/ lunes 20 de mayo de 2019

El técnico español Michel González llegó a México para dirigir a Pumas

Sus ojos brillan de una forma muy especial. La alegría emana de su ser. La sonrisa pinta una perfecta curva. Michel González está listo para dirigir a Pumas y desde ya, asume el reto de poner al cuadro del Pedregal en un lugar acorde a los blasones que ostenta.

“Para mí la responsabilidad existe desde el primer momento que me hice futbolista con 16 años, y eso es algo que si no tengo la responsabilidad, no tengo vocación, no tengo ilusión y no es el caso, por eso acepto la posibilidad de estar aquí, para mí es un absoluto reto y acepto la responsabilidad de estar aquí”, aseguró a su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“No es una aventura, para mí es un reto venir a Pumas y que Pumas haya pensado en mí, es una oportunidad grande, es un buen campeonato, yo jugué aquí y no ha cambiado mi sentimiento por este futbol”, agregó el ibérico.

El otrora integrante de “La Quinta del Buitre” jugó en el Atlético Celaya en la campaña 1996-1997, club con el cual se retiró y por el que tiene tan buenos recuerdos del balompié nacional.

“Recuerdo mucho, recuerdo todo el campeonato, estuve poco, una temporada, pero siempre lo competitivo que es este campeonato, los jugadores buenos, el torneo que al ser corto es muy intenso, demasiado esa intención, lo que sí ha cambiado es que todo se ha modernizado”, reflexionó.

“Michel”, además de un desempeño futbolístico adecuado, afirmó que los jugadores de su nueva escuadra deben ser conscientes a la institución que representan.

“El primer objetivo de Pumas por encima de todas las cosas es competir y hacerlo bien, intentar que los jugadores sepan lo que significa trabajar, colaborar y entender lo que es esta institución, lo que es fundamental”, indicó.

El estratega destacó que necesitan tener los colores bien puestos, porque no sólo luchan por ellos, sino por toda una estructura que es parte de este conjunto.

“Saber que cada vez que duermo con la playera de Pumas la intención que tiene, delante de nosotros hay mucha gente y saber que no sólo es una competición deportiva, sino que tiene que ver con otras cosas”, estableció.

El español evocó su paso por Atlético Celaya en 1996, el cual le permite llegar con conocimiento del futbol mexicano y la exigencia que existe en cada torneo.

Sus ojos brillan de una forma muy especial. La alegría emana de su ser. La sonrisa pinta una perfecta curva. Michel González está listo para dirigir a Pumas y desde ya, asume el reto de poner al cuadro del Pedregal en un lugar acorde a los blasones que ostenta.

“Para mí la responsabilidad existe desde el primer momento que me hice futbolista con 16 años, y eso es algo que si no tengo la responsabilidad, no tengo vocación, no tengo ilusión y no es el caso, por eso acepto la posibilidad de estar aquí, para mí es un absoluto reto y acepto la responsabilidad de estar aquí”, aseguró a su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“No es una aventura, para mí es un reto venir a Pumas y que Pumas haya pensado en mí, es una oportunidad grande, es un buen campeonato, yo jugué aquí y no ha cambiado mi sentimiento por este futbol”, agregó el ibérico.

El otrora integrante de “La Quinta del Buitre” jugó en el Atlético Celaya en la campaña 1996-1997, club con el cual se retiró y por el que tiene tan buenos recuerdos del balompié nacional.

“Recuerdo mucho, recuerdo todo el campeonato, estuve poco, una temporada, pero siempre lo competitivo que es este campeonato, los jugadores buenos, el torneo que al ser corto es muy intenso, demasiado esa intención, lo que sí ha cambiado es que todo se ha modernizado”, reflexionó.

“Michel”, además de un desempeño futbolístico adecuado, afirmó que los jugadores de su nueva escuadra deben ser conscientes a la institución que representan.

“El primer objetivo de Pumas por encima de todas las cosas es competir y hacerlo bien, intentar que los jugadores sepan lo que significa trabajar, colaborar y entender lo que es esta institución, lo que es fundamental”, indicó.

El estratega destacó que necesitan tener los colores bien puestos, porque no sólo luchan por ellos, sino por toda una estructura que es parte de este conjunto.

“Saber que cada vez que duermo con la playera de Pumas la intención que tiene, delante de nosotros hay mucha gente y saber que no sólo es una competición deportiva, sino que tiene que ver con otras cosas”, estableció.

El español evocó su paso por Atlético Celaya en 1996, el cual le permite llegar con conocimiento del futbol mexicano y la exigencia que existe en cada torneo.

Policiaca

Le clavan tijeras de pollero a un perrito en Edomex

Vecinos identificaron al posible culpable como “Cándido” y piden que sea detenido