/ martes 23 de febrero de 2021

Rommel Pacheco va por otro clavado, ahora en la política

El medallista olímpico se dará tiempo para sumergirse en otras aguas

Ciudad de México.- Son muchos los temas que se pueden abordar al charlar con el clavadista mexicano Rommel Pacheco, porque son varias las áreas en las que se ha involucrado desde hace varios años, entre ellas: sus charlas motivacionales, sus negocios, y ahora, hasta la política.

Así que nos sentamos a platicar con el yucateco que además de haberse colgado varias medallas olímpicas, puede presumir de ser hasta el momento el único mexicano con un clavado perfecto en una competencia internacional, es decir, en los Panamericanos de Guadalajara, en 2011.

Rommel recuerda que desde siempre el deporte ha sido parte de su vida, que desde niño realizó diversas actividades y probó de todo, pero que fueron los clavados los que más le apasionaron y lo motivaron a dejar su casa a los 11 años para perseguir ese sueño.

“Eso me forjó un carácter de disciplina, de trabajo, de honestidad, de entrega, porque al estar en un internado y no tener cerca a mis papás, solo recordaba su consejo, que sigo empleando hasta el día de hoy: ¿Lo que estás haciendo es lo correcto o incorrecto? ¿Es lo que más me conviene a mí? ¿Es lo que más le conviene al prójimo? Porque llegamos a este mundo para crecer y desarrollar nuestros sueños, pero también para ayudar a tu compañero a crecer contigo, a ser un equipo”, nos cuenta.

Sobre su estancia en el Ejército, donde sirvió durante 11 años, llegando hasta el rango de teniente, considera que fue un honor representar a esa institución. Se dice contento de haber aprendido sus valores, de seguir la estructura del ejército y de haber apoyado a la ciudadanía en desastres naturales.

Rommel se encuentra sentado en su oficina, y detrás suyo se ve una pintura de gran tamaño de Popeye, la cual cuenta que fue un regalo de una amiga llamada Kari Arceo.

“Ella la pintó y me la regaló porque sabe el gusto que tengo por Popeye… Es un personaje que desde niño me ha gustado, y se hizo más simbólico cuando en la Copa del Mundo 2016 y que debido a un pleito institucional no podíamos usar el uniforme de México, ni portar la bandera, ni nada en representación del país, así que gano la copa del mundo y me subo me subo, precisamente con una playera de Popeye y canto el himno nacional a capella, con el orgullo mexicano que me representa y que nos representa a todos, y eso fue algo muy importante para mí”, recuerda.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

Nada en varias aguas

Rommel Pacheco enfatiza que, además de haber terminado la licenciatura en en administración de negocios y de estar terminando una maestría en capital humano, se da tiempo para combinar los entrenamientos con los negocios y con la promoción que hace de su imagen pública de diversas formas.

Y como si todo lo anterior no fuera suficiente, está sumando la política a su larga lista de intereses:

“Estoy dando un gran paso en mi carrera al querer contribuir a la sociedad, ya no solo con el ejemplo, sino en esta competencia que viene en unos meses, para poder hacer los cambios desde otra trinchera, sino de una manera contundente, para poder legislar para el bien del deporte, de la economía, de la salud, de la sociedad, de la educación, que son pilares importantes para mantener a nuestro país y particularmente a Yucatán.

Se refiere, por supuesto, a la precandidatura que busca para ser Diputado Federal por el Partido Acción Nacional, en su propio estado.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

¿Cuándo fue la primera vez que consideraste participar en política?

Bueno, la gente se extrañó ahora que salió la noticia, pero yo siempre lo he externado. Desde hace muchos años he dicho en entrevistas que algún día me gustaría ser político, porque a mí me tocó picar mucha piedra y porque mis papás de verdad tuvieron que mover cielo, mar y tierra para poder conseguirme los apoyos necesarios, tanto para la escuela como para el deporte, y yo no quiero que otros jóvenes tengan que pasar por lo mismo, porque vas creciendo y viendo las cosas: me ha tocado ver de todo en las últimas cuatro administraciones federales y estatales, y siempre he tenido ese sueño de aportar más a la sociedad; ya lo he hecho siendo un ejemplo positivo para los jóvenes, donando lo que he podido y apoyando a fundaciones y asociaciones pero me gustaría poner más y hacer que sucedan esos cambios que necesitamos, entonces hoy tomo esta decisión responsable, con ganas de ayudar, como lo dije estando frente al micrófono, en la Cámara de Diputados:

“En unos años me gustaría estar aquí, no como deportista sino como legislador para hacer los cambios que necesitamos”.

