/ jueves 9 de mayo de 2019

Tuzos dejó ir vivo a los Tigres; empataron 1-1

Pachuca dominó a Tigres en la cancha, mas no en el marcador

PACHUCA, Hgo., 8 de mayo.- No. Esta vez, Pachuca no pudo ganar en su casa y a pesar de dominar a Tigres fue incapaz de sacar ventaja en la ida de los cuartos de final al terminar empatado 1-1.

A los hidalguenses, quienes habían ganado todos sus partidos como locales en la fase regular, sólo les alcanzó para sacar un empate ante los felinos, quienes no pudieron recuperarse anímicamente de la derrota ante Monterrey, en la Concachampions, y sufrieron bastante en el encuentro.

Un autogol del “Chaka” y un tanto de Aquino movieron los cartones del encuentro, que dejó bastante que desear para un partido de liguilla.

La moneda está en el aire, aunque la posición en la tabla y gol de visitante benefician a los de Ricardo Ferretti para la vuelta.

EL JUEGO

Con el invicto de local como respaldo, los Tuzos se plantaron bien en la cancha del Hidalgo.

Conscientes de que el ataque es la mejor defensa, sobre todo ante una delantera tan contundente como la de Tigres, Pachuca se fue al frente de inmediato.

Los hidalguenses se aprovecharon del bajón anímico felino luego de la derrota contra Monterrey en la final de la Concachampions y fueron más peligrosos.

Pachuca intentó con un servicio a la derecha del área felina, pero Edwin Cardona no alcanzó a llegar a la cita con el esférico.

Los hidalguenses intentaron de nueva cuenta con un disparo de larga distancia, pero Nahuel Guzmán recostó y se quedó con la pelota.

Los regios tuvieron la suya. Enner Valencia filtró una de peligro, pero el cruce preciso del “Dedos” López terminó con el peligro.

La pérdida anímica golpeó al “Chaka” Rodríguez, quien con mala fortuna terminó por meter en propia puerta, en su intento por desviar un centro de Aguirre, lo que era el 1-0.

Pero la respuesta felina llegó casi de inmediato. Dueñas mandó un zapatazo a la meta de Blanco, el arquero tuzo rechazó y dejó el rebote a Javier Aquino, quien no perdonó y puso el del empate.

Nahuel fue determinante en el primer tiempo y se lució con grandes atajadas. El arquero visitante se lanzó a la derecha y evitó que un tiro libre de Cardona terminara en el fondo de las redes. ¡Se salvaba Tigres!

Así se fueron al descanso.

En el complemento, Ulloa se perdió una clara. El delantero recibió un centro preciso y disparó al arco, pero otra vez Guzmán detuvo con seguridad.

En la agonía del encuentro, Cardona intentó con un derechazo desde fuera del área; otra vez el “Patón” se quedó con la redonda.

Así, con una igualada en el marcador, pero con la ventaja de cerrar en casa, Tigres recibirá el próximo sábado al Pachuca, en la vuelta de los cuartos de final. Los felinos tendrán tiempo para recomponer su estado anímico, mientras que Tuzos deberá corregir su falta de contundencia para lograr el pase de visita, que no se les da mucho, pues en la fase regular sólo sacaron cuatro puntos en nueve partidos.

PACHUCA, Hgo., 8 de mayo.- No. Esta vez, Pachuca no pudo ganar en su casa y a pesar de dominar a Tigres fue incapaz de sacar ventaja en la ida de los cuartos de final al terminar empatado 1-1.

A los hidalguenses, quienes habían ganado todos sus partidos como locales en la fase regular, sólo les alcanzó para sacar un empate ante los felinos, quienes no pudieron recuperarse anímicamente de la derrota ante Monterrey, en la Concachampions, y sufrieron bastante en el encuentro.

Un autogol del “Chaka” y un tanto de Aquino movieron los cartones del encuentro, que dejó bastante que desear para un partido de liguilla.

La moneda está en el aire, aunque la posición en la tabla y gol de visitante benefician a los de Ricardo Ferretti para la vuelta.

EL JUEGO

Con el invicto de local como respaldo, los Tuzos se plantaron bien en la cancha del Hidalgo.

Conscientes de que el ataque es la mejor defensa, sobre todo ante una delantera tan contundente como la de Tigres, Pachuca se fue al frente de inmediato.

Los hidalguenses se aprovecharon del bajón anímico felino luego de la derrota contra Monterrey en la final de la Concachampions y fueron más peligrosos.

Pachuca intentó con un servicio a la derecha del área felina, pero Edwin Cardona no alcanzó a llegar a la cita con el esférico.

Los hidalguenses intentaron de nueva cuenta con un disparo de larga distancia, pero Nahuel Guzmán recostó y se quedó con la pelota.

Los regios tuvieron la suya. Enner Valencia filtró una de peligro, pero el cruce preciso del “Dedos” López terminó con el peligro.

La pérdida anímica golpeó al “Chaka” Rodríguez, quien con mala fortuna terminó por meter en propia puerta, en su intento por desviar un centro de Aguirre, lo que era el 1-0.

Pero la respuesta felina llegó casi de inmediato. Dueñas mandó un zapatazo a la meta de Blanco, el arquero tuzo rechazó y dejó el rebote a Javier Aquino, quien no perdonó y puso el del empate.

Nahuel fue determinante en el primer tiempo y se lució con grandes atajadas. El arquero visitante se lanzó a la derecha y evitó que un tiro libre de Cardona terminara en el fondo de las redes. ¡Se salvaba Tigres!

Así se fueron al descanso.

En el complemento, Ulloa se perdió una clara. El delantero recibió un centro preciso y disparó al arco, pero otra vez Guzmán detuvo con seguridad.

En la agonía del encuentro, Cardona intentó con un derechazo desde fuera del área; otra vez el “Patón” se quedó con la redonda.

Así, con una igualada en el marcador, pero con la ventaja de cerrar en casa, Tigres recibirá el próximo sábado al Pachuca, en la vuelta de los cuartos de final. Los felinos tendrán tiempo para recomponer su estado anímico, mientras que Tuzos deberá corregir su falta de contundencia para lograr el pase de visita, que no se les da mucho, pues en la fase regular sólo sacaron cuatro puntos en nueve partidos.

República

¿Dónde estás papá?

¿A quién dar el regalo del Día del Padre si éste desapareció?