Cruz Azul es un tren bala

Foto: AFP

Cruz Azul es un tren bala

  • La Prensa
  • en Deportes

La Prensa en Línea

La Máquina no se intimidó ante el Diablo.

Cruz Azul continúa con marcha perfecta. Los choriceros no fueron capaces de espantar a los celestes y, a pesar de ser superiores en el segundo tiempo, no alcanzaron el empate.

Un gol de Martín Cauteruccio, que ya se está reconciliando con el gol, llevaron a los cementeros a sumar su quinta victoria del torneo, se mantienen como únicos invictos y con 16 puntos ya afianzaron el liderato.

Además, la supremacía cementera se mantiene sobre los mexiquenses, que suman cuatro partidos sin caer ante los rojos.

Si el Diablo era considerado por algunos como el rival que podría quitarle la marcha perfecta a La Máquina, ahora la prueba vendrá con Santos, el próximo domingo en Torreón.

EL PARTIDO

Cruz Azul sufrió en los primeros minutos.

Contrario a lo que sucedía en torneos pasados, en los que a La Máquina les costaba manejar los partidos los últimos 15 minutos, en la actualidad son los inicios en los que padece de más.

Los dirigidos por Pedro Caixinha sufrieron los embates del demonio. Lo nublado del cielo coincidió con lo que mostraron los celestes al inicio del encuentro. Rodrigo Salinas mandó la primera advertencia, pero su disparo no fue bien controlado en la media luna y perdió peligro.

El portugués hizo dos modificaciones en su cuadro titular. Ingresó a José Madueña ante la baja por suspensión de Gerardo Flores, y esta vez decidió jugar con Milton Caraglio como punta y con Martín Cauteruccio un poco más retrasado. El sacrificado fue Édgar Méndez.

El uruguayo hizo funciones de volante y sirvió de balones en más de una ocasión a Caraglio. En una de ellas, después de quitarse la marca escarlata, mandó un centro que Milton remató a las manos de Talavera.

La presión de los mexiquenses continuó. Luis Quiñones disparó al arco, luego de un pase de Ríos, pero el esférico se fue desviado. Y otro tiro más de Rodrigo Salinas se fue por encima.

Una serie de disparos de La Máquina rompió con la tranquilidad de Talavera. Elías Hernández mandó centro, y tras una serie de rebotes y rechaces, la calma llegó a la meta del arquero de los Diablos.

El cielo aclaró para los celestes antes del descanso. Rafael Baca subió al ataque y mandó un derechazo en los linderos del área. Talavera intentó quedarse con la redonda, pero el balón le botó y le quedó a Cauteruccio, quien marcó su tercer gol del torneo.

Lee también: Pumas, en caída libre

EL COMPLEMENTO

El segundo tiempo comenzó calientito.

El Diablo quería el empate y lo buscó de inmediato. Alexis Vega fue derribado en el área, pero Chacón no sancionó la pena máxima.

Los choriceros insistieron. William da Silva disparó de zurda, pero el balón se fue por encima; y Salinas intentó de nueva cuenta desde fuera del área.

Caixinha apostó por manejar la ventaja. Sacó al único nueve que le quedaba en la cancha e ingresó a Méndez como volante por derecha.

Jesús Corona fue el protagonista en el complemento. El arquero de La Máquina fue fundamental para que su equipo mantuviera la ventaja.

Édgar Méndez pudo poner el segundo de la noche, pero el balón pasó rosando el poste.

En la última jugada, La Máquina cobró un tiro de esquina. Talavera subió a rematar, pero no consiguió hacerlo y desperdició la oportunidad del empate.

Cruz Azul sumó 10 partidos en Liga sin conocer la derrota, la cual no conoce desde la jornada 13 del torneo pasado, cuando cayó ante el América 2-1.

La siguiente prueba será el próximo domingo ante Santos, un equipo al que Pedro Caixinha conoce como la palma de su mano. (OEM-Informex).

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Chivas volvió a ganar en casa después de 10 meses

Foto:AFP