Paola Espinosa, madre, esposa y gran atleta

Paola Espinosa

Paola Espinosa, madre, esposa y gran atleta

  • Prensa OEM
  • en Deportes

ELÍAS MORENO

FOTOS LUIS A. BARRERA

La llegada de Ivana la cambió por completo. Paola Espinosa Sánchez muestra y grita su felicidad, gracias a la maternidad y haber encontrado a la pareja ideal: Iván García.

Dos veces medallista en Juegos Olímpicos (Bejing, 2008 y Londres, 2012) y campeona Mundial en Roma en la prueba de plataforma, Paola quiere llegar a unos quintos juegos veraniegos, pero también conquistar su tercera presea.

“Mi hija cambió mucho mi vida, pero cambió para bien y en sentido positivo. Yo siempre he dicho, he cumplido todo lo que querido deportivamente hablando, pero también tenía sueños como mujer y para mí, uno de ellos era formar una familia y tuve la fortuna de encontrar un buen hombre que tiene los mismos sueños que yo. Compartimos muchas cosas juntos y es muy bonito y no hay nada mejor que te entienda tu pareja. Y ahora con la llegada de Ivana somos un gran equipo”, dijo la multicampeona en su visita a LA PRENSA.

LA CEREZA DEL PASTEL

La doble medallista olímpica señaló que si regresó a LA actividad deportiva fue para cumplir un sueño más, el cual es estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los cuales serían sus quintos.

Paola considera que de la mejor manera ha iniciado su camino a los Juegos Olímpicos con las dos medallas de plata que consiguió en los Centroamericanos de Barranquilla.

“Estoy muy contenta con este resultado de los Centroamericanos. Más porque me he sentido muy orgullosa después de haber sido mamá y haber regresado a un buen nivel; me sentí bien en la forma física. Fue un año con muchos cambios, mudanza de ciudad, entrenador, equipo y ahora que estoy en el equipo de Iván Bautista me siento muy contenta, me ha ayudado a regresar bien y ser parte de un equipo cien por ciento ganador y orgullosamente mexicano”, dijo la originaria de La Paz Baja California.

La atleta recordó que Bautista y todo el equipo la recibió con los brazos abiertos, ya que necesita un cambio y fue el mejor momento. “Cuando estaba embarazada me acerqué a Iván Bautista para pedirle incluirme a su equipo, el cual se dio; por lo que me siento muy orgullosa de estar con ellos”, mencionó.

Y agregó, “Sí quiero los juegos Olímpicos. Por eso regreso, porque quiero mis quintos juegos olímpicos. No es sólo llegar por llegar, quiero estar en Tokio 2020 bien preparada y este cambio me hace muy bien. Cuando ya te acostumbras a algo ya no puedes avanzar y este cambio me sirve para seguir mejorando. Este cambio significa seguir adelante. Un cambio radical pero importante”, afirmó.

Peor no sólo quiere cumplir el sueño de estar en los juegos veraniegos del 2020, también la clavadista quiere ponerle la cereza al pastel, la cual sería una tercera medalla olímpica.

“Claro que es un sueño tener una tercera medalla. Por eso el esfuerzo de estar entrenando fuerte y dejando a lo más preciado que tengo en la vida, que es mi bebé Ivana. Sería muy bonito coronar este sueño con la presea olímpica, la cual sería la tercera para mí.

FUNDACIÓN PAOLA ESPINOSA

A pesar de repartirse en mil pedazos para estar al pendiente como madre, esposa y atleta, Paola Espinosa también se encuentra preocupada por lo que está pasando en nuestro México en el tema de la obesidad y el bullying.

Es por ello que Paola a lo largo de varios años, se ha enfocado a dar platicas tanto en espacios privados como públicos para concientizar a la población, principalmente a la infantil con este grave problema.

Su granito lo ha puesto, ojalá que más deportistas se unan a este noble proyecto para tener un México mejor.

ANA GUEVARA

La multicampeona fue clara al decir que no le interesa ser entrenadora y ella se ve atrás de un escritorio visitando a los deportistas para tenderles la mano y sean las próximas figuras del deporte mexicano.

Es por lo que a Espinosa Sánchez le da gusto que Ana Gabriela Guevara sea la próxima directora de la Comisión nacional del Deporte.

“Con Alfredo Castillo estuvimos muy bien, a los deportistas nos tendió la mano. Ahora Ana Gabriela entenderá a los atletas, porque mucho de lo que uno sufre ella lo pasó”, dijo la subcaliforniana.

Subrayó que uno de sus requerimientos es descentralizar el deporte en México: “me encantaría pedirle que se descentralice el deporte en el país. Entrené muchos años de mi vida en la Ciudad de México y ahora que estoy en Guadalajara veo que es muy difícil que lleguen los apoyos. Tenemos un gimnasio y una alberca donde no hay un vestidor para cambiarnos, y eso que entrenamos ahí cuatro medallistas olímpicos”.

Comentó que ” sería importante que se empiece a descentralizar el deporte, que se voltee a ver a los demás Estados, porque somos atletas que nos gusta trabajar, entrenar y hacer las cosas bien, y todos lo hacemos por México, no por un equipo”.

Subrayó también que “me gustaría que se replanteara el tema de los metodólogos en la Conade. Nosotros, desgraciadamente, tenemos un metodólogo cero equitativo.

Con énfasis indicó que “no creo que nuestro metodólogo sepa tanto de mi deporte”.

Antes de despedirse, Paola nos confesó ser admiradora de la estadounidense Laura Wilkinson, una atleta que con tres hijos volvió a los clavados con una gran calidad y ganando medallas.