Pachuca campeón de Liga MX

  • admin
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

 

AURELIO SANCHEZ, Enviado

MONTERREY, NL., 29 de mayo.- Y le robo la gloria. Ahí toco el cielo.

Cuando todo hacía suponer que habría un alargue para conocer al nuevo campeón, Pachuca con la suerte del “Conejo” alzó el título del Torneo Clausura 2016 al empatar 1-1 (global: 2-1) a Monterrey que se quedó con las manos vacías.

Contrastes de la vida se vivió esta noche en el nuevo estadio de Monterrey, por un lado la confianza de los locales por levantar el título y por la otra un Pachuca que desde el inicio del juego corrió con la suerte del “Conejo” Pérez, esa suerte del campeón y como dice el adió: “el que perdona, pierde” y sí Monterrey tuvo para “matar” y dejó vivir a los Tuzos. Y en el pecado llevó la penitencia.

Mohamed, se quedó con las ganas de sumar su tercer título, mientras que el Diego Alonso logró el primero en el futbol mexicano.

 

CON LA SUERTE

DEL “CONEGO”

El juego inició como era de esperarse, con un Monterrey lanzado al frente en busca de igualar el global y un Pachuca agazapado en su área en busca de agarrar al rival mal parado y sorprender y hacer daño.

Si bien, Pachuca se salvó de varios goles fue gracias a las buenas actuaciones de su arquero Oscar “Conejo” Pérez, quien parecía pulpo abajo del arco hidalguense rechazando cantidad de balones a diestra y siniestra.

Pachuca aguantó su táctica hasta que cayó la anotación de Dorlan Pabón, de ahí para el real, tuvo que cambiar e ir en busca del gol.

Edwin Cardona probó desde fuera del área con potente disparo que el “Conejo” Pérez rechazo con problemas. Acto seguido Efraín Juárez con la testa mandó la de gajos por arriba del travesaño.

La única que tuvo Pachuca, fue en tiro de esquina que cobró Urretaviscaya y mandó el centro a la olla donde Aquivaldo Mosquera con la cabeza remató picado y la pelota rebano el travesaño para salir.

Monterrey quería irse al descanso con el gol y así lo reflejo en el terreno de juego. Tejieron gran jugada y Walter Ayoví disparo y el balón rozo el palo izquierdo, de Oscar Pérez, que solo sonrío al ver pasar la pelota.

Una más, Cardona mandó potente disparo que obligo al “Conejo” a estirarse, pero este no pudo evitar el tiro de esquina.

Basanta se agregó ataque y de frentazo mandó la esférica por arriba del travesaño, salvándose una vez más los Tuzos. Aunque ya olía a sufre. La afición aguantando al festejo.

Gracias al constante acoso, los Tuzos jugaron temeroso y con el cuchillo entre los dientes. Así que a la media hora, Emmanuel García cometió falta dentro del área sobre Nery Cardozo, que el silbante central Fernando Guerrero no dudo en marcar la pena máxima. Un minutos después Edwin Cardona fue el encargado en cobrar y este erro su disparo al mandar muy elevado por arriba del arco de Oscar Pérez, ante el desconcierto de los aficionados y del propio Antonio Mohamed.

Sin embargo, el fruto a su esfuerzo cobró el fruto más adelante con un golazo de Dorlan Pabón, quien desde fuera del área sacó un potente disparo que se incrustó al lado izquierdo de Oscar Pérez, para igual hasta el momento el global a 1-1.

 

AGUANTO Y LIQUIDO

EN LA AGONIA

Para la segunda parte, Pachuca pareció salir con más decisión, pero sin generar serio peligro en la meta de Jonathan Orozco.

Mientras que el equipo de Antonio Mohamed se cansó de crear llegadas de gol, pero no las pudo cristalizar. Ante la petición de sus afición para hacer ese segundo gol que les diera el título.

Los rayados tocaban y tocaban, pero sin suerte, desaprovechando cada jugada al frente del marco hidalguense.

Funes Mori se tiró de palomita haciendo un lindo remate con la testa al enviar la pelota al fondo, pero fue pillado en fuera de juego.

El “Chuky” Lozano remató con la testa dentro del área y la pelota paso por un costado de la portería de Orozco, ante una mala marcación de la zaga regia.

Y Pachuca se quedó con diez hombres, tras la expulsión del zaguero colombiano Aquivaldo Mosquera tras faulear a Dorlan Pabón.

El reloj marcaba sus últimos minutos, y cuando todo hacía suponer que se iría al alargue de los tiempos extras, llegó el gol del título.

Víctor Guzmán entró al área y le ganó la marca al “Gringo” Castillo para rematar con la testa y mandar la pelota al fondo de las mallas, para provocar el drama en la Sultana del Norte que no pudo ver corona su gran campaña con el título.