/ jueves 27 de febrero de 2020

América venció en penales al Comunicaciones de Guatemala

los azulcremas tuvieron que recurrir hasta los penaltis para eliminar a unos aguerridos guatemaltecos

América gana, pero no convence. Las Águilas ayer sufrieron demasiado en su casa para eliminar al modesto Comunicaciones de Guatemala, que les sacó un susto mayor y los puso contra las cuerdas.

Cierto es que el arbitraje otra vez dejó mucho que desear, principalmente en la marcación de penaltis, pero los azulcremas generaron muchas dudas.

El calvario empezó con el gol de Herrera, mas Aguilera desde los 11 pasos puso el empate. Al final, en la tanda de penaltis, las Águilas no fallaron y Óscar Jiménez se puso el traje de héroe. Ahora, Atlanta será la siguiente prueba en la Concachampions.

EL JUEGO

Luego de la carnicería y el desastre que resultó el juego de ida de su serie de octavos de final en la Concacaf Liga de Campeones, América recibió anoche la visita de Comunicaciones de Guatemala en un partido donde los de Coapa partían como amplios favoritos por su condición de local y la diferencia de su plantilla con respecto a la de los chapines.

Tal como se esperaba, los azulcremas salieron a asumir el protagonismo del encuentro para tratar de inclinar la serie a su favor y evitar complicaciones; sin embargo, no lograban abrir el cerrojo centroamericano.

La primera de peligro fue en una escapada de Suárez por derecha. El argentino metió un servicio que el arquero Calderón escupió; Viñas estaba listo para empujarla, mas recibió un jalón que lo derribó. La falta era clara, pero el árbitro Bejarano no marcó nada.

El Ave batallaba, se insinuaba con la anotación, aunque esta no caía. Sebastián Córdova hizo una gran acción individual en la que se sacó a su marca con un amague y con espacio, metió un fogonazo que el meta guatemalteco resistió a pie firme.

La pelota parada también traía peligro. Santiago Cáseres remató de cabeza en un tiro de esquina, pero el travesaño le negó su primer gol con la camiseta milloneta.

Comunicaciones estaba en la suya, aguantaba como podía en defensa y trataba de sorprender en contragolpes con Agustín Herrera como su elemento más incisivo.

De la nada, Jostin Daly puso a temblar a toda Santa Úrsula. El delantero se tuvo fe y prendió la de gajos de larga distancia, su envío coqueteó con el ángulo superior derecho de Jiménez sin que terminara por colarse.

Nada para nadie al entretiempo, aunque los aficionados americanistas despidieron a los suyos con música de viento dado que esperaban algo más.

Tan pronto empezó el segundo tiempo, América se llevó un susto mayúsculo cuando un trazo cruzado no pudo ser cortado por la zaga crema. Agustín Herrera recibió dentro del área, sin marca, con tiempo y espacio. El mexicano preparó su remate, pero este salio justo a donde estaba Jiménez. ¡Se salvaban las Águilas!

De pronto, el panorama se le puso negro a América. Herrera cayó en el área en un forcejeo con Valdez y aunque parecía una acción limpia, el juez señaló la pena máxima, misma que el propio Agustín convirtió. ¡Gol de Comunicaciones!

Con poco más de media hora por delante, el Ame tenía que ir por un par de goles y así evitar el ridículo en su cancha.

En medio de todo el bochorno, América se encontró con la ventaja numérica que le dio la expulsión de Yanes. El defensa bajó bruscamente a Córdova en un contragolpe y Bejarano no dudó en mostrarle la roja directa.

Con más urgencia que argumentos, el Ave se fue con todo al frente y en un cobro de tiro libre, se encontró con una falta sobre Bruno Valdez que se marcó como pena máxima. La responsabilidad caería sobre las piernas de Emanuel Aguilera, el hombre de confianza de Miguel Herrera bajo estas circunstancias y el argentino no falló. ¡Gol de América!

El envión anímico era todo de América. Estaban dispuestos a llevarse por delante con el orgullo, pero el arquero Calderón sacaba todas, incluso una de Valdez que de cabeza estaba por mandarla a guardar y cuando la bola iba a rebasar la línea, apareció el manotazo salvador.

