/ lunes 12 de agosto de 2019

Jackie Nava, una historia llena de éxito en boxeo profesional

“La Princesa” de los guantes rosas

En Honolulú, Hawái, inició una carrera brillante. El 29 de mayo de 2001 con tan sólo ocho semanas de haber iniciado en el boxeo, Jacqueline Nava Mouett, recibió la invitación para debutar profesionalmente en los guantes rosas.A Jackie la llevaban como carne de cañón ante la invicta y peleadora local Vicki Cozy. Pero el sueño de la peleadora tijuanense era conocer Hawái.

Y la tijuanense lo cumplió y dio inicio a una carrera deportiva llena de éxitos.Hoy Nava Mouett es una referente del boxeo femenil con 43 peleas profesionales, 35 triunfos, 16 por nocaut, cuatro perdidas y cuatro empates que sigue abriendo puertas en los guantes rosas.

Sin ninguna pelea amateur pero con el sueño de conocer Hawái, la tijuanense quiere ya era una profesional en kick boxing aceptó la invitación luego que su entrenador la animara de hacerlo.

“Cuando me hablaron de Hawái me entusiasmé. Sabía que en ese momento no tendría los recursos por estar en esa bella región. Iba contra todos los pronósticos, me enfrentaba con la número uno, una peleadora con físico impresionante, bien marcada.

El público en contra y yo una novata, pero mi sueño era conocer Hawái y lo logramos. Cumplí mi sueño y ganamos la pelea”, mencionó la peleadora.

Después de su pleito debut la tijuanense prácticamente su carrera la realizó en Estados Unidos.“Tenemos que sobreponernos a las adversidades. Desde que nos gritan marimachos, que es un deporte para hombres. O tener sparrings a hombres, son los obstáculos que deben pasar las peleadoras de guantes rosas”.Pero Jackie presume que tuvo como sparrings a Manuel “Mantecas” Medina o bien Érick “Terrible” Morales, que al final lo ve como uno de sus ídolos.

VENCER LOS MIEDOS

Jackie asegura que gracias al deporte venció algunos miedos. “Cuando era niña yo era una nena gordita y mi maestra me agarraba de carrilla. Yo tenía miedo de levantar la mano para opinar, hablar; por eso, me refugié en el deporte”, mencionó.Subrayó que su primer contacto fue en la gimnasia, pero fue en el kick boxing donde se desarrolló incluso fue ahí que ganó su primer campeonato.“El deporte se ha convertido en algo básico en mi vida.

Estoy acostumbrada al ejercicio. Cuando estuve como diputada federal me levantaba a las cuatro de la mañana para correr o hacer cardio. Siempre tengo que estar practicando, ya que te abre la mente”, dijo Nava.

Agregó que también el deporte le ha enseñado a conquistar sus sueños. “Si tu sueño es más grande que tus miedos seguramente lograrás lo que te propongas en la vida”, externó la Princesa Azteca.Nava se encuentra en estos momentos estudiando la carrera de nutrición deportiva, dando conferencias motivacionales, así como preparando y meditando la última pelea que tendrá como peleadora profesional.“Hemos hecho 43 peleas profesionales.

El boxeo me ha dado todo y yo también le he dejado todo”.“

LA GUERRERA” TORRES Y “BARBY” JUÁREZ

Jackie Nava recuerda sus peleas con Ana María Torres con alegría. “Sí, claro, esas peleas fueron las que me marcaron. Las dos dimos lo mejor y el Consejo Mundial de Boxeo hasta la fecha la considera las mejores peleas femeniles en toda la historia. Fueron peleas muy parejas, cada quien con su estilo, yo muy estilista y Ana María, muy fajadora”.

La tijuanense, quien está en estudio para ver quién será su última rival a nivel profesional antes de decir adiós a los guantes rosas, al estar en cartelera Mariana “Barby” Juárez y la argentina “Tigresa” Marcela Acuña, quien tuvo una decisión controvertida en su último enfrentamiento.Nava no quiere dejar dudas, mientras que, tanto “La Barby” y sus promotores (Promoción del Pueblo) se deciden para pelear, ella también está tomando muy en serio a la pampera Acuña.

“CANELO” ÁLVAEZ Y ANDY RUIZ

Para Jacqueline Nava Mouett no hay comparación entre Saúl “Canelo” Álvarez y Andy Ruiz.La Princesa Azteca, respeta al “Canelo”, que ha sabido conducirse y llegar lejos gracias a su disciplina.“Si analizamos bien la pelea de Andy, la verdad no fue suerte. El peleador buscó e hizo su pelea. Con grandes movimientos de piernas y un boxeo de contraataque pudo vencer al inglés Joshua.

Es la inspiración para todos, no sólo los boxeadores para todo en general, que cuando tus sueños son más grandes lo puedes lograr”, dijo.Agregó que “Canelo” ha llevado en el pecado la penitencia. “Saúl es un grande del boxeo es ni dudarlo. Lo malo que ha tenido él han sido varias de sus peleas que nada más se esfuerza para ganar.

A los aficionados les gusta que se arriesgue más en el ring”.Jackie subrayó otro de los problemas del campeón de Guadalajara. “Canelo dice que es el mejor.

Eso no se dice. Los aficionados que son grandes conocedores te hacen ídolo o no. Uno no puede salir a decir que eres el mejor, eso se calla para uno mismo”.

LA MEJOR ESQUINA

A ojos cerrados, la Princesa Azteca confía en su esquina. Mario Mendoza que es el esposo de la boxeadora siempre ha estado a lado de ella, impulsándola.Pero en su esquina también están nombres como el entrenador Miguel Reyes y Raúl Robles, quienes le han hecho las cosas más fáciles.

