/ martes 11 de febrero de 2020

¡Adriana Jiménez, campeona del mundo y guerrera de las alturas!

A pesar de los obstáculos, siempre ha entregado buenas cuentas al deporte mexicano

A los tres años empezó su travesía en el deporte. La natación, también como porrista y el karate se cruzaron en su camino, pero fueron los clavados lo que la enamoró.

Ella es Adriana Jiménez, una guerrera de los clavados de altura y que ha puesto muy en alto el nombre de México, no sólo ahora sino cada vez y adonde se presenta. Recuerda que su hermano Hugo Jiménez fue su sensei y de quien aprendió mucho.

Campeona y subcampeona del mundo de los clavados de altura, cinta negra en karate y licenciada en Administración del Deporte.

DURO GOLPE

Pionera de los clavados de altura, Adriana ha remado siempre a contracorriente. El primer golpe lo sufrió precisamente en el primer clavado. Cayó mal al agua y tuvo que soportarlo; así que no pudo ocultar el gran dolor y el llanto tras sufrir el incidente.

De inmediato, Jiménez sabía que la prueba de plataforma era su favorita. Sabía que su generación era fuerte, pues allí se encontraban Paola Espinosa, Laura Sánchez y Rommel Pacheco, entre otros.

Nunca se dio por vencida, hasta que vino otro duro golpe, pero en esta ocasión por parte de la gente de pantalón largo. Adriana quedó marginada de la selección mexicana que intervendría en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

La clavadista capitalina logró el boleto para México a la justa veraniega, pero como suele suceder, la gente de la Federación Mexicana de Natación la marginó y su lugar fue ocupado por otra clavadista.

Dolida por haber quedado fuera de los Olímpicos de Atenas a los 19 años, decidió dedicarse al estudio. Pero siete años después se dio cuenta que su carrera no se había acabado y los clavados le dieron otra oportunidad.

EN BÉLGICA EMPEZÓ TODO

Jorge Rueda, quien había sido su entrenador, le abrió las puertas con el apoyo del Comité Olímpico Mexicano para hacer entrenadora de dicho centro.

Fue ahí donde conoció a Jonathan Paredes, Roberto Hernández y el entrenador Antonio Martínez, quienes la invitaron a participar a un show de clavados en Bélgica.

Con el miedo a flor de piel, la capitalina inició a aventarse de altura de 10, 12, 15 y 17 metros, y cuando menos lo esperaba estaban los 20 metros de altura. El miedo se hizo presente pero también fue quien le ayudo a saltar y empezar su nueva carrera exitosa en el deporte.

Fu el 2017 el año que más recuerda Jiménez como uno de los mejores. Ganó el oro en la Copa del Mundo de clavados de altura en Abu Dabi, donde por vez primera escuchó entonarse el himno mexicano.

Hablar de Adriana Jiménez es hablar de la pionera del deporte de altura, donde ha puesto el nombre de México muy en alto, ya ganando medalla de plata en el campeonato del Mundo u oro y bronce en Copa del Mundo. Asimismo, en el prestigioso torneo Red Bull Cliff Diving ha tenido grandes resultados, como sucedió en Portugal donde se alzó con el primer lugar, al igual que en Bosnia, Texas, (plata en) Portugal, Líbano, Dubái entre otros.

Otro de los bellos recuerdos es su participación en el programa de Exatlón, donde pudo competir con chicas y chicos menores que ella, pero de tú a tú. “Realmente fue un gusto estar en el programa de Exatlón, donde viví una gran experiencia”, dijo.

SÓLO TRES COMPETENCIAS

Para llegar al éxito, Adriana se reunió con el entrenador César Cuevas, quien ha sido su guía para llegar a lo más alto de la gloria con la medalla de oro en la Copa del Mundo y las platas en campeonato mundial de 2019 y 2017

A pesar de que le faltan unos Juegos Olímpicos, la capitalina se encuentra contenta con lo que ha logrado.

El Club Chapultepec le abrió las puertas para este 2020 y sólo tiene planeado participar en tres competencias. En el Torneo Red Bull Cliff Diving, Adriana tiene planeado intervenir en el mes de junio en Texas y para agosto en Noruega.

Otra de las competencias importantes para Adriana será la Copa del Mundo.

A pesar de que se le han bloqueado los apoyos por parte de las autoridades deportivas mexicanas (llámese Conade), Adriana no ha bajado los brazos y continúa con su trabajo día a día para seguir entregando buenas cuentas al deporte de nuestro país y ser un ejemplo para los niños y jóvenes.

OPERACIÓN DE CARTÍLAGO

La operación realizada en cartílago de rodilla derecha, así como el menisco, realizada por el doctor Mauricio González, fue todo un éxito por lo que la clavadista y medallista de la Copa del Mundo de Clavados se encuentra agradecida por dicha cirugía que la ha puesto de nuevo entre la élite de los clavados de altura.


La lucha de Adriana Jiménez contra las adversidades que se le ha presentado continúa, pero sabe que su trabajo habla por sí solo para seguir como la reina de los clavados de altura.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

A los tres años empezó su travesía en el deporte. La natación, también como porrista y el karate se cruzaron en su camino, pero fueron los clavados lo que la enamoró.