El único mexicano con un clavado perfecto en una competencia internacional / Foto: Cortesía Rommel Pacheco

Los partidos políticos han sido muy criticados por invitar a celebridades a ser sus candidatos, porque parece ser una maniobra para revertir el descrédito que tienen.

Sí, puede ser que lo hagan como una estrategia mercadológica, no lo dudo. Pero en mi caso, siempre he tenido la convicción y las ganas. Y obviamente, si el estar abanderado por un partido me va a permitir trabajar, seguir mis ideales y hacer el cambio, pues estoy feliz de poder hacerlo, porque obviamente no lo podría hacer solito.

Durante toda tu carrera has convencido a la gente con tus logros, aunque curiosamente, los políticos trabajan al revés: Primero convencen al electorado, y luego están los hechos.

Sí, yo la verdad soy un creyente de la acción. Si lo ponemos en el ámbito del deporte, lo tienes que demostrar en la fosa de clavados, en el campo de fútbol, en la cancha, ahí es donde demuestras quién es el mejor… Y como dices, durante estos años lo he demostrado con acciones, y me da mucho gusto poder decir que ya he puesto mi granito de arena, pero ahora no quiero que sea ese granito, quiero que sea aún más, sé que he dejado huella con mi nombre en el deporte, pero me gustaría seguir dejando esa huella en los cambios que necesitamos…

Hoy, el tema de salud es primordial, el tema económico va de la mano, porque el PIB y la inversión han decrecido abismalmente, así que creo que hay mucho por hacer y me daría gusto poder contribuir, y si tengo la oportunidad de cambiar, nadie me va a decir que no lo intenté, que no lo probé; si el día de la competencia algo sale mal y no gano, no me quedo con la espinita de decir: Ay, si hubiera hecho esto o aquello, no… Yo me quedo con la tranquilidad que yo lo hice bien, que fui honesto, que fui trabajador y me puedo ir a dormir tranquilo.

Cerremos con los clavados. ¿Qué va a pasar con los Olímpicos de Tokio?

Pues… (risas) ojalá que se realicen. Hasta ahora, el Comité Olímpico Internacional, está en pie y las autoridades japonesas siguen, pero pues tenemos que esperar. Yo creo que uno o dos meses ya tendrán que definir si se hacen o no, y pues estamos esperando qué es lo que va a pasar. Yo estoy ligeramente preocupado, porque no tenemos el proceso selectivo a Juegos Olímpicos, yo conseguí el pase en el campeonato mundial pasado 2019 el pase olímpico para México pero no es mía, es plaza para México y todavía no dicen cuándo va a ser la fecha del nacional. Si va a ser nacional, debería haber un proceso selectivo, como unas selecciones de clavados, ahí tu compites, te ganas tu lugar y el que gana es el que va pero todavía no hay información.

Si tuvieras que mencionar a un héroe del deporte, ¿quién sería?

Admiro muchísimo a Michael Jordan; es uno de mis ídolos del deporte porque fue aguerrido, viene de abajo, tiene corazón para competir y se volvió empresario… Y de México a Joaquín Capilla, máximo medallista olímpico de antaño… Y en la actualidad a María Espinosa, la teakwandoin, que además es una bella persona, tiene un gran corazón y es una guerrera… Creo que ya te dije más de uno, pero es que hay tela de dónde cortar.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

¿Algún héroe en los negocios?

Steve Jobs, porque creció su negocio, lo sacaron, y luego lo tuvieron que llamar otra vez para volverlo a crecer.

¿Y uno en la política?

Martin Luther King... Y si pudiera decir uno de nuestro país podría agarrar un poquito de todos, pero recuerdo mucho un discurso de abanderamiento de Felipe Calderón que me vibró y que creo que ese tipo de speech son importantes para ir a competir. Actualmente uno de los presidentes que me gusta cómo está haciendo las cosas es el de Canadá, Justin Trudeau, siento que es dinámico, joven, y que Canadá está pasando por momentos positivos. Creo que hay mucho que aprender ahorita, de las decisiones que están tomando.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Ciudad de México.- Son muchos los temas que se pueden abordar al charlar con el clavadista mexicano Rommel Pacheco, porque son varias las áreas en las que se ha involucrado desde hace varios años, entre ellas: sus charlas motivacionales, sus negocios, y ahora, hasta la política.

