Jaime Munguía lanza el reto a Gennady Golovkin

  • La Prensa
  • en Deportes

MONTERREY, N.L., 28 de marzo.- Una de las estrellas del boxeo nacional, el tijuanense Jaime Munguía, le lanza el reto al kazajo Gennady Golovkin para enfrentarlo en el terreno que quiera.

El peleador mexicano quien se presentará el 13 de abril ante Dennis Hogan, aseguró que llegaría mucho mejor preparado a un posible enfrentamiento con el kazajo Gennady Golovkin.

El año pasado Munguía fue nombrado como posible rival de “GGG”, pero la Comisión de Nevada no lo autorizó; semanas después, el 12 de mayo, el tijuanense destronó a Sadam Ali del cetro superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y ya suma tres defensas.

Y rumbo a la cuarta exposición del cetro, pelea que se realizará en la Arena Monterrey, Munguía sabe que un posible duelo con Golovkin está latente, sobre todo ahora que el kazajo firmó con la plataforma DAZN.

“Estaríamos interesados en esa pelea ahora que Golovkin está en DAZN, creo que sería una buena pelea para nosotros y la gente. Si hace un año no se pudo dar creo que ahora sí, y si hace un año me sentía listo ahora mucho más, con todo gusto aceptaría esa pelea”, dijo Munguía.

TE RECOMENDAMOS:

No hay desvío millonario en cooperativa Cruz Azul: Vocero

En teleconferencia, el noqueador mexicano (32-0, 26 KO’s) reconoció que primero está su compromiso con el irlandés (28-1-1, 7 KO’s), pero pasando esa pelea “con gusto podemos hacerla (con Golovkin)”.

Roberto Alcázar, entrenador del mexicano, coincidió con su pupilo al manifestar que primero tendrán que superar a Hogan antes de pensar en Golovkin, y que su trabajo es tener listo a Jaime para cualquier rival y para cuando el promotor Fernando Beltrán lo pida.

Por otra parte, cuestionado de en qué posición se colocaría respecto a la actualidad en las 154 libras, donde hay peleadores como Jarrett Hurd, Tony Harrison o Jermell Charlo, Jaime puntualizó que “me consideraría como el número uno, con todo el respeto y humildad que me merecen”.

Pero el pugilista mexicano es consciente que estaría en sus últimas peleas en dicha división y ya con la mira puesta en peso medio, en el cual debutaría este mismo 2019.

“Tengo planes de subir a las 160 libras, no sé si sea la próxima pelea o finales de año, lo estamos viendo, me he sentido bien tratando de hacer las 154 libras para este 13 de abril, pero sí estamos considerando dentro de muy poco estar en las 160”.

De su regreso a México y particularmente a Monterrey, donde peleó por última vez en marzo de 2018, se declaró feliz por hacerlo ahora como campeón mundial, “es una gran emoción volver a una ciudad con gran amor al boxeo, vengo con toda la actitud de no decepcionar y darles una gran pelea”.

NO TE PIERDAS:

Escape perfecto de la Selección Mexicana