El duelo de ricos fue para América

Foto: Twitter

El duelo de ricos fue para América

  • La Prensa
  • en Deportes

La Prensa en Línea

De millonario a millonario, América resultó más poderoso que Tigres. Las Águilas dieron un auténtico golpe sobre la mesa en su casa, al propinarle un contundente 3-0 a los regios, que se vieron inofensivos en Santa Úrsula.

El campeón fue inteligente y manejó a placer los tiempos del juego. Valdez, Aguilera y Benedetti se encargaron de darle forma a un triunfo que los pone a tiro de piedra de los primeros lugares de la general.

Los azulcremas pegaron fuerte y ahora van en busca de la semifinal de Copa a media semana.

LAS HOSTILIDADES

Los millones de dólares representados en los futbolistas de América y Tigres se presentaron en la cancha del Estadio Azteca para desarrollar lo que -al menos en el papel- pintaba para ser uno de los juegos más atractivos de la jornada, debido al poderío de las plantillas de ambas escuadras.

Pese a la ausencia de André-Pierre Gignac por una molestia en la rodilla, los regiomontanos plantaron un cuadro bastante serio para hacerle frente a unas Águilas que no se guardaron nada, a pesar de que muchas de sus figuras traían a cuestas el desgaste por la fecha FIFA.

Muy temprano en el partido, las Águilas hicieron gala de su buen juego aéreo y manejo de pelota parada. Renato Ibarra puso un centro pasado a segundo poste que Guido Rodríguez conectó de cabeza para recentrar. El argentino habilitó al defensa goleador azulcrema, Bruno Valdez, quien metió un testarazo que se estrelló en el larguero, aunque para su buena fortuna, el rebote cayó justo a donde él estaba, por lo que logró empujar el esférico al fondo de la meta defendida por Nahuel Guzmán.

La anotación había llegado, aunque el festejo fue interrumpido para revisión en el VAR. No hubo fuera de lugar. ¡Gol de América!

 

Con la ventaja en el electrónico, los millonetas comenzaron a manejar el juego a su conveniencia. Pese a ser locales, los dirigidos por Miguel Herrera les otorgaron la iniciativa a los felinos, a la espera de aprovechar los espacios en la contra.

Los de la U de Nuevo León tuvieron una mejor posesión del esférico, aunque muchas veces se les vio carentes de profundidad. Solamente Javier Aquino logró desequilibrar un par de veces por derecha; sin embargo, sus acciones individuales no pudieron prosperar.

Mientras tanto, los de Coapa estaban en lo suyo, pacientes y cautos cuando el balón era suyo. Lo movían de un lado a otro y, en esa rotación, lograron encontrar a Mateus Uribe. El colombiano probó desde fuera del área y exigió al máximo a Nahuel para que éste volara y manoteara.

Sin más que resaltar, los dos se fueron al descanso. El complemento prometía emociones al por mayor ante la necesidad tigre y la peligrosidad crema.

Con el segundo tiempo en marcha, los focos rojos se encendieron en el Nido. La carga de copa y liga, en suma con la Fecha FIFA, le cobraron factura al ave cuando Nicolás Castillo tuvo que dejar el campo por una molestia muscular.

El juego se hacía maduro y la tensión crecía. En ese instante, Emanuel Aguilera hizo gala de viveza y concentración. Cerca del área, el central cobró un tiro libre en el que toda la barrera saltó, pero él ejecutó por abajo para engañar a todos y hacer estallar Santa Úrsula con el segundo de la noche. América era más que Tigres y así lo demostraba.

 

Con un Tigres jugado y lleno de huecos, Nicolás Benedetti firmó la puntilla en un contragolpe donde se asoció con Martín. Con frialdad, “El Poeta” tiró un amague en el área y definió ante la salida de Nahuel. Un marcador 3-0 autoritario y definitivo.

 

Al final, los ánimos se encendieron y Tigres quería bronca, pero no le quedó más que irse con la canasta llena a San Nicolás, mientras que América le apunta a la semifinal de Copa MX.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Televisa y Univisión firman alianza para contenido deportivo