/ martes 3 de noviembre de 2020

Deuda de honor

AJO Y AGUA

Eden Hazard ha comprendido la enorme responsabilidad que implica ser jugador del Real Madrid, el mejor equipo de todos los tiempos. Su golazo frente al Huesca, el fin de semana, es sólo un abono a capital, muy pequeño, si se compara con los altos intereses que le han generado sus constantes lesiones desde que llegó hace poco más de un año.

POR HUGO SÁNCHEZ

Dos goles en 24 partidos, disputados en un lapso de 15 meses, son los pobres números que hasta ahora ha registrado Eden Hazard, quien fue fichado en julio de 2019, a cambio de 130 millones de euros.

Afortunadamente así lo entiende el delantero belga, quien ha sido autocrítico y sincero, al mostrarse sumamente apenado con todo el madridismo debido a que no ha estado a la altura, muy lejos de las expectativas que generó durante su paso por el Chelsea.

El sábado pasado anotó un gran gol para despejar el camino en la victoria de 4-1 frente al Huesca, hasta ahora, la más cómoda que ha firmado el Real Madrid en lo que va de la temporada.

Pese a la ausencia de aficionados en las gradas, cualquiera habría festejado eufóricamente para sacar la frustración acumulada a lo largo de todo este tiempo, pero Hazard prefirió ser prudente ante su complicada realidad. No se le vio gesto alguno de celebración, ni siquiera cuando sus compañeros de equipo se acercaron para felicitarlo y arroparlo.

Eso habla muy bien del delantero, porque en el Real Madrid uno siempre se debe exigir al máximo, sobre todo cuando la situación no va bien.

Una sólo acción que reúne muchos de los grandes valores del madridismo: respeto, trabajo en equipo, transparencia, solidaridad, compromiso, igualdad y mentalidad ganadora.

La crítica en su contra no ha sido fácil de sobrellevar, sobre todo porque a él también se le señala por el momento complicado que el Real Madrid atraviesa en la Champions League, torneo en el que sólo ha disputado 20 minutos, el martes pasado, en el empate frente al Borussia Mönchengladbach.

Y en este apartado Hazard también ha demostrado tener el carácter necesario para ser uno de los líderes del Real Madrid, si las lesiones finalmente se lo permiten. Escuchar la crítica y tener la capacidad de considerar las que son constructivas es de suma importancia para crecer, no sólo como futbolista, sino también como persona.

En este espacio ya les he hablado en un par de ocasiones de Eden Hazard, un jugador con gran calidad técnica, pero que, hasta hace poco, no había mostrado ser lo suficientemente profesional, sobre todo durante su recuperación.

Las lesiones son el infortunio de todo futbolista profesional, pero son también una responsabilidad que se debe asumir junto al cuerpo técnico y médico del club.

Muy lejos está ya su primera anotación con la playera merengue, frente al Granada, en octubre de 2019. Y lejos también comienza a quedar la del sábado, ya que su situación exige prontos resultados, sobre todo en un año en el que la pandemia del Covid-19 ha apretado tanto el calendario de competiciones.

Con partidos de Champions League cada semana, de aquí hasta diciembre, los goles de Eden Hazard deberán caer por racimos, y ahí es donde demostrará, con eficacia, si realmente es un jugador con el nivel y carácter necesario para jugar en el Real Madrid.

Hasta ahora se ha perdido 31 de los 60 partidos que el club madrileño ha disputado desde su llegada. Y lo anterior también se refleja en el valor aproximado que tiene en el mercado de verano, pues de los 150 millones de euros que valía cuando llegó al Santiago Bernabéu, actualmente está valorado en sólo 60 millones de euros.

Ojala que este nuevo regreso sea el definitivito, porque Karim Benzema necesita urgentemente ese refuerzo que le permita dejar su posición en el eje del ataque para colocarse libremente y darse un respiro.

Por lo que se pudo ver el sábado, entre Hazard y Benzema está claro que hablan el mismo idioma.

¡Que te lo digo yo!

FRASES

Muy lejos está ya la primera anotación de Eden Hazard con la playera merengue, frente al Granada, en octubre de 2019. Y lejos también comienza a quedar la del sábado, ya que su situación exige prontos resultados

El delantero belga ha sido autocrítico y sincero, al mostrarse apenado con todo el madridismo debido a que no ha estado a la altura, muy lejos de las altas expectativas que generó durante su paso por el Chelsea



Eden Hazard ha comprendido la enorme responsabilidad que implica ser jugador del Real Madrid, el mejor equipo de todos los tiempos. Su golazo frente al Huesca, el fin de semana, es sólo un abono a capital, muy pequeño, si se compara con los altos intereses que le han generado sus constantes lesiones desde que llegó hace poco más de un año.

POR HUGO SÁNCHEZ

Dos goles en 24 partidos, disputados en un lapso de 15 meses, son los pobres números que hasta ahora ha registrado Eden Hazard, quien fue fichado en julio de 2019, a cambio de 130 millones de euros.

Afortunadamente así lo entiende el delantero belga, quien ha sido autocrítico y sincero, al mostrarse sumamente apenado con todo el madridismo debido a que no ha estado a la altura, muy lejos de las expectativas que generó durante su paso por el Chelsea.

