/ miércoles 7 de agosto de 2019

San Luis, el reto para Max González

El tapatío González espera tener mejor suerte en la carrera de San Luis Potosí

Luego de tener una semana complicada en el Autódromo Ecocentro de Querétaro, de la Nascar México, el piloto tapatío, Max González, al no poder terminar la carrera por un problema en el balance de su coche va por la revancha y la quiere demostrar en San Luis Potosí.

El volante del auto marcado con el número 27 Amistad-RanchoElFortín-HaciendaTesistan-PromotoraYDesarrolladoraTesistanIII-ResidencialLomasDeSanÁngel-ParadorLaCasonaDelBanco-XCIEN-HASEIN-Fianzer-Vizcaíno indicó que ahora sólo le resta dar vuelta a la hoja y pensar en el siguiente compromiso de la categoría.

“Es una lástima, perdimos, fue una fecha complicada, sabíamos que iba a ser así, no pudimos dejar el auto al 100%, faltó un poco de balance, también tuvimos una falla y los fierros no tienen palabra”, subrayó el integrante de la escudería Force México Racing.

“No hay que lamentar nada, mejor mentalizarnos para la siguiente carrera, desde ahorita ya empezar a trabajar y ver qué es lo que podemos mejorar para estar dentro del Top”, apuntó González.

En ese sentido, Max reiteró que a su auto le faltó el balance necesario para poder afrontar con éxito el compromiso en el óvalo queretano de 1.275 kilómetros de longitud.

“La pista tiene dos curvas muy diferentes, habría que tener un balance correcto entre las dos y no lo logramos, de motor andábamos muy bien, ahora hay que trabajar duro para la siguiente carrera”, expresó el tapatío.

“Hay que aprender de estos errores, agradecer a la gente de la escudería que trabajó muy duro, en la siguiente fecha vamos a tratar de andar adelante y darles el resultado que se merecen”, mencionó el joven piloto.

La octava fecha de la NASCAR PEAK México Series 2019 se llevará a cabo el próximo 1o. de septiembre, en el óvalo de San Luis Potosí.

Luego de tener una semana complicada en el Autódromo Ecocentro de Querétaro, de la Nascar México, el piloto tapatío, Max González, al no poder terminar la carrera por un problema en el balance de su coche va por la revancha y la quiere demostrar en San Luis Potosí.

El volante del auto marcado con el número 27 Amistad-RanchoElFortín-HaciendaTesistan-PromotoraYDesarrolladoraTesistanIII-ResidencialLomasDeSanÁngel-ParadorLaCasonaDelBanco-XCIEN-HASEIN-Fianzer-Vizcaíno indicó que ahora sólo le resta dar vuelta a la hoja y pensar en el siguiente compromiso de la categoría.

“Es una lástima, perdimos, fue una fecha complicada, sabíamos que iba a ser así, no pudimos dejar el auto al 100%, faltó un poco de balance, también tuvimos una falla y los fierros no tienen palabra”, subrayó el integrante de la escudería Force México Racing.

“No hay que lamentar nada, mejor mentalizarnos para la siguiente carrera, desde ahorita ya empezar a trabajar y ver qué es lo que podemos mejorar para estar dentro del Top”, apuntó González.

En ese sentido, Max reiteró que a su auto le faltó el balance necesario para poder afrontar con éxito el compromiso en el óvalo queretano de 1.275 kilómetros de longitud.

“La pista tiene dos curvas muy diferentes, habría que tener un balance correcto entre las dos y no lo logramos, de motor andábamos muy bien, ahora hay que trabajar duro para la siguiente carrera”, expresó el tapatío.

“Hay que aprender de estos errores, agradecer a la gente de la escudería que trabajó muy duro, en la siguiente fecha vamos a tratar de andar adelante y darles el resultado que se merecen”, mencionó el joven piloto.

La octava fecha de la NASCAR PEAK México Series 2019 se llevará a cabo el próximo 1o. de septiembre, en el óvalo de San Luis Potosí.

Virales

Para no pagar el taxi inventó que había muertos en la cajuela

A consecuencia de sus palabras, en redes sociales la apodaron como 'Lady Muertos'

Policiaca

Difunden retrato hablado de la mujer que se llevó a Fátima

Vendía "papitas" afuera del plantel, así la identifican padres de familia