Ella es Adriana Jiménez, una guerrera de los clavados de altura y que ha puesto muy en alto el nombre de México, no sólo ahora sino cada vez y adonde se presenta. Recuerda que su hermano Hugo Jiménez fue su sensei y de quien aprendió mucho.

Campeona y subcampeona del mundo de los clavados de altura, cinta negra en karate y licenciada en Administración del Deporte.

DURO GOLPE

Pionera de los clavados de altura, Adriana ha remado siempre a contracorriente. El primer golpe lo sufrió precisamente en el primer clavado. Cayó mal al agua y tuvo que soportarlo; así que no pudo ocultar el gran dolor y el llanto tras sufrir el incidente.

De inmediato, Jiménez sabía que la prueba de plataforma era su favorita. Sabía que su generación era fuerte, pues allí se encontraban Paola Espinosa, Laura Sánchez y Rommel Pacheco, entre otros.

Nunca se dio por vencida, hasta que vino otro duro golpe, pero en esta ocasión por parte de la gente de pantalón largo. Adriana quedó marginada de la selección mexicana que intervendría en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

La clavadista capitalina logró el boleto para México a la justa veraniega, pero como suele suceder, la gente de la Federación Mexicana de Natación la marginó y su lugar fue ocupado por otra clavadista.

Dolida por haber quedado fuera de los Olímpicos de Atenas a los 19 años, decidió dedicarse al estudio. Pero siete años después se dio cuenta que su carrera no se había acabado y los clavados le dieron otra oportunidad.

EN BÉLGICA EMPEZÓ TODO

Jorge Rueda, quien había sido su entrenador, le abrió las puertas con el apoyo del Comité Olímpico Mexicano para hacer entrenadora de dicho centro.

Fue ahí donde conoció a Jonathan Paredes, Roberto Hernández y el entrenador Antonio Martínez, quienes la invitaron a participar a un show de clavados en Bélgica.

Con el miedo a flor de piel, la capitalina inició a aventarse de altura de 10, 12, 15 y 17 metros, y cuando menos lo esperaba estaban los 20 metros de altura. El miedo se hizo presente pero también fue quien le ayudo a saltar y empezar su nueva carrera exitosa en el deporte.

Fu el 2017 el año que más recuerda Jiménez como uno de los mejores. Ganó el oro en la Copa del Mundo de clavados de altura en Abu Dabi, donde por vez primera escuchó entonarse el himno mexicano.

Hablar de Adriana Jiménez es hablar de la pionera del deporte de altura, donde ha puesto el nombre de México muy en alto, ya ganando medalla de plata en el campeonato del Mundo u oro y bronce en Copa del Mundo. Asimismo, en el prestigioso torneo Red Bull Cliff Diving ha tenido grandes resultados, como sucedió en Portugal donde se alzó con el primer lugar, al igual que en Bosnia, Texas, (plata en) Portugal, Líbano, Dubái entre otros.

Otro de los bellos recuerdos es su participación en el programa de Exatlón, donde pudo competir con chicas y chicos menores que ella, pero de tú a tú. “Realmente fue un gusto estar en el programa de Exatlón, donde viví una gran experiencia”, dijo.

SÓLO TRES COMPETENCIAS

Para llegar al éxito, Adriana se reunió con el entrenador César Cuevas, quien ha sido su guía para llegar a lo más alto de la gloria con la medalla de oro en la Copa del Mundo y las platas en campeonato mundial de 2019 y 2017

A pesar de que le faltan unos Juegos Olímpicos, la capitalina se encuentra contenta con lo que ha logrado.

El Club Chapultepec le abrió las puertas para este 2020 y sólo tiene planeado participar en tres competencias. En el Torneo Red Bull Cliff Diving, Adriana tiene planeado intervenir en el mes de junio en Texas y para agosto en Noruega.

Otra de las competencias importantes para Adriana será la Copa del Mundo.

A pesar de que se le han bloqueado los apoyos por parte de las autoridades deportivas mexicanas (llámese Conade), Adriana no ha bajado los brazos y continúa con su trabajo día a día para seguir entregando buenas cuentas al deporte de nuestro país y ser un ejemplo para los niños y jóvenes.

OPERACIÓN DE CARTÍLAGO

La operación realizada en cartílago de rodilla derecha, así como el menisco, realizada por el doctor Mauricio González, fue todo un éxito por lo que la clavadista y medallista de la Copa del Mundo de Clavados se encuentra agradecida por dicha cirugía que la ha puesto de nuevo entre la élite de los clavados de altura.


La lucha de Adriana Jiménez contra las adversidades que se le ha presentado continúa, pero sabe que su trabajo habla por sí solo para seguir como la reina de los clavados de altura.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem

Policiaca

Feminicidio de la pequeña Fátima

La menor de tan solo 7 años de edad fue reportada desaparecida el 11 de febrero; cuatro días después due encontrada sin vida dentro de un costal en la colonia Los Reyes, Tláhuac