El sábado pasado anotó un gran gol para despejar el camino en la victoria de 4-1 frente al Huesca, hasta ahora, la más cómoda que ha firmado el Real Madrid en lo que va de la temporada.

Pese a la ausencia de aficionados en las gradas, cualquiera habría festejado eufóricamente para sacar la frustración acumulada a lo largo de todo este tiempo, pero Hazard prefirió ser prudente ante su complicada realidad. No se le vio gesto alguno de celebración, ni siquiera cuando sus compañeros de equipo se acercaron para felicitarlo y arroparlo.

Eso habla muy bien del delantero, porque en el Real Madrid uno siempre se debe exigir al máximo, sobre todo cuando la situación no va bien.

Una sólo acción que reúne muchos de los grandes valores del madridismo: respeto, trabajo en equipo, transparencia, solidaridad, compromiso, igualdad y mentalidad ganadora.

La crítica en su contra no ha sido fácil de sobrellevar, sobre todo porque a él también se le señala por el momento complicado que el Real Madrid atraviesa en la Champions League, torneo en el que sólo ha disputado 20 minutos, el martes pasado, en el empate frente al Borussia Mönchengladbach.

Y en este apartado Hazard también ha demostrado tener el carácter necesario para ser uno de los líderes del Real Madrid, si las lesiones finalmente se lo permiten. Escuchar la crítica y tener la capacidad de considerar las que son constructivas es de suma importancia para crecer, no sólo como futbolista, sino también como persona.

En este espacio ya les he hablado en un par de ocasiones de Eden Hazard, un jugador con gran calidad técnica, pero que, hasta hace poco, no había mostrado ser lo suficientemente profesional, sobre todo durante su recuperación.

Las lesiones son el infortunio de todo futbolista profesional, pero son también una responsabilidad que se debe asumir junto al cuerpo técnico y médico del club.

Muy lejos está ya su primera anotación con la playera merengue, frente al Granada, en octubre de 2019. Y lejos también comienza a quedar la del sábado, ya que su situación exige prontos resultados, sobre todo en un año en el que la pandemia del Covid-19 ha apretado tanto el calendario de competiciones.

Con partidos de Champions League cada semana, de aquí hasta diciembre, los goles de Eden Hazard deberán caer por racimos, y ahí es donde demostrará, con eficacia, si realmente es un jugador con el nivel y carácter necesario para jugar en el Real Madrid.

Hasta ahora se ha perdido 31 de los 60 partidos que el club madrileño ha disputado desde su llegada. Y lo anterior también se refleja en el valor aproximado que tiene en el mercado de verano, pues de los 150 millones de euros que valía cuando llegó al Santiago Bernabéu, actualmente está valorado en sólo 60 millones de euros.

Ojala que este nuevo regreso sea el definitivito, porque Karim Benzema necesita urgentemente ese refuerzo que le permita dejar su posición en el eje del ataque para colocarse libremente y darse un respiro.

Por lo que se pudo ver el sábado, entre Hazard y Benzema está claro que hablan el mismo idioma.

¡Que te lo digo yo!

FRASES

Muy lejos está ya la primera anotación de Eden Hazard con la playera merengue, frente al Granada, en octubre de 2019. Y lejos también comienza a quedar la del sábado, ya que su situación exige prontos resultados

El delantero belga ha sido autocrítico y sincero, al mostrarse apenado con todo el madridismo debido a que no ha estado a la altura, muy lejos de las altas expectativas que generó durante su paso por el Chelsea



República

Dos muertos y siete heridos dejó trágico accidente vehicular en Acapulco

Se informó que al parecer el autobús pasó por encima del taxi y mató al chófer y al copiloto quien al parecer era una mujer

Policiaca

Evitan que mujer se suicide desde una azotea en alcaldía Cuauhtémoc

Los reportes dieron a conocer que aparentemente la joven se encontraba bajo los efectos de alcohol o narcóticos

Archivos Secretos

Ronald Reagan, intento de asesinato | Primera parte

Un jovencito trastornado se abrió paso entre la multitud y quiso matar al gobernante estadounidense, cuando salía de una reunión en el Hotel Hilton, de Washington

Virales

Con todo y mamut, memes destrozan logo del aeropuerto Felipe Ángeles

En la imagen del AIFA fue plasmado un mamut, una torre de control y un avión, acompañados de las iniciales del Aeropuerto

Mundo

Brasil tendrá un nuevo Cristo gigante, más alto que el de Rio

Esta semana fueron erigidos los brazos y la cabeza de la estatua, cuya construcción se inició en 2019 en Encantado, Rio Grande del Sur

Metrópoli

Eliminar en la CDMX barreras que enfrentan discapacitados

Se requiere implementar ajustes razonables en áreas y espacios públicos que les permitan el goce y disfrute de la infraestructura urbana y de servicios

Metrópoli

Analiza Congreso proporcionar asistencia legal gratuita a mujeres violentadas

El propósito es que se proporcione representación legal gratuita a las que son violentadas y carecen de ingresos suficientes para solventar un proceso judicial