La medallista olímpica Soraya Jiménez, uno se sus ídolos

Tokio 2020, el gran sueño de López Ferrer

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

Por.  ELÍAS MORENO
Fotos: Luis M. Acevedo
Es un deporte de familia. La Halterofilia se ha convertido en un estilo de vida. Pero Ana Ferrer tiene su objetivo muy claro: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Como mujer se ha levantado en varias ocasiones tras sufrir discriminación, lesiones, inclusive cuestionamientos por practicar el deporte de levantamiento de pesas.
Originaria de Xalapa, Veracruz, a sus 23 años, Ana Gabriela López Ferrer se inspira en otra grande del deporte mexicano, Soraya Jiménez.
Ferrer se encuentra concentrada en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) y señaló que gracias a las autoridades de Conade, ahí ha encontrado todo para estar peleando su boleto rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio.
Ferrer, quien vivió una pesadilla tras sufrir una ruptura de ligamentos y meniscos, señaló que a pesar de no ser nadie, y tener que separar su vida de lo que más ama: su deporte, en el CNAR, la Federación Mexicana de Halterofilia y en Instituto Veracruzano del Deporte encontró el apoyo para seguir adelante.
Su regreso ha sido brillante como su carrera deportiva y la prueba de ello, es que se encuentra peleando un boleto para iniciar su camino olímpico, que son los Juegos Centroamericanos y después los Panamericanos.
LA HALTEROFILIA, UN ESTILO DE VIDA
A pesar de que es un deporte satanizado debido a los anabólicos y ser consideradas “machorras, Ana Ferrer sale al paso y señaló que es un gran deporte, al cual las autoridades se encuentra limpiándolo y gracias a eso, se ha dado mayor credibilidad.
“Siempre encontramos obstáculos. El dopaje siempre está presente, pero los que trabajamos y nos esforzamos al máximo para dar lo mejor de nosotras, no tenemos problemas porque lo hacemos con amor al deporte”, dijo la pesista.
Ferrer aseguró que su deporte, a pesar de ser cuestionado es una gran disciplina, por ello se enamoró muy pequeña, y se siente agradecida por la disciplina que le imprimió a su vida.
“Nos han tachado de machorras, nos dicen que no seremos mamás, o bien que usamos anabólicos, pero no se fijan en el tremendo esfuerzo que hacen varios deportistas para mostrar todo lo contrario sobre la tarima”, dijo la veracruzano de 23 años de edad.


LA MUJER, EL SEXO FUERTE DEL DEPORTE
“Las levantadoras mexicanas son muy fuertes. México es potencia a nivel femenil, siempre hemos estado bien clasificadas y hemos dado la cara por el país, somos el sexo fuerte ahora nosotras, eso me motiva más y yo quiero ser como ellas también”, afirmó la deportista.
Ana pide nada más que se dé una repasada a los libros de historia del deporte mexicano, donde la mujer siempre ha sacado la cara por el deporte. “Realmente las mujeres son entregadas a lo que hacen y lo realizan con pasión. Y la prueba está ahí”, dijo.

SORAYA JIMÉNEZ
Al hablar de sus ídolos, sin titubear la originaria de Xalapa, Veracruz, señaló a una grande del deporte mexicano: Soraya Jiménez, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.
“Me pongo a ver videos de las competencias que tuvo Soraya. Es una gran inspiración que, a pesar de que nadie creía en ella, se plantó en la tarima y demostró su grandeza para poner a México en los reflectores del mundo”, dijo la deportista veracruzana.
Subrayó que Jiménez Mendibil también era una deportista chaparrita. “Soraya era bajita como yo, aunque su división era de 58 kilos, era más ancha en brazo y pierna. Siempre fue un emblema en las pesas y la primera mujer en darnos una medalla de oro en este deporte, y fue olímpica”, dijo.
López Ferrer destaca lo guerrera que era Soraya y lo mucho que trabajo para poder llegar a la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Sidney.
“La verdad es un ejemplo del deporte mexicano. Soraya siempre estuvo como una guerrera para cumplir su sueño y lo cumplió, ahora nos toca a nosotras seguir sus pasos y seguramente, lo lograremos por el apoyo desde el CNAR, el Instituto Veracruzano, o bien la misma federación”, subrayó.


EL REGRESO DE ANA
Tras cumplir tres años de inactividad, debido a una lesión. Ana Gabriela López Ferrer regresó inspirada y la prueba de ello fueron las tres medallas de oro que obtuvo en el Campeonato Centroamericano, además del séptimo lugar en el Campeonato Mundial en Anaheim.
El día de Ana inicia a las 7:00 de la mañana y no tiene hora para terminar. La veracruzana, quien se encuentra en el CNAR, combina sus entrenamientos con sus estudios en Dirección Deportiva a través de Internet.
Dirigida por el chino Chen Xian, Ana, quien el próximo 30 de marzo en Monterrey, buscará alcanzar su calificación a la eliminatoria de Republica Dominicana para buscar el boleto a Juegos Centroamericanos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

Choque de grandes

Foto: AFP/AFP