/ jueves 26 de diciembre de 2019

Monterrey vs América, la primera batalla en el Gigante de Acero

Hoy arranca la gran final del Apertura 2019 de la Liga MX, con una definición por el título que promete mucho

La espera ha terminado. Hoy arranca la gran final del Apertura 2019 de la Liga MX, con una definición por el título que promete mucho y exhibe razones de sobra para ilusionar a los aficionados con una serie para el recuerdo.

América y Monterrey fueron los equipos que mejor jugaron en la Liguilla, y aunque su camino fue relativamente opuesto en su forma de llegar a la final, lo cierto es que hicieron los méritos necesarios para instalarse en esta instancia.

Por un lado, Rayados hizo gala de su buena inercia y tanto con Santos como con Necaxa, logró sacar ventaja de su casa en el partido de ida para simplemente terminar las obras en Torreón y Aguascalientes.

En contraparte, los azulcremas sufrieron demasiado para alcanzar la final. Tuvieron que gestar una remontada épica en la casa de Tigres, en los cuartos de final, además forzar la máquina al máximo para alcanzar a Morelia en el marcador global de la semifinal, la cual ganaron por su mejor posición en la clasificación general.

La fortaleza mental de los dos conjuntos llegará en su punto más alto, ya que mientras La Pandilla del Norte se creció por el tercer lugar en el Mundial de Clubes y la buena imagen que dejaron en Qatar, los azulcremas tienen la moral por los cielos, por la manera en la que resurgieron en las eliminatorias pasadas contra muchos pronósticos, para sorprender de grata forma.

Otro factor a considerar es la gran cantidad de figuras que habrá en el terreno de juego. Elementos de peso en todas y cada una de las líneas, desde el arco con Guillermo Ochoa y Marcelo Barovero; la defensa con Bruno Valdez y Nicolás Sánchez; el medio campo con Guido Rodríguez y Carlos Rodríguez; así como la delantera con Henry Martín y Rogelio Funes Mori, todo esto complementado por dos técnicos capaces y probados, como el Piojo Miguel Herrera y el Turco Antonio Mohamed.

La espera ha terminado. Hoy arranca la gran final del Apertura 2019 de la Liga MX, con una definición por el título que promete mucho y exhibe razones de sobra para ilusionar a los aficionados con una serie para el recuerdo.

América y Monterrey fueron los equipos que mejor jugaron en la Liguilla, y aunque su camino fue relativamente opuesto en su forma de llegar a la final, lo cierto es que hicieron los méritos necesarios para instalarse en esta instancia.

Por un lado, Rayados hizo gala de su buena inercia y tanto con Santos como con Necaxa, logró sacar ventaja de su casa en el partido de ida para simplemente terminar las obras en Torreón y Aguascalientes.

En contraparte, los azulcremas sufrieron demasiado para alcanzar la final. Tuvieron que gestar una remontada épica en la casa de Tigres, en los cuartos de final, además forzar la máquina al máximo para alcanzar a Morelia en el marcador global de la semifinal, la cual ganaron por su mejor posición en la clasificación general.

La fortaleza mental de los dos conjuntos llegará en su punto más alto, ya que mientras La Pandilla del Norte se creció por el tercer lugar en el Mundial de Clubes y la buena imagen que dejaron en Qatar, los azulcremas tienen la moral por los cielos, por la manera en la que resurgieron en las eliminatorias pasadas contra muchos pronósticos, para sorprender de grata forma.

Otro factor a considerar es la gran cantidad de figuras que habrá en el terreno de juego. Elementos de peso en todas y cada una de las líneas, desde el arco con Guillermo Ochoa y Marcelo Barovero; la defensa con Bruno Valdez y Nicolás Sánchez; el medio campo con Guido Rodríguez y Carlos Rodríguez; así como la delantera con Henry Martín y Rogelio Funes Mori, todo esto complementado por dos técnicos capaces y probados, como el Piojo Miguel Herrera y el Turco Antonio Mohamed.

Policiaca

Abandonan a jovencita muy lastimada y con rastros de agresión sexual en La Paz, Edomex

Fueron vecinos quienes solicitaron la presencia de servicios de emergencia, entre estos paramédicos pues la víctima al parecer aun permanecía con vida