Así que nos sentamos a platicar con el yucateco que además de haberse colgado varias medallas olímpicas, puede presumir de ser hasta el momento el único mexicano con un clavado perfecto en una competencia internacional, es decir, en los Panamericanos de Guadalajara, en 2011.

Rommel recuerda que desde siempre el deporte ha sido parte de su vida, que desde niño realizó diversas actividades y probó de todo, pero que fueron los clavados los que más le apasionaron y lo motivaron a dejar su casa a los 11 años para perseguir ese sueño.

“Eso me forjó un carácter de disciplina, de trabajo, de honestidad, de entrega, porque al estar en un internado y no tener cerca a mis papás, solo recordaba su consejo, que sigo empleando hasta el día de hoy: ¿Lo que estás haciendo es lo correcto o incorrecto? ¿Es lo que más me conviene a mí? ¿Es lo que más le conviene al prójimo? Porque llegamos a este mundo para crecer y desarrollar nuestros sueños, pero también para ayudar a tu compañero a crecer contigo, a ser un equipo”, nos cuenta.

Sobre su estancia en el Ejército, donde sirvió durante 11 años, llegando hasta el rango de teniente, considera que fue un honor representar a esa institución. Se dice contento de haber aprendido sus valores, de seguir la estructura del ejército y de haber apoyado a la ciudadanía en desastres naturales.

Rommel se encuentra sentado en su oficina, y detrás suyo se ve una pintura de gran tamaño de Popeye, la cual cuenta que fue un regalo de una amiga llamada Kari Arceo.

“Ella la pintó y me la regaló porque sabe el gusto que tengo por Popeye… Es un personaje que desde niño me ha gustado, y se hizo más simbólico cuando en la Copa del Mundo 2016 y que debido a un pleito institucional no podíamos usar el uniforme de México, ni portar la bandera, ni nada en representación del país, así que gano la copa del mundo y me subo me subo, precisamente con una playera de Popeye y canto el himno nacional a capella, con el orgullo mexicano que me representa y que nos representa a todos, y eso fue algo muy importante para mí”, recuerda.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

Nada en varias aguas

Rommel Pacheco enfatiza que, además de haber terminado la licenciatura en en administración de negocios y de estar terminando una maestría en capital humano, se da tiempo para combinar los entrenamientos con los negocios y con la promoción que hace de su imagen pública de diversas formas.

Y como si todo lo anterior no fuera suficiente, está sumando la política a su larga lista de intereses:

“Estoy dando un gran paso en mi carrera al querer contribuir a la sociedad, ya no solo con el ejemplo, sino en esta competencia que viene en unos meses, para poder hacer los cambios desde otra trinchera, sino de una manera contundente, para poder legislar para el bien del deporte, de la economía, de la salud, de la sociedad, de la educación, que son pilares importantes para mantener a nuestro país y particularmente a Yucatán.

Se refiere, por supuesto, a la precandidatura que busca para ser Diputado Federal por el Partido Acción Nacional, en su propio estado.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

¿Cuándo fue la primera vez que consideraste participar en política?

Bueno, la gente se extrañó ahora que salió la noticia, pero yo siempre lo he externado. Desde hace muchos años he dicho en entrevistas que algún día me gustaría ser político, porque a mí me tocó picar mucha piedra y porque mis papás de verdad tuvieron que mover cielo, mar y tierra para poder conseguirme los apoyos necesarios, tanto para la escuela como para el deporte, y yo no quiero que otros jóvenes tengan que pasar por lo mismo, porque vas creciendo y viendo las cosas: me ha tocado ver de todo en las últimas cuatro administraciones federales y estatales, y siempre he tenido ese sueño de aportar más a la sociedad; ya lo he hecho siendo un ejemplo positivo para los jóvenes, donando lo que he podido y apoyando a fundaciones y asociaciones pero me gustaría poner más y hacer que sucedan esos cambios que necesitamos, entonces hoy tomo esta decisión responsable, con ganas de ayudar, como lo dije estando frente al micrófono, en la Cámara de Diputados:

“En unos años me gustaría estar aquí, no como deportista sino como legislador para hacer los cambios que necesitamos”.

El único mexicano con un clavado perfecto en una competencia internacional / Foto: Cortesía Rommel Pacheco

Los partidos políticos han sido muy criticados por invitar a celebridades a ser sus candidatos, porque parece ser una maniobra para revertir el descrédito que tienen.

