Pumas dejó el invicto en Monterrey

Foto: AFP

Pumas dejó el invicto en Monterrey

  • La Prensa
  • en Deportes

La Prensa en Línea

MONTERREY, N.L., 18 de agosto.- Bastó una solitaria anotación del argentino Nicolás Sánchez, cuando el partido era joven, para que los Rayados de Monterrey terminaran hoy sábado con el invicto de los Pumas de la UNAM, al imponerse 1-0 esta noche en el Estadio de Monterrey.

Con este resultado los capitalinos cedieron la cima de la tabla general, que ahora tiene en su poder La Máquina de Cruz Azul, que goleó previo a este encuentro 3-0 a León.

Los cementeros son superlíderes con 13 puntos, mientras que los discípulos de David Patiño descendieron al cuarto lugar con 10 puntos, por debajo de los Rayados que sumaron 12 unidades, para ser sublíderes.

BASTÓ UNO

Con un gol tempranero inició la actividad en la cancha del Estadio de Monterrey. A los tres minutos del silbatazo inaugural, Nicolás Sánchez remató con la cabeza un balón que nació en el tiro de esquina; con la suficiente colocación en el cabezazo del “4”, los regios iniciaron los festejos en el Gigante de Acero.

De frente a la portería de Alfredo Saldívar, Sánchez intentó su doblete mediante una chilena, sin embargo, el arquero universitario presumió una excelente atajada que dejó los números uno por cero a favor de los anfitriones.

Los universitarios comenzaron a generar jugadas peligrosas en terreno rayado, Víctor Malcorra pisó peligrosamente el área al cuidado de Marcelo Barovero, pero Dorlan Pabón con una excelente cobertura defensiva le quitó al “10” de los felinos lo oportunidad de la igualada.

Lee también: Cae México en el ranking de la FIFA

Pabón además de trabajar en la defensa también generó peligro buscando ampliar la ventaja de los regios; a los 17 minutos Alan Mozo le hizo frente al “8” de la escuadra de las franjas para quitarle de los pies el balón y dejar el marcador con el uno por cero del inicio.

La superioridad de Rayados se acentuó conforme los minutos avanzaron, a los 23 minutos Rodolfo Pizarro disparó a portería, remate que Saldívar volvió a controlar.

Ante el incesante ataque de los Rayados de Monterrey, la actuación de Alfredo Saldívar comenzó a ser factor en el partido; sin embargo, Marcelo Barovero también colaboró con la excelente actuación de los dirigidos por Diego Alonso. A los 28 minutos, quien viste la casaca “1” en el dorsal de los de casa lució una excelente atajada en lo que fue la jugada más importante de Pumas en la primera media hora de juego.

Las llegadas del club Monterrey no tenían descanso, los regios querían ganar y su forma de juego indicaba que la victoria la querían decorada por una goleada; a los 32 minutos Avilés Hurtado intentó con un disparo de media distancia, la pelota cimbró el travesaño para perdonar a los auriazules. Una vez que el esférico volvió a pertenecer a Monterrey, Luis Madrigal disparó con intención de festejo y otra vez la jugada encontró fin en el larguero.

NO PUDO

Durante la segunda mitad, el equipo de la Universidad Nacional salió mucho mejor que la recta final del primer tiempo. Mientras, Rayados esperó cauteloso la oportunidad de ampliar la ventaja.

A los 47 minutos Felipe Mora consiguió llegar a zona peligrosa, dispuesto a poner el uno por uno en los cartones oficiales; Éric Cantú con una milimétrica intervención le quitó a los del Pedregal la oportunidad de gol.

Avilés Hurtado, recién ingresado en el terreno de juego, intentó a los 67 minutos, pero su disparo sobrado de potencia salió por encima del travesaño.

Los universitarios buscaron el empate mediante tiros de larga distancia y buscando espacios por donde Rayados les permitieran llegar hasta la zona peligrosa; durante la recta final del partido los de azul y oro vivieron sus mejores momentos en el encuentro, sin embargo, no les fue suficiente para conseguir el empate.