Santo fiasco del América

Foto: Cuartoscuro

Santo fiasco del América

  • Prensa OEM
  • en Deportes

La Prensa en Línea

Santos de Torreón le propinó una derrota muy dolorosa a las Águilas del América, lo que representa un fracaso enorme para el club de Coapa. Los Guerreros se metieron al Estadio Azteca y le jugaron al tú por tú para empatar 2-2 (global, 6-3) y lograr el boleto a la gran final del Torneo de Clausura, donde enfrentará a los Diablos Rojos del Toluca.

América tuvo un inicio fuerte pero sólo le alcanzó para los primeros 30 minutos, donde los laguneros despertaron y pusieron a los de Coapa en su lugar al quitarles la pelota.

Cada uno de los 11 americanista estuvieron para llorar y ninguno se salva tras el descalabro que tuvieron en su propio estadio y ante su propia afición. El fracaso del América tiene nombres y apellidos: Agustín Marchesín, quien fue uno de los principales villanos al igual que el francés Jérémy Ménez, Oribe Peralta, Mateus Uribe, Renato Ibarra, Cecilio Domínguez, Henry Martín, Emanuel Aguilera, Andrés Ibargüen y principalmente, el director técnico Miguel “El Piojo” Herrera.

No es posible ver a un equipo mediocre, conformista y sin idea futbolística.

EL ÁRBITRO LES REGALÓ EL PRIMERO

Las Águilas se ilusionaron en los primeros minutos y de la mano del árbitro Jorge Pérez Durán, lograron esperanzar a sus seguidores.

Los goles de América en este partido de vuelta de semifinales, que se disputó en el Estadio Azteca ante más de 75 mil aficionados, fueron obra del paraguayo Cecilio Domínguez por la vía de la pena máxima al minuto 11, y de su compatriota Bruno Valdez al 23’.

Por Santos Laguna marcaron el uruguayo Jonathan Rodríguez al minuto 40 y Jesús Isijara al 84’ de juego.

América fue claro con su afición de que tuvieran fe, porque iban a dejar todo en la cancha, en busca de escribir una nueva página histórica y así lo hizo desde la alineación, con el paraguayo Cecilio Domínguez como lateral por izquierda, y desde que sonó el silbatazo al irse al ataque con todo su arsenal.

Dicha iniciativa tuvo sus dividendos muy rápido, apenas al minuto nueve en un centro del francés Jérémy Ménez al área donde Oribe Peralta le acomodó el esférico a Henry Martin, quien fue desestabilizado por el uruguayo Gerardo Alcoba para que se decretara la pena máxima.

El encargado de ejecutar desde los once pasos fue el paraguayo Cecilio Domínguez, quien lo hizo perfecto con disparo a la derecha de Orozco, quien se lanzó al sector contrario.

La anotación le dio más ímpetu a los de casa sobre unos coahuilenses que no eran capaces de retener mucho tiempo el esférico y tampoco de generar peligro al frente.

Las Águilas consiguieron la segunda anotación en un tiro de esquina por derecha al área, donde el paraguayo Bruno Valdez se levantó para conectar un remate de cabeza sólido pegado al poste contrario, que hizo inútil el vuelo de Orozco al minuto 23.

 

SANTOS FUE POR MUCHO, MEJOR

Parecía que América encontraría la tercera anotación, pero en ese afán de ir al frente descuidaron su cuadro bajo, lo que aprovechó la visita para hacerse presente en el marcador al minuto 40.

Todo se originó en un pase filtrado del uruguayo Brian Lozano para su compatriota Jonathan Rodríguez, quien en mano a mano con el portero argentino Agustín Marchesín, salió vencedor al poner en el fondo de las redes el balón al minuto 40, e irse así al descanso.

Los de la Comarca Lagunera tuvieron dos claras para finiquitar el juego. Primero un disparo de Rodríguez al travesaño y después un mano a mano del propio Jonathan que Marchesín rechazó.

El técnico Miguel Herrera necesitaba que su equipo se volviera a meter, por lo que movió sus piezas con el ingreso del colombiano Andrés Ibargüen, el problema fue que nuevamente careció de certeza.

Primero al minuto 59, un remate franco de Oribe que se fue a un lado y después al 75’, Uribe solo dentro del área, voló su disparo cuando tenían para mucho más.

Estas fallas fueron determinantes, ya que a seis minutos del final, Santos aniquiló la serie al empatar el juego por medio del recién ingresado Jesús Isijara, quien por derecha prendió un disparo pegado al poste contrario para firmar el pase a la serie por el título contra Toluca.

El arbitraje estuvo a cargo de Jorge Pérez, quien tuvo una labor regular. Amonestó al argentino Carlos Izquierdoz (45’) y al uruguayo Brian Lozano (88’) por la visita. Por América, al colombiano Mateus Uribe (57’) y Henry Martin (71’).