/ miércoles 18 de mayo de 2022

Espionaje y traición, la historia del juicio entre las esposas de Wayne Rooney y Jamie Vardy

Rebekah Vardy denunció a Coleen Rooney por difamación, luego de que ésta la acusara de filtrar sus historias de Instagram al diario The Sun

Una de las polémicas más brutales que se está viviendo en el Reino Unido es la batalla legal que sostienen Coleen Rooney, la esposa del ex jugador del Manchester United y de la Selección de Inglaterra, Wayne Rooney, y Rebekah Vardy, la mujer de su ex compañero en el combinado nacional, Jamie Vardy.

Después de tres años de dimes y diretes entre ambas mujeres, está en pleno proceso el caso conocido como "Wagatha Christie", donde Coleen acusa a Vardy de ventilar desde su cuenta de Instagram sus historias privadas, a las que de alguna manera Rebekah tuvo acceso y supuestamente las compartió con el diario sensacionalista The Sun.

Te puede interesar: Listos los horarios de las semifinales del torneo Clausura 2022

La denuncia de la pareja del mítico futbolista de los Diablos Rojos, por fin llegó a las autoridades. "Desde hace algunos años, alguien en quien confiaba para que me siguiera en mi cuenta personal de Instagram ha estado informando constantemente al periódico The Sun sobre mis publicaciones e historias privadas", aseguró Coleen.

Coleen para corroborar quién era la persona que filtraba las informaciones al tabloide, publicó historias falsas y ahí se dio cuenta que la mujer del compañero de su esposo era quien filtraba la información.

"Durante los últimos cinco meses he publicado una serie de historias falsas para ver si llegaron al periódico The Sun. ¿Y saben qué? ¡Lo hicieron! Capturé y guardé todas las imágenes que muestran claramente que solo una persona las vio”, compartió Rooney.

“He hecho pantallazos, y los he guardado, de todas esas historias, y claramente demuestran que una persona las vio. Era la cuenta de Rebekah Vardy”.

Justo la semana pasada comenzó el juicio en el Alto Tribunal de Justicia de Londres. Dentro de estas filtraciones a The Sun, Coleen platicó que una que le dolió en especial fue el instante en que un policía capturó a su esposo borracho y acompañado de una mujer, en 2017.

“Me encontraba en una situación de especial vulnerabilidad. No sabía si mi matrimonio iba a seguir adelante o no”, compartió Rooney desde el estrado la semana pasada.

Del mismo modo, en octubre pasado, subió una foto de su familia con sus hijos en pijama y puso al lado una foto de Wayne, y de manera inexplicable, esa foto llegó al tabloide y se comenzó a especular de más por su relación con el ex jugador.

Supuestamente, quien filtró toda esa información y de manera declarada fue la agente de Rebekah, Caroline Watt. “No fue alguien en quien ella confiaba; fui yo”, aseguró Watt en la red social.

Curiosamente, la demanda por difamación la ha interpuesto Vardy, quien reclama a la justicia británica el pago de tres millones de euros. Al estrado ya subió Wayne Rooney ayer para dar su versión de los hechos y las pláticas que sostenía con su compañero de equipo, Jamie, durante la Eurocopa de 2016, en la que advertía que su esposa estaba generando problemas al publicar una columna en The Sun.

Vardy también asistió a la sala para apoyar a su esposa y no dejó de mirar fijamente a Wayne mientras contaba su versión ante las autoridades.

Esto ha causado un revuelo en redes sociales y las cuentas de ambas mujeres en Instagram siguen creciendo en seguidores. Coleen tiene aproximadamente 920 mil seguidores, mientras que Rebekah algo así como 400 mil.

Así dio inicio la batalla de "deslealtad"

Cuando Coleen Rooney comenzó a darse cuenta que alguien de su confianza daba información de sus historias privadas a The Sun contrató los servicios de un detective privado para descubrir quién filtraba su intimidad al tabloide sensacionalista.

En una maniobra para delatar a la mujer del compañero de su esposo, pudo demostrar que la que estaba filtrando las historias era Vardy, o al menos alguien que lo hacía desde su cuenta.

Publicó varias historias falsas y guardó capturas de que la única que las había visto era Rebekah Vardy, todo sin su consentimiento, y más tratándose de su familia, lo más íntimo de Rooney.

“Si pensabas que esto estaba sucediendo, podrías haberme dicho y podría haber cambiado mis contraseñas para ver si se detenía. A lo largo de los años, varias personas han tenido acceso a mi insta y justo esta semana descubrí que estaba siguiendo a personas que no conocía y que nunca seguí”, aseguró Vardy.

Publicado originalmente en ESTO

Una de las polémicas más brutales que se está viviendo en el Reino Unido es la batalla legal que sostienen Coleen Rooney, la esposa del ex jugador del Manchester United y de la Selección de Inglaterra, Wayne Rooney, y Rebekah Vardy, la mujer de su ex compañero en el combinado nacional, Jamie Vardy.

