HITOS / LE GANA LA PASIÓN

  • La Prensa
  • en Deportes

María del Rosario Espinosa no sólo es una campeona dentro del tatami sino también afuera. La triple medallista de los Juegos Olímpicos en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016 ha dado una muestra de humildad una vez más.

La sinaloense se despoja de sus triunfos y convive con la gente que la admira para darle consejos en cada uno de sus movimientos, en esta disciplina que tantas alegrías le ha dado a nuestro país. La joven delegación de para-taekwondo se encuentra compartiendo escenario con la selección mexicana de taekwondo y María toma su papel de “GRANDE”. Uno a uno muestra sus secretos a los jóvenes, quienes están de estreno en el CNAR.

El parataekwondo llegó para quedarse. Es una rama de esta arte marcial, el cual le brinda la oportunidad a las personas que no tienen una extremidad a ser parte de este deporte. En México, apenas se está promocionando y cuenta ya con tres seleccionados.

Claudia Romero, Jessica García y Francisco Pedroza ha colocado a México entre los 10 primeros del ranking de la Federación Mundial. Y María Espinoza ha sido pieza fundamental al entrenar con los jóvenes y exigirle que le peguen y que muestren su garra y pasión en el tatami.

Es un gusto ver a una figura del deporte azteca que se despoja de lo que es para mostrar su humildad. México empieza hacer ruido y no dudamos que llegue a los primeros lugares del top 10 ranking de la Federación Mundial de Taekwondo, porque el talento lo tienen de sobra.

Una felicitación al director de la Conade, Alfredo Castillo Cervantes, quien ordenó abrir las puertas del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento a los jóvenes de la selección mexicana de para-taekwondo, quienes sin duda, lo disfrutan y gozan al estar en un escenario de primer mundo, y aún más, al lado de sus ídolos como María del Rosario Espinoza.

@eliasmoreno24