Liliana Ibáñez, una histórica del deporte

  • Prensa OEM
  • en Deportes

ELÍAS MORENO

FOTOS: LUIS MANUEL ACEVEDO

Nueve medallas en seis días. Ella ya es una histórica del deporte mexicano. Se dio un baño de oro (5), plata (1) y bronce (6) en los juegos Centroamericanos y el Caribe, Barranquilla 2018.

Su nombre es Liliana Ibáñez y fue la máxima ganadora de la justa deportiva tras conseguir 9 medallas de todos los colores. Liliana tiene los pies en la tierra y muestra su sencillez en cada una de las entrevistas que ha sostenido.

Incluso, la nadadora no duda en ayudar a la niñez y juventud dándoles un consejo para conseguir sus metas.

Con una licenciatura en Planeación Urbana y una maestría en Desarrollo Urbano y pronto otra en Economía, la egresada de la Universidad de Texas A&M, entre 2010 y 2014, señaló que nunca había nadado tanto en una competencia como en los Juegos Centroamericanos.

NUEVE MEDALLAS EN SEIS DÍAS

Pero el éxito no viene sólo, sino gracias al trabajo de 25 años en los que ha estado dentro del deporte. La originaria de Celaya, Guanajuato, pero radicada en el Estado de Texas en los Estados Unidos ha sacrificado muchas cosas para poder ser una deportista de grandes magnitudes.

De las preseas obtenidas en Barranquilla, fueron en las competencias de relevo 4×100 metros combinado, 4×100 metros relevo combinado mixto, 4×100 metros relevo libre femenino, 4×100 metros relevo libre mixto y 4×200 metros relevo libre femenino.

En los 50 metros estilo libre femenino obtuvo la plata, mientras que los bronces cayeron en los 100 metros estilo libre femenino, 200 metros estilo libre femenino y 50 metros estilo mariposa femenino.

“Yo sólo le preguntaba a mi entrenador (Steve Bultman) crees que pueda. Y él me daba los consejos necesarios para poder lograrlo. Realmente, a los 27 años yo había considerado nadar en seis u ocho pruebas. Pero el trabajo es el reflejo de los resultados”, dijo la deportista.

DESDE LA CINCO DE LA MAÑANA

Un día en la vida de la nadadora Liliana empieza a las 5 de la mañana.

“Mis entrenamientos inician a las 6:00 de la mañana, a esa hora todas ya debemos estar en la alberca, ni un minuto más tarde ni más temprano. A esa hora parecíamos delfines todos, ya trabajando”, dijo la deportista.

AMIGO DE LOS DEPORTISTAS

Los resultados de los deportes se deben mucho a distintos factores, pero Liliana quiso resaltar el trabajo que ha tenido Alfredo Castillo al frente de la Conade.

“Tuvimos el apoyo suficiente para llegar a los Centroamericanos. Para Lima en los Juegos Panamericanos se requiere un apoyo muy diferente. Hubo campamentos, concentraciones de fogueo, pero en especial, una atención de Alfredo Castillo, director de la Conade, en coordinación con la Federación Mexicana de Natación que hicieron un gran trabajo, en mancuerna para beneficio de los atletas y se vieron los resultados”, dijo.

Y agregó, “como dice Alfredo la comunicación es muy importante, si tú me pides yo te escucho, pero si no me pides no sabemos”, dijo la celayense.

ANA GUEVARA, UNA GRAN LÍDER

En su entrenamiento realizado en el CNAR, una de las mejores instalaciones que hay en nuestro país, Liliana Ibáñez señala que en el mes de septiembre inicia una nueva etapa en su carrera, al iniciar los trabajos de cara a Lima y Tokio 2020.

Liliana tiene a Roger Federer y Ana Gabriela Guevara como sus ídolos, por lo que la llegada de la corredora al frente de la Conade le agrada por el beneficio que tendrán.

“Me da gusto que Ana llegue a la Conade. Es una líder que conoce, sufrió y peleó cuando era atleta. Siempre ha luchado por el deporte de México. Incluso desde su misma conferencia de prensa dijo: ‘yo les voy a cumplir’ y creo en ella, que nos va a cumplir”, comentó.