Sí, puede ser que lo hagan como una estrategia mercadológica, no lo dudo. Pero en mi caso, siempre he tenido la convicción y las ganas. Y obviamente, si el estar abanderado por un partido me va a permitir trabajar, seguir mis ideales y hacer el cambio, pues estoy feliz de poder hacerlo, porque obviamente no lo podría hacer solito.

Durante toda tu carrera has convencido a la gente con tus logros, aunque curiosamente, los políticos trabajan al revés: Primero convencen al electorado, y luego están los hechos.

Sí, yo la verdad soy un creyente de la acción. Si lo ponemos en el ámbito del deporte, lo tienes que demostrar en la fosa de clavados, en el campo de fútbol, en la cancha, ahí es donde demuestras quién es el mejor… Y como dices, durante estos años lo he demostrado con acciones, y me da mucho gusto poder decir que ya he puesto mi granito de arena, pero ahora no quiero que sea ese granito, quiero que sea aún más, sé que he dejado huella con mi nombre en el deporte, pero me gustaría seguir dejando esa huella en los cambios que necesitamos…

Hoy, el tema de salud es primordial, el tema económico va de la mano, porque el PIB y la inversión han decrecido abismalmente, así que creo que hay mucho por hacer y me daría gusto poder contribuir, y si tengo la oportunidad de cambiar, nadie me va a decir que no lo intenté, que no lo probé; si el día de la competencia algo sale mal y no gano, no me quedo con la espinita de decir: Ay, si hubiera hecho esto o aquello, no… Yo me quedo con la tranquilidad que yo lo hice bien, que fui honesto, que fui trabajador y me puedo ir a dormir tranquilo.

Cerremos con los clavados. ¿Qué va a pasar con los Olímpicos de Tokio?

Pues… (risas) ojalá que se realicen. Hasta ahora, el Comité Olímpico Internacional, está en pie y las autoridades japonesas siguen, pero pues tenemos que esperar. Yo creo que uno o dos meses ya tendrán que definir si se hacen o no, y pues estamos esperando qué es lo que va a pasar. Yo estoy ligeramente preocupado, porque no tenemos el proceso selectivo a Juegos Olímpicos, yo conseguí el pase en el campeonato mundial pasado 2019 el pase olímpico para México pero no es mía, es plaza para México y todavía no dicen cuándo va a ser la fecha del nacional. Si va a ser nacional, debería haber un proceso selectivo, como unas selecciones de clavados, ahí tu compites, te ganas tu lugar y el que gana es el que va pero todavía no hay información.

Si tuvieras que mencionar a un héroe del deporte, ¿quién sería?

Admiro muchísimo a Michael Jordan; es uno de mis ídolos del deporte porque fue aguerrido, viene de abajo, tiene corazón para competir y se volvió empresario… Y de México a Joaquín Capilla, máximo medallista olímpico de antaño… Y en la actualidad a María Espinosa, la teakwandoin, que además es una bella persona, tiene un gran corazón y es una guerrera… Creo que ya te dije más de uno, pero es que hay tela de dónde cortar.

Foto cortesía | Rommel Pacheco

¿Algún héroe en los negocios?

Steve Jobs, porque creció su negocio, lo sacaron, y luego lo tuvieron que llamar otra vez para volverlo a crecer.

¿Y uno en la política?

Martin Luther King... Y si pudiera decir uno de nuestro país podría agarrar un poquito de todos, pero recuerdo mucho un discurso de abanderamiento de Felipe Calderón que me vibró y que creo que ese tipo de speech son importantes para ir a competir. Actualmente uno de los presidentes que me gusta cómo está haciendo las cosas es el de Canadá, Justin Trudeau, siento que es dinámico, joven, y que Canadá está pasando por momentos positivos. Creo que hay mucho que aprender ahorita, de las decisiones que están tomando.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Finanzas

Departamentales despiden más de 9 mil trabajadores

Los cierres de tiendas obedecen a una estrategia comercial por la pandemia y sus afectaciones

Finanzas

El año pasado, México se comió sus ahorros: HSBC

Jorge Arce, director general de HSBC México, advierte que cualquier alargamiento de la crisis se sufrirá mucho más que en 2020

Política

En la cuatroté, el SNA continúa incompleto

Tres de sus promotores consideran que el andamiaje no se consolida por el desinterés y las trabas de políticos

Celebridades

"Un Príncipe en Nueva York 2", con Eddie Murphy, llega a Amazon Prime Video

Eddie Murphy asegura que Un príncipe en Nueva York fue la primera película que con un elenco afroamericano logró impactar al mundo