Después de tres años de dimes y diretes entre ambas mujeres, está en pleno proceso el caso conocido como "Wagatha Christie", donde Coleen acusa a Vardy de ventilar desde su cuenta de Instagram sus historias privadas, a las que de alguna manera Rebekah tuvo acceso y supuestamente las compartió con el diario sensacionalista The Sun.

Te puede interesar: Listos los horarios de las semifinales del torneo Clausura 2022

La denuncia de la pareja del mítico futbolista de los Diablos Rojos, por fin llegó a las autoridades. "Desde hace algunos años, alguien en quien confiaba para que me siguiera en mi cuenta personal de Instagram ha estado informando constantemente al periódico The Sun sobre mis publicaciones e historias privadas", aseguró Coleen.

Coleen para corroborar quién era la persona que filtraba las informaciones al tabloide, publicó historias falsas y ahí se dio cuenta que la mujer del compañero de su esposo era quien filtraba la información.

"Durante los últimos cinco meses he publicado una serie de historias falsas para ver si llegaron al periódico The Sun. ¿Y saben qué? ¡Lo hicieron! Capturé y guardé todas las imágenes que muestran claramente que solo una persona las vio”, compartió Rooney.

“He hecho pantallazos, y los he guardado, de todas esas historias, y claramente demuestran que una persona las vio. Era la cuenta de Rebekah Vardy”.

Justo la semana pasada comenzó el juicio en el Alto Tribunal de Justicia de Londres. Dentro de estas filtraciones a The Sun, Coleen platicó que una que le dolió en especial fue el instante en que un policía capturó a su esposo borracho y acompañado de una mujer, en 2017.

“Me encontraba en una situación de especial vulnerabilidad. No sabía si mi matrimonio iba a seguir adelante o no”, compartió Rooney desde el estrado la semana pasada.

Del mismo modo, en octubre pasado, subió una foto de su familia con sus hijos en pijama y puso al lado una foto de Wayne, y de manera inexplicable, esa foto llegó al tabloide y se comenzó a especular de más por su relación con el ex jugador.

Supuestamente, quien filtró toda esa información y de manera declarada fue la agente de Rebekah, Caroline Watt. “No fue alguien en quien ella confiaba; fui yo”, aseguró Watt en la red social.

Curiosamente, la demanda por difamación la ha interpuesto Vardy, quien reclama a la justicia británica el pago de tres millones de euros. Al estrado ya subió Wayne Rooney ayer para dar su versión de los hechos y las pláticas que sostenía con su compañero de equipo, Jamie, durante la Eurocopa de 2016, en la que advertía que su esposa estaba generando problemas al publicar una columna en The Sun.

Vardy también asistió a la sala para apoyar a su esposa y no dejó de mirar fijamente a Wayne mientras contaba su versión ante las autoridades.

Esto ha causado un revuelo en redes sociales y las cuentas de ambas mujeres en Instagram siguen creciendo en seguidores. Coleen tiene aproximadamente 920 mil seguidores, mientras que Rebekah algo así como 400 mil.

Así dio inicio la batalla de "deslealtad"

Cuando Coleen Rooney comenzó a darse cuenta que alguien de su confianza daba información de sus historias privadas a The Sun contrató los servicios de un detective privado para descubrir quién filtraba su intimidad al tabloide sensacionalista.

En una maniobra para delatar a la mujer del compañero de su esposo, pudo demostrar que la que estaba filtrando las historias era Vardy, o al menos alguien que lo hacía desde su cuenta.

Publicó varias historias falsas y guardó capturas de que la única que las había visto era Rebekah Vardy, todo sin su consentimiento, y más tratándose de su familia, lo más íntimo de Rooney.

“Si pensabas que esto estaba sucediendo, podrías haberme dicho y podría haber cambiado mis contraseñas para ver si se detenía. A lo largo de los años, varias personas han tenido acceso a mi insta y justo esta semana descubrí que estaba siguiendo a personas que no conocía y que nunca seguí”, aseguró Vardy.

Publicado originalmente en ESTO

Policiaca

Aseguran predio en la colonia Moctezuma utilizado como deshuesadero

Al interior de un predio en la segunda sección de la Moctezuma se localizaron autos y carroecerias con reporte de robo

Deportes

¡Final dramática! Cruz Azul levanta la Supercopa tras vencer en penales al Atlas

La Maquina despertó luego de que los Rojinegros le empataran en los últimos minutos

República

Disparos tras robo en centro comercial desatan pánico y persecución en Cuernavaca

Sorprendidos durante sus compras, visitantes del Fórum Cuernavaca tuvieron que buscar un refugio seguro  ante los minutos de incertidumbre que vivieron

Policiaca

Trabajadores de ESPN México alistan protesta por acoso laboral y sexual

Acusan que directivos de la televisora han ignorado las denuncias interpuestas por trabajadoras ante el departamento de Recursos Humanos