El Rebaño quedó eliminado de la copa MX, al perder ante América 2-0

  • Prensa OEM
  • en Deportes

POR ALEJANDRO ALFARO

FOTOS: RAMÓN ROMERO Y OSWALDO FIGUEROA

El clásico de Copa MX llegó prendido desde la previa. América lo calentó, y a la hora buena, habló en la cancha. Las Águilas fueron muy superiores a Chivas, equipo al que borraron de principio a fin para llevarse el boleto a la semifinal con un claro 2-0, obra de Bruno Valdez y Nicolás Benedetti.

Los millonetas dejaron claro que por más que su acérrimo rival diga lo que diga, el Azteca es azulcrema.

 

EL JUEGO

El primer round de la semana de clásicos llegó anoche al Estadio Azteca. Atrás quedaron los dimes y diretes, las publicaciones en redes sociales y la guerra de palabras. Era hora de hablar en la cancha.

Con la obligación de saberse local, América salió a proponer el juego. Los azulcremas se dispusieron a no prestarle el balón a un Guadalajara que saltó a la cancha con precauciones, como sin querer ser sorprendido de arranque.

El primer aviso lo dio Castillo. Nicolás se acomodó la pelota como pudo, resolvió con una media vuelta y exigió al máximo al arquero Jiménez.

Las Águilas tocaban una y otra vez la puerta, mas no encontraban la claridad para convertir.

Por su parte, Chivas era cauto y buscaba la recuperación de la pelota para ir de forma muy frontal al frente. Pocos toques para llegar al otro lado del campo y buscar que Ronaldo Cisneros y Alexis Vega preocuparan a la zaga local.

Fernando Beltrán y Dieter Villalpando eran los cerebros rojiblancos y consiguieron proyectar en un par de oportunidades a Alexis sin que este pudiera resolver.

Su aproximación más cercana se dio cuando el propio Dieter se coló al área, tiró cruzado y Bruno Valdez se barrió para evitar que la de gajos siguiera su rumbo al arco.

La polémica no se quiso quedar fuera del clásico. En un tiro de esquina, Paul Aguilar remató y el esférico impactó en el brazo de Cisneros, quien saltó con la extremidad muy abierta. Francisco Chacón no marcó pese a los reclamos emplumados.

Muy movida resultó la primera mitad, pero nadie logró hacer que se moviera el marcador y dejaron lo mejor para el complemento.

Para el complemento, los azulcremas se mantuvieron en la búsqueda del gol, que le diera justicia a lo que pasaba en el campo y lo encontraron en pelota parada.

Un error de Jiménez en la salida se conjugó con el acierto de Valdez de saber estar en el lugar preciso. El paraguayo tomó un rebote en el área chica y lo mandó a guardar. ¡Gol de América! ¡Explotó el Coloso!

Con la urgencia del gol que evitara la eliminación en tiempo reglamentario, el Rebaño se fue al frente con todo lo que tenía. Con poca idea, pero con arrojo. Tenía todo que ganar y nada que perder.

Enfrente, las Águilas merodeaban a su presa, a la que sabían herida y esperaban para darles la estocada definitiva en cuanto tuvieran la oportunidad, misma que llegó en el agregado cuando Nicolás Benedetti se escapó a velocidad, aprovechó un titubeo de la zaga y firmó el 2-0.

América eliminó a Chivas de la Copa MX y le dejó claro que la capital es azulcrema y el Azteca es su Nido

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: KO al deporte en Ecatepec y CDMX