la jugada tuvo que ser revisada por el VAR, el cual decretó el gol de Rayados y así poner las cosas 1-1, global 6-3.

Santos quería, pero no podía generar más opciones de gol, el parado de equipo que mandó Antonio Mohamed detuvo el vendaval lagunero, al menos, hasta el minuto 31 del segundo tiempo los de casa daban muestra de que el gol que logró Rayados apagó el ímpetu e intensidad de los Guerreros durante la mitad del segundo tiempo.

Pese a que Santos mostró insistencia y deseos de hacer daño al arco de Barovero, no fue la noche de los atacantes albiverdes, al menos la hegemonía de peligrosidad no la volvió a manifestar en los últimos minutos del partido.

HM

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Patrulla Mexiquense

Cómplice de fardera impide su detención y apuñala a vigilante en Ecatepec

Elementos de seguridad privada intenta detener a fardera, pero sujeto con arma blanca lo impide

República

Va de compras a Plaza Crystal y no la vuelven a ver

La mujer desapareció junto con sus dos hijos, ambos menores de edad