/ martes 30 de julio de 2019

Chávez Jr. descarta que esté acabado

GUADALAJARA, Jalisco, 29 de julio.- Tras casi dos años de no subirse a un ring y haber perdido de manera abrumadora ante Saúl “Canelo” Álvarez, el hijo de la leyenda Julio César Chávez Carrasco descartó que esté acabado, por lo que ante el colombiano Evert Bravo lo verán muy renovado.

“Ya no estoy jugando, como sé que lo hice en algún tiempo, sobre todo después de la pelea con Sergio Martínez, que dejé de pensar al 100% en el box. Por eso sé que estoy a tiempo de retomar mi carrera”, comentó el junior.

Chávez Jr., quien llegó a este municipio jalisciense la noche del domingo, donde cerrará su preparación rumbo a su esperado regreso a la actividad profesional luego de dos años y tres meses, sabe de su obligación por dar un buen espectáculo.

“Sé que no he dado lo mejor de mí, pienso y estoy convencido de que puedo dar más y que todavía falta por ver lo mejor de Julio César Chávez Jr. No soy un novato, tengo 33 años, pero tampoco estoy acabado y sé que me quedan cuatro o cinco años más para demostrar lo que sé”, aseveró.

Chávez Jr., con record profesional de 50-3-1, 32 por la vía del nocaut, peleó por última vez en mayo de 2017, cuando perdió con Saúl “Canelo” Álvarez, y ahora se medirá a 10 asaltos en peso supermediano con Bravo, en el Estadio Antonio R. Márquez, de este municipio.

Y lo hace con el firme objetivo de enfilarse a una pelea de título mundial, “ahora me voy a enfocar totalmente en el boxeo y ganar un segundo campeonato mundial”.

Luego de tomarse fotografías con aficionados, Chávez Jr. fue recibido a su llegada por el presidente municipal de San Juan de los Lagos, Jesús Medina Briseño, y por el director de Mega Eventos del Code Jalisco, Héctor García.

Acompañado del entrenador Roberto Quirarte, el preparador Jesús Edgardo Lucero y los asistentes Ricardo Chapa y Manuel Zepeda, el pugilista ya trabajó este lunes aquí, y en los próximos días se incorporará su entrenador, Rómulo Quirarte.

“Me siento bien porque siempre he aprendido de cada pelea y estoy en un momento en el que sé con más certeza qué es lo que quiero de mi carrera. Me he preparado muy bien, tengo mucha experiencia, entrené como si fuera a medirme con el mejor”.

GUADALAJARA, Jalisco, 29 de julio.- Tras casi dos años de no subirse a un ring y haber perdido de manera abrumadora ante Saúl “Canelo” Álvarez, el hijo de la leyenda Julio César Chávez Carrasco descartó que esté acabado, por lo que ante el colombiano Evert Bravo lo verán muy renovado.

“Ya no estoy jugando, como sé que lo hice en algún tiempo, sobre todo después de la pelea con Sergio Martínez, que dejé de pensar al 100% en el box. Por eso sé que estoy a tiempo de retomar mi carrera”, comentó el junior.

Chávez Jr., quien llegó a este municipio jalisciense la noche del domingo, donde cerrará su preparación rumbo a su esperado regreso a la actividad profesional luego de dos años y tres meses, sabe de su obligación por dar un buen espectáculo.

“Sé que no he dado lo mejor de mí, pienso y estoy convencido de que puedo dar más y que todavía falta por ver lo mejor de Julio César Chávez Jr. No soy un novato, tengo 33 años, pero tampoco estoy acabado y sé que me quedan cuatro o cinco años más para demostrar lo que sé”, aseveró.

Chávez Jr., con record profesional de 50-3-1, 32 por la vía del nocaut, peleó por última vez en mayo de 2017, cuando perdió con Saúl “Canelo” Álvarez, y ahora se medirá a 10 asaltos en peso supermediano con Bravo, en el Estadio Antonio R. Márquez, de este municipio.

Y lo hace con el firme objetivo de enfilarse a una pelea de título mundial, “ahora me voy a enfocar totalmente en el boxeo y ganar un segundo campeonato mundial”.

Luego de tomarse fotografías con aficionados, Chávez Jr. fue recibido a su llegada por el presidente municipal de San Juan de los Lagos, Jesús Medina Briseño, y por el director de Mega Eventos del Code Jalisco, Héctor García.

Acompañado del entrenador Roberto Quirarte, el preparador Jesús Edgardo Lucero y los asistentes Ricardo Chapa y Manuel Zepeda, el pugilista ya trabajó este lunes aquí, y en los próximos días se incorporará su entrenador, Rómulo Quirarte.

“Me siento bien porque siempre he aprendido de cada pelea y estoy en un momento en el que sé con más certeza qué es lo que quiero de mi carrera. Me he preparado muy bien, tengo mucha experiencia, entrené como si fuera a medirme con el mejor”.