/ martes 13 de agosto de 2019

Carístico y Rush, una rivalidad que no termina

Semana a semana crece su rivalidad, por lo que tanto el famoso “Toro Blanco” Rush y Carístico se acercan cada vez más a una lucha de apuestas

Semana a semana crece su rivalidad, por lo que tanto el famoso “Toro Blanco” Rush y Carístico se acercan cada vez más a una lucha de apuestas, luego del agarrón que tuvieron en la Arena Puebla, donde el luchador rudo cargó con la derrota, pero dejó mal herido a su rival.

El “Toro Blanco” le repitió la dosis desde el primer episodio, lo sorprendió y pronto lo puso contra las cuerdas, donde lo despojó de la máscara para que el réferi lo descalificara.

Pese a estar en desventaja, Rush siguió con su dominio total, golpeó de manera salvaje al de “plata y oro”, lo zarandeó por los pasillos y lo aventó a las butacas sin piedad.

Carístico, apoyado prácticamente en su totalidad por la afición que hizo una buena entrada en el inmueble, tuvo un intento de reacción y se lució con tres topes consecutivos entre segunda y tercera cuerdas para impactar la humanidad de su oponente.

El líder de los “Ingobernables” se recuperó y estuvo a punto de aplicar letales patadas al rostro de su oponente, quien se levantó para taclear al rudo, pero éste impidió que el réferi “Güero” Noriega llegara a la cuenta de tres.

Instantes después llegó la “colmillada” de Carístico, quien aprovechó un descuido del tercero sobre la superficie para quitarse la máscara y dejarla en las manos de Rush, lo que al final vio el réferi para decretar la descalificación y triunfo en dos caídas del técnico.

Al final, Rush quiso reconocer el triunfo de su rival con un apretón de manos y un abrazo, pero instantes después le conectó artera patada de faul y le volvió a quitar la máscara para irse feliz luego de haberlo humillado.

AE

Semana a semana crece su rivalidad, por lo que tanto el famoso “Toro Blanco” Rush y Carístico se acercan cada vez más a una lucha de apuestas, luego del agarrón que tuvieron en la Arena Puebla, donde el luchador rudo cargó con la derrota, pero dejó mal herido a su rival.

El “Toro Blanco” le repitió la dosis desde el primer episodio, lo sorprendió y pronto lo puso contra las cuerdas, donde lo despojó de la máscara para que el réferi lo descalificara.

Pese a estar en desventaja, Rush siguió con su dominio total, golpeó de manera salvaje al de “plata y oro”, lo zarandeó por los pasillos y lo aventó a las butacas sin piedad.

Carístico, apoyado prácticamente en su totalidad por la afición que hizo una buena entrada en el inmueble, tuvo un intento de reacción y se lució con tres topes consecutivos entre segunda y tercera cuerdas para impactar la humanidad de su oponente.

El líder de los “Ingobernables” se recuperó y estuvo a punto de aplicar letales patadas al rostro de su oponente, quien se levantó para taclear al rudo, pero éste impidió que el réferi “Güero” Noriega llegara a la cuenta de tres.

Instantes después llegó la “colmillada” de Carístico, quien aprovechó un descuido del tercero sobre la superficie para quitarse la máscara y dejarla en las manos de Rush, lo que al final vio el réferi para decretar la descalificación y triunfo en dos caídas del técnico.

Al final, Rush quiso reconocer el triunfo de su rival con un apretón de manos y un abrazo, pero instantes después le conectó artera patada de faul y le volvió a quitar la máscara para irse feliz luego de haberlo humillado.

AE

Policiaca

Auxilia poli a hombre con Down, lo rescata en crucero y reencuentra con su familia

Expuso su vida tras salir de su casa por un descuido de sus familiares

Política

Mantener la confianza ciudadana, tarea principal del INE: José Faz

En su trayectoria destaca su paso por el Consejo Estatal Electoral de San Luis Potosí y también en la Junta Local del INE de esa misma entidad

Finanzas

Se estanca inversión privada de 859 mil mdp en infraestructura

Aún no se retoma el diálogo entre el sector privado y el gobierno federal, dice José Manuel Campos

Celebridades

Kult | Kanye West: Un encantador de serpientes nato

Donde algunos ven ambigüedad, otros ven habilidad para conectar con su público; donde unos advierten grandilocuencia otros ven a un artista singular