Al final del tiempo reglamentario, los millones de dólares de diferencia no importaban. Todo se definiría en penaltis y desde ahí, América cobró perfecto, por Comunicaciones, Herrera falló. Esa fue lo que decidió todo. En medio de un parto, las Águilas pasaron a cuartos de final y se medirán con Atlanta United.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

América gana, pero no convence. Las Águilas ayer sufrieron demasiado en su casa para eliminar al modesto Comunicaciones de Guatemala, que les sacó un susto mayor y los puso contra las cuerdas.

Cierto es que el arbitraje otra vez dejó mucho que desear, principalmente en la marcación de penaltis, pero los azulcremas generaron muchas dudas.

El calvario empezó con el gol de Herrera, mas Aguilera desde los 11 pasos puso el empate. Al final, en la tanda de penaltis, las Águilas no fallaron y Óscar Jiménez se puso el traje de héroe. Ahora, Atlanta será la siguiente prueba en la Concachampions.

EL JUEGO

Luego de la carnicería y el desastre que resultó el juego de ida de su serie de octavos de final en la Concacaf Liga de Campeones, América recibió anoche la visita de Comunicaciones de Guatemala en un partido donde los de Coapa partían como amplios favoritos por su condición de local y la diferencia de su plantilla con respecto a la de los chapines.

Tal como se esperaba, los azulcremas salieron a asumir el protagonismo del encuentro para tratar de inclinar la serie a su favor y evitar complicaciones; sin embargo, no lograban abrir el cerrojo centroamericano.

La primera de peligro fue en una escapada de Suárez por derecha. El argentino metió un servicio que el arquero Calderón escupió; Viñas estaba listo para empujarla, mas recibió un jalón que lo derribó. La falta era clara, pero el árbitro Bejarano no marcó nada.

El Ave batallaba, se insinuaba con la anotación, aunque esta no caía. Sebastián Córdova hizo una gran acción individual en la que se sacó a su marca con un amague y con espacio, metió un fogonazo que el meta guatemalteco resistió a pie firme.

La pelota parada también traía peligro. Santiago Cáseres remató de cabeza en un tiro de esquina, pero el travesaño le negó su primer gol con la camiseta milloneta.

Comunicaciones estaba en la suya, aguantaba como podía en defensa y trataba de sorprender en contragolpes con Agustín Herrera como su elemento más incisivo.

De la nada, Jostin Daly puso a temblar a toda Santa Úrsula. El delantero se tuvo fe y prendió la de gajos de larga distancia, su envío coqueteó con el ángulo superior derecho de Jiménez sin que terminara por colarse.

Nada para nadie al entretiempo, aunque los aficionados americanistas despidieron a los suyos con música de viento dado que esperaban algo más.

Tan pronto empezó el segundo tiempo, América se llevó un susto mayúsculo cuando un trazo cruzado no pudo ser cortado por la zaga crema. Agustín Herrera recibió dentro del área, sin marca, con tiempo y espacio. El mexicano preparó su remate, pero este salio justo a donde estaba Jiménez. ¡Se salvaban las Águilas!

De pronto, el panorama se le puso negro a América. Herrera cayó en el área en un forcejeo con Valdez y aunque parecía una acción limpia, el juez señaló la pena máxima, misma que el propio Agustín convirtió. ¡Gol de Comunicaciones!

Con poco más de media hora por delante, el Ame tenía que ir por un par de goles y así evitar el ridículo en su cancha.

En medio de todo el bochorno, América se encontró con la ventaja numérica que le dio la expulsión de Yanes. El defensa bajó bruscamente a Córdova en un contragolpe y Bejarano no dudó en mostrarle la roja directa.

Con más urgencia que argumentos, el Ave se fue con todo al frente y en un cobro de tiro libre, se encontró con una falta sobre Bruno Valdez que se marcó como pena máxima. La responsabilidad caería sobre las piernas de Emanuel Aguilera, el hombre de confianza de Miguel Herrera bajo estas circunstancias y el argentino no falló. ¡Gol de América!

El envión anímico era todo de América. Estaban dispuestos a llevarse por delante con el orgullo, pero el arquero Calderón sacaba todas, incluso una de Valdez que de cabeza estaba por mandarla a guardar y cuando la bola iba a rebasar la línea, apareció el manotazo salvador.

Al final del tiempo reglamentario, los millones de dólares de diferencia no importaban. Todo se definiría en penaltis y desde ahí, América cobró perfecto, por Comunicaciones, Herrera falló. Esa fue lo que decidió todo. En medio de un parto, las Águilas pasaron a cuartos de final y se medirán con Atlanta United.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem