/ lunes 26 de octubre de 2020

Dodgers acaricia el campeonato tras vencer 4-2 a Tampa Bay en el juego 5

El día de mañana buscará coronarse

En esta ocasión no hubo errores y el relevo de pitcheo funcionó a la perfección. Los Dodgers de Los Ángeles ganaron el quinto juego de la Serie Mundial a los Rays de Tampa Bay (4-2) y se ponen a un juego de alcanzar la gloria tras no hacerlo desde hace 32 años, por lo que podrían romper la maldición.

El triunfo puso al conjunto angelino al frente del clásico 3-2. El martes se llevará a cabo el sexto juego con un duelo de lanzadores entre Tony Gonsolin (Dodgers) y Blake Snell (Rays).

Kershaw (2-0) caminó cinco y dos tercios de entradas, en las que diseminó cinco hits y dos carreras con seis ponches, para llegar a 207 abanicados en postemporadas, la mayor cantidad para un lanzador. El estelar zurdo dejó a atrás a Justin Verlander (Astros, 205).

BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Olvidando la frustración por la derrota del sábado 8x7 en el noveno inning, los Dodgers parecían recuperados al abrir hoy agresivos con dos carreras en el primer capítulo frente al abridor Tyler Glasnow.

Glasnow (0-2) -finlamente el derrotado- permitió doblete de Mookie Betts y sencillo remolcador de Corey Seager y después otro boleto a Muncy e imparable empujador de Cody Bellinger.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En el segundo, los Dodgers marcaron de nuevo por un largo jonrón abriendo el inning de Pederson frente a Glasnow por el jardín central para poner la pizarra 3x0.

Tampa no se dio por vencido y en el tercero cruzó el plato dos veces contra Kershaw por sencillo dentro del cuadro de Kevin Kiermaier, triple remolcador del cubano Yandy Díaz e imparable empujador del también cubano Randy Arozarena.

Los Dodgers después aumentaron la pizarra en el quinto con un jonrón de Muncy por el jardín central frente a Glasnow para poner en pizarra el 4x2 definitivo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

En esta ocasión no hubo errores y el relevo de pitcheo funcionó a la perfección. Los Dodgers de Los Ángeles ganaron el quinto juego de la Serie Mundial a los Rays de Tampa Bay (4-2) y se ponen a un juego de alcanzar la gloria tras no hacerlo desde hace 32 años, por lo que podrían romper la maldición.

El triunfo puso al conjunto angelino al frente del clásico 3-2. El martes se llevará a cabo el sexto juego con un duelo de lanzadores entre Tony Gonsolin (Dodgers) y Blake Snell (Rays).

Kershaw (2-0) caminó cinco y dos tercios de entradas, en las que diseminó cinco hits y dos carreras con seis ponches, para llegar a 207 abanicados en postemporadas, la mayor cantidad para un lanzador. El estelar zurdo dejó a atrás a Justin Verlander (Astros, 205).

BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Olvidando la frustración por la derrota del sábado 8x7 en el noveno inning, los Dodgers parecían recuperados al abrir hoy agresivos con dos carreras en el primer capítulo frente al abridor Tyler Glasnow.

Glasnow (0-2) -finlamente el derrotado- permitió doblete de Mookie Betts y sencillo remolcador de Corey Seager y después otro boleto a Muncy e imparable empujador de Cody Bellinger.

No olvides seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En el segundo, los Dodgers marcaron de nuevo por un largo jonrón abriendo el inning de Pederson frente a Glasnow por el jardín central para poner la pizarra 3x0.

Tampa no se dio por vencido y en el tercero cruzó el plato dos veces contra Kershaw por sencillo dentro del cuadro de Kevin Kiermaier, triple remolcador del cubano Yandy Díaz e imparable empujador del también cubano Randy Arozarena.

Los Dodgers después aumentaron la pizarra en el quinto con un jonrón de Muncy por el jardín central frente a Glasnow para poner en pizarra el 4x2 definitivo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Lo mataron durante asalto en camión de pasajeros en la México-Puebla

La víctima intentó impedir la huida de los sujetos, pero fue atacado a balazos