/ jueves 29 de agosto de 2019

Luis Enrique Martínez anuncia el fallecimiento de su hija Xana

Su hija falleció a los 9 años tras luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma

El exseleccionador español Luis Enrique Martínez anunció la noche de este jueves el fallecimiento de su hija Xana.

"Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma", dio a conocer Luis Enrique en su cuenta de Twitter.

Martínez agradeció las muestras de apoyo y cariño recibidas durante estos meses, y en especial, dio las gracias al personal de los hospitales Sant Joan de Deu y Sant Pau "por su discreción y trato".

Por último, dijo que "la recordarían cada día de sus vidas", asegurando que Xanita sería la estrella que guiaría a su familia.

La enfermedad de la pequeña tomó notoriedad el pasado 26 de marzo, cuando Luis Enrique abandonó de forma repentina la concentración de La Roja en la previa de un partido contra Malta por la clasificación para la Eurocopa 2020.

Tres meses después, el 19 de junio, el DT renunció a su cargo en la que no daba demasiado detalles, simplemente agradecía a la Federación, jugadores y staff por los últimos meses.

Se sabía que el estado de salud de su hija era delicado pero en el ámbito de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y en los medios de comunicación se mantuvo la máxima discreción por petición del técnico.

Con información de EFE

El exseleccionador español Luis Enrique Martínez anunció la noche de este jueves el fallecimiento de su hija Xana.

"Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma", dio a conocer Luis Enrique en su cuenta de Twitter.

Martínez agradeció las muestras de apoyo y cariño recibidas durante estos meses, y en especial, dio las gracias al personal de los hospitales Sant Joan de Deu y Sant Pau "por su discreción y trato".

Por último, dijo que "la recordarían cada día de sus vidas", asegurando que Xanita sería la estrella que guiaría a su familia.

La enfermedad de la pequeña tomó notoriedad el pasado 26 de marzo, cuando Luis Enrique abandonó de forma repentina la concentración de La Roja en la previa de un partido contra Malta por la clasificación para la Eurocopa 2020.

Tres meses después, el 19 de junio, el DT renunció a su cargo en la que no daba demasiado detalles, simplemente agradecía a la Federación, jugadores y staff por los últimos meses.

Se sabía que el estado de salud de su hija era delicado pero en el ámbito de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y en los medios de comunicación se mantuvo la máxima discreción por petición del técnico.

Con información de EFE