ADM

En Honolulú, Hawái, inició una carrera brillante. El 29 de mayo de 2001 con tan sólo ocho semanas de haber iniciado en el boxeo, Jacqueline Nava Mouett, recibió la invitación para debutar profesionalmente en los guantes rosas.A Jackie la llevaban como carne de cañón ante la invicta y peleadora local Vicki Cozy. Pero el sueño de la peleadora tijuanense era conocer Hawái.

Y la tijuanense lo cumplió y dio inicio a una carrera deportiva llena de éxitos.Hoy Nava Mouett es una referente del boxeo femenil con 43 peleas profesionales, 35 triunfos, 16 por nocaut, cuatro perdidas y cuatro empates que sigue abriendo puertas en los guantes rosas.

Sin ninguna pelea amateur pero con el sueño de conocer Hawái, la tijuanense quiere ya era una profesional en kick boxing aceptó la invitación luego que su entrenador la animara de hacerlo.

“Cuando me hablaron de Hawái me entusiasmé. Sabía que en ese momento no tendría los recursos por estar en esa bella región. Iba contra todos los pronósticos, me enfrentaba con la número uno, una peleadora con físico impresionante, bien marcada.

El público en contra y yo una novata, pero mi sueño era conocer Hawái y lo logramos. Cumplí mi sueño y ganamos la pelea”, mencionó la peleadora.

Después de su pleito debut la tijuanense prácticamente su carrera la realizó en Estados Unidos.“Tenemos que sobreponernos a las adversidades. Desde que nos gritan marimachos, que es un deporte para hombres. O tener sparrings a hombres, son los obstáculos que deben pasar las peleadoras de guantes rosas”.Pero Jackie presume que tuvo como sparrings a Manuel “Mantecas” Medina o bien Érick “Terrible” Morales, que al final lo ve como uno de sus ídolos.

VENCER LOS MIEDOS

Jackie asegura que gracias al deporte venció algunos miedos. “Cuando era niña yo era una nena gordita y mi maestra me agarraba de carrilla. Yo tenía miedo de levantar la mano para opinar, hablar; por eso, me refugié en el deporte”, mencionó.Subrayó que su primer contacto fue en la gimnasia, pero fue en el kick boxing donde se desarrolló incluso fue ahí que ganó su primer campeonato.“El deporte se ha convertido en algo básico en mi vida.

Estoy acostumbrada al ejercicio. Cuando estuve como diputada federal me levantaba a las cuatro de la mañana para correr o hacer cardio. Siempre tengo que estar practicando, ya que te abre la mente”, dijo Nava.

Agregó que también el deporte le ha enseñado a conquistar sus sueños. “Si tu sueño es más grande que tus miedos seguramente lograrás lo que te propongas en la vida”, externó la Princesa Azteca.Nava se encuentra en estos momentos estudiando la carrera de nutrición deportiva, dando conferencias motivacionales, así como preparando y meditando la última pelea que tendrá como peleadora profesional.“Hemos hecho 43 peleas profesionales.

El boxeo me ha dado todo y yo también le he dejado todo”.“

LA GUERRERA” TORRES Y “BARBY” JUÁREZ

Jackie Nava recuerda sus peleas con Ana María Torres con alegría. “Sí, claro, esas peleas fueron las que me marcaron. Las dos dimos lo mejor y el Consejo Mundial de Boxeo hasta la fecha la considera las mejores peleas femeniles en toda la historia. Fueron peleas muy parejas, cada quien con su estilo, yo muy estilista y Ana María, muy fajadora”.

La tijuanense, quien está en estudio para ver quién será su última rival a nivel profesional antes de decir adiós a los guantes rosas, al estar en cartelera Mariana “Barby” Juárez y la argentina “Tigresa” Marcela Acuña, quien tuvo una decisión controvertida en su último enfrentamiento.Nava no quiere dejar dudas, mientras que, tanto “La Barby” y sus promotores (Promoción del Pueblo) se deciden para pelear, ella también está tomando muy en serio a la pampera Acuña.

“CANELO” ÁLVAEZ Y ANDY RUIZ

Para Jacqueline Nava Mouett no hay comparación entre Saúl “Canelo” Álvarez y Andy Ruiz.La Princesa Azteca, respeta al “Canelo”, que ha sabido conducirse y llegar lejos gracias a su disciplina.“Si analizamos bien la pelea de Andy, la verdad no fue suerte. El peleador buscó e hizo su pelea. Con grandes movimientos de piernas y un boxeo de contraataque pudo vencer al inglés Joshua.

Es la inspiración para todos, no sólo los boxeadores para todo en general, que cuando tus sueños son más grandes lo puedes lograr”, dijo.Agregó que “Canelo” ha llevado en el pecado la penitencia. “Saúl es un grande del boxeo es ni dudarlo. Lo malo que ha tenido él han sido varias de sus peleas que nada más se esfuerza para ganar.

A los aficionados les gusta que se arriesgue más en el ring”.Jackie subrayó otro de los problemas del campeón de Guadalajara. “Canelo dice que es el mejor.

Eso no se dice. Los aficionados que son grandes conocedores te hacen ídolo o no. Uno no puede salir a decir que eres el mejor, eso se calla para uno mismo”.

LA MEJOR ESQUINA

A ojos cerrados, la Princesa Azteca confía en su esquina. Mario Mendoza que es el esposo de la boxeadora siempre ha estado a lado de ella, impulsándola.Pero en su esquina también están nombres como el entrenador Miguel Reyes y Raúl Robles, quienes le han hecho las cosas más fáciles.

ADM