En penaltis avanzó Inglaterra

  • Prensa OEM
  • en Deportes

 

POR SALVADOR AGUILERA

FOTOS: RAMÓN ROMERO,

ENVIADOS ESPECIALES

MOSCÚ, Rusia, 3 de julio.- Colombia estuvo a punto de irse del Mundial en el tiempo reglamentario, pero alargó su agonía, gracias al agónico gol de Yerry Mina, quien con sólido cabezazo le dio vida a su selección, que fue eliminada en serie de penaltis por las falla de Mateus Uribe y Carlos Bacca. Inglaterra también sufrió al detener Ospina el disparo de Henderson, pero al final, Eric Dier le dio el pase a los ingleses para tristeza de los miles de seguidores colombianos que se apoderaron del Spartak y superaron por mucho a la afición rival.

El Mundial es así. De pronto una alegría de último minuto se puede convertir en nada desde los once pasos. Colombia no aprovechó su momento, perdonó y se va de regreso a casa. Los cafetaleros no pudieron contar con James Rodríguez, quien debió ir a la tribuna y desde ahí, sufrir el partido hasta las lágrimas.

Aguerrido duelo de Copa del Mundo, en el que los sudamericanos no pudieron generar jugadas de peligro, gracias al excelente parado táctico, al más puro estilo inglés. Colombia no supo desarrollar su juego. El primer tiempo se fue con un dominio claro de Inglaterra, que hasta el segundo tiempo abrió el marcador, con un penalti anotado por su goleador Harry Kane, autor de cinco goles en el torneo.

Punto por destacar, que todo el equipo titular de Inglaterra nació en los años 90, menos el veterano Ashlely Young. Los dirigidos por Gareth Southgate juegan, en su totalidad, en la Liga Premier, titulares y suplentes. De entrada, utilizó a tres jugadores del Tottenham, tres del City y dos del United. Uno del Leicester y otro del Liverpool, más el portero del Arsenal.

Colombia con un equipo de mayor experiencia. Nueve de sus titulares juegan en Europa y los otros dos en Argentina con Boca y River. En la banca se quedaron dos elementos de equipos mexicanos como Murillo (Pachuca) y Uribe (América), quien iba a convertirse en parte fundamental de esta triste historia para el futbol colombiano.

Colombia fue cayendo en la desesperación y producto de eso, fue que el árbitro gringo tuvo que sacar cualquier cantidad de tarjetas amarillas, hasta para Carlos Bacca, quien tenía pocos minutos en la cancha; otro que seguramente no pudo dormir.

Cuando parecía que Inglaterra se clasificaba a los cuartos de final en el tiempo regular, vino un tiro de esquina en plena agonía de partido, que le permitió a los colombianos empatar el encuentro y provocar una locura en el Estadio Spartk, con el tanto de Mina.

No hubo tiempo para más. Llegó la serie de penaltis, en la que Colombia falló dos veces con Bacca y Uribe, mientras que Henderson fue el único inglés al que Ospina le detuvo su disparo. Fueron momentos de mucho dramatismo, hasta que Dier le puso punto final a esta historia con la que se completan los cuartos de final, y los ingleses enfrentarán a Suecia el 7 de